Autor: Agencia DMT

Agencia Periodística de diario Desde Mi Trinchera
Opinión

Matrimonio: sólo hay uno.

Para hablar del matrimonio, como sacramento espiritual que fue santificado y bendecido con la presencia física del Señor Jesucristo y su Santa Madre María en las Bodas de Cana, necesariamente tenemos que referirnos a la importancia y la centralidad de la familia, en el orden de la persona y a la sociedad, que está dependiente y subrayada en la Sagrada Escritura:

“No está bien que el hombre esté solo”(Gn.2,18). A partir de los textos que narran la creación del hombre (cf. Gn.1, 26-28; 2,7-24) se nota cómo-según el designio de Dios-la pareja constituye “la expresión primera de la comunión de personas humanas” (Concilio Vaticano II, Const. Gaudium et spes, 12:AAS58 (1966) 1034).

Opinión

El hombre que, desde Guayaquil, enfrenta a Chávez, Evo y Correa

¿Quién querría ahora vivir en Bolivia y Venezuela?, se pregunta el alcalde opositor de Guayaquil, Jaime Nebot, avizorando para Ecuador tiempos de escasez y división si el gobierno impone su receta de nuevo socialismo a través del proyecto de Constitución.

De 61 años, este liberal que hace ocho dirige la ciudad más próspera y poblada de Ecuador, es el lado opuesto del presidente Rafael Correa, con quien tuvo un trato cordial que mutó hasta convertirse en una abierta lucha en la que ambos se desafían con su popularidad y poder de convocatoria.

Opinión

“Régimen de Transición”

Diversas y severas críticas pueden formularse al proyecto de Constitución que próximamente será planteado para la decisión del pueblo ecuatoriano. La verdad es que los señores asambleístas de la mayoría, en múltiples ocasiones, con sus peligrosas ideas sobre la que debería ser la estructura del Estado, consignaron, en dicho proyecto, muchas normas con las que, de manera poco responsable, ponen en gravísimo peligro el equilibrio de los poderes y la democracia…

Opinión

Dios en las constituciones Ecuatorianas

Con la Constitución Política, dada en el Palacio del Reino de Quito, el 15 de febrero de 1812, con el Pacto Solemne de Sociedad y Unión entre las Provincias que formaron el Estado de Quito, se puso en primer lugar el nombre de Dios, como reza en su texto “En el nombre de Dios Todopoderoso Trino y Uno.

El pueblo Soberano del Estado de Quito, legítimamente representado por los Diputados de las Provincias libres que lo forman, y que se hallan en este Congreso, en uso de los imprescriptibles derechos que Dios mismo como autor de la naturaleza ha concedido a los hombres para conservar su libertad, y proveer cuando sea conveniente a la seguridad, y prosperidad de todos”…..

Comentario

Siguiendo con Ingrid…

Es verdad, puede che alguien haya pagado dinero para liberar a Ingrid y que la operación de rescate haya sido una farsa. Si nos gusta y nos hace bien, hasta podemos llegar a pensar que tampoco existió la historia de esa mujer, y que ella pasó seis años y más escondida en alguna mansión regal para crearse una imágen de víctima que muy bien le saldría para su próxima candidatura a la presidencia. Si pudieron engañar al mundo con el hombre paseandose en la Luna, tiene que haber sido un juego tomarnos el pelo a todos con algunas fotos (muy pocas, en realidad…) de la mujer disfrazada de prisionera. Muy buena actriz, eso s¡.

Lo que quiero decir, es que lamentablemente estamos muy acostumbrados a mezclarlo todo. No sé si el rescate fue pagado ni quien lo pagó. Sencillamente, ahora no me ahora. Seguramente no lo pagó la misma Ingrid ni tampoco fue ella quien pagó el sueldo a aquellos brutos para que la detuvieran casi siete años. Los juegos políticos no son alguna novedad y la basura que hay por todo lado tampoco. Pero… aún así… No serían ni Uribe ni los Estados Unidos o quien sea a perder su cara por el rescate, sino los guerrilleros que, aceptando la liberación de su “rehén de oro” en cambio de dinero, han declarado el fracaso de su ideología y de toda su historia…

Comentario

Ingrid, ¡por fin!

Quisiera interrumpir por algunos minutos el flujo de amargura de estas páginas, y no por no sentir yo las preocupaciones que viven Ustedes en su piel cada día. Me parece muy importante, hoy, quedarse aprovechando de un momento de verdadera y profunda felicidad por la liberación de aquella preciosa mujer que es Ingrid Betancourt.

Su historia ha sido nuestra historia. Estuvimos con ella en los pensamientos, sufriendo por sus fotos y sus cartas, por lo demás imaginando. Seis años y cinco meses sin nada…