21 julio, 2024

La salud

“La primera riqueza es la salud”. R. W. Emerson

“La investigación de las enfermedades ha avanzado tanto que cada vez es más difícil encontrar alguien que esté completamente sano”. Aldous Huxley

La salud es el difícil equilibrio de alcanzar un cuerpo sano, con un espíritu y mente sanas. Por ello no creo posible gozar de una salud perfecta ya que ese equilibrio no se da o, acaso si se da, será por breves lapsos de tiempo.

navidad2En un planeta enfermo como el nuestro, es difícil lograr que quienes lo habitamos estemos sanos. Es asombroso ver la cantidad de enfermedades que padecen también plantas y animales, para mencionar a otros seres vivos y cómo sus enfermedades nos afectan. Así tenemos que en los ciclos de la vida, las ultimas altas cifras de mortandad que se están dando, en varios lugares,

en la población de abejas con infecciones y otros males, está afectando a las plantas y cultivos y con ésta afectación a los seres humanos y animales por las pérdidas de cosechas y con ellas de alimentos. Por ello considero que la salud tiene varias lecturas, la individual y personal de cada ser humano, la de la sociedad a la que pertenecemos, las de cada raza por las afectaciones genéticas y las de sus países, para concluir, con las enfermedades planetarias que nos afectan a todos los humanos.

Ello crea un complejo manejo para lograr niveles de buena salud por continentes, países, zonas climáticas y otros factores. Hay enfermedades que se consideran masivas y otras raras. Las primeras son noticias de preocupación mundial las segundas son comentarios o documentales.

Para las primeras, por el volumen de negocios,entre otras razones, hay fondos de investigación, laboratorios y médicos trabajando contra esas enfermedades; las segundas, reciben limitadas o ninguna ayuda y son casos de estudios y documentación específicos.

La salud, desde otra lectura, es un gigantesco negocio y permanente desafío para gobiernos, políticos y autoridades sanitarias, hablar de ello y todas sus vinculaciones y consecuencias, desborda los límites de esta reflexión. Por ello nos limitaremos exclusivamente a la salud individual o personal.

Cada ser humano genera por medio del poder de su mente una serie de situaciones y acciones en varios campos, entre ellos el de su salud, por lo que cada ser humano, repito, es no solo responsable de su salud en cuanto a evitar enfermedades, sino que además en todos los procesos de curación cuando se ve afectado por ellas, en los campos físico , mental y espiritual.

Pienso que la salud a partir de cierta edad y madurez mental es una actitud ante la vida y una filosofía para vivirla. La vida es un regalo que recibimos todos y que dependiendo de muchos factores nos puede traer felicidad o dolor y uno de los factores para ello, en uno u otro sentido,, es la salud.

Con los siguientes pensamientos de grandes personajes podríamos aproximarnos a entender lo que es nuestra salud desde diversas visiones.

Tenemos de John Ray: “Las enfermedades son los intereses que se pagan por los placeres”. De Seneca: ”Una parte importante de la curación consiste en querer ser curado”. De François de la Rochefoucauld: “Querer conservar la salud siguiendo un régimen demasiado rigurosos es una enfermedad irritante”, o de Salomón: “La mejor medicina es un ánimo gozoso”. Finalmente de Hipócrates: “Que tu alimento sea tu única medicina”.

Así que con este último pensamiento podríamos decir: de lo que alimentes tu cuerpo pero también tu mente y tu espíritu, dependerá tu salud.

Finalmente:“Nos preocupamos y cuidamos más la salud de nuestros vehículos que la de nuestros cuerpos.”
Joseph Garzozi Buchdid

Tomado de pensar.ec

Artículos relacionados

Las Perchonas

Dice el refrán popular que la mujer contrae matrimonio: de los 20 a los 25, si ella quiere, de los 25 a los 30, si él quiere, y de los 30 en adelante, si Dios quiere.

Estos primitivos conceptos eran tolerados por la sociedad ecuatoriana hasta los años 70, pero, actualmente, cuando la mirada moderna se nos impone en este mundo globalizado, la lectura debe ser con un lente diferente, de respeto al ser humano.

Hoy en día, nosotras ingresamos en igual número que los varones a las universidades, y por ello entre los 20 y los 25 nos encontramos estudiando; de los 25 a los 30 buscamos incorporarnos en un escaso mercado laboral a un trabajo estable; y, algunas, inclusive, estamos estudiando un cuarto nivel de educación.

¿Quién es realmente este hombre?

Cierta vez escuché decir a un entrañable amigo y sacerdote, desgraciadamente ya fallecido, que Jesús, siendo el hijo de Dios y siendo el personaje más maravilloso de toda la humanidad, nació en un humilde pesebre, rodeado de la más grande pobreza, rodeado de animalitos, y hasta de los deshechos que estos evacuaban (por decirlo de una mejor forma).

De aquello, la historia da plena fe a través de documentos en los cuales se destaca una carta del SUPREMO EMPERADOR, EL CESAR, quien un tanto preocupado por los comentarios que a él le habían llegado, le pregunta a su gobernador, Poncio Pilatos: “Me he enterado que allá existe una persona llamada Jesús que dice ser el Rey de los judíos. Podrías describirme quien es realmente ese Jesús, pues el único Rey y señor soy yo”. Pilatos le responde, y le dice: “Jesús es un individuo de pelo largo y ensortijado, color oro, y se peina con la raya en medio al estilo Nazareno. Su barba, del mismo color de su pelo, es también partida en la mitad. Viste humildemente una túnica y sandalias. Es prácticamente imposible sostener su mirada directamente a sus ojos. NO VISTE COMO UN REY, PERO TIENE TODO EL PORTE DE UN REY”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×