25 mayo, 2024

Voté por la vida

Si, así fue, en la consulta popular y en el referendum, vote por la vida, por el empleo y en contra de la corrupción. me alegro que mis compatriotas me den la razón en 9 de las preguntas puestas a consideración del pueblo. pues, en dos de ellas, triunfó la tesis contraria.

Le corresponderá a la Asamblea Nacional (A.N.), la redacción de las reformas tanto a la constitución, como a varias leyes que se reformaron, el día de las elecciones próximas pasadas, (consulta y referéndum). tareas que en unos casos son de inmediato cumplimiento de la asamblea nacional y en otros de inmediato cumplimiento a través de las comisiones legislativas y/o de alguna comisión especial, como lo ha propuesto el presidente de la asamblea, señor kronfle.

No faltarán, dentro de la A.N. , y de fuera de ella, quienes le quieran buscar “la quinta pata al gato” y pretendan distorsionar tales pronunciamientos del pueblo ecuatoriano, por ej., aquella que le permite a las fuerzas armadas y a la pp.nn. apropiarse inmediatamente de las armas incautadas, que son de uso exclusivo de las fuerzas del orden y del ejército nacional. serán los jefes militares y policiales, los que determinarán que armas y a quienes, se les entregarán tales armas incautadas y qué armas, simplemente las destruirán, por cuanto, por ej., cuchillos utilizados en las cárceles o en las calles por los malandros, para realizar sus crímenes y otros artefactos encontrados en sus requizas y operativos a sectores barriales y en domicilios, donde las encontraron.

El pueblo ecuatoriano votó sí en 9 preguntas y votó no en dos de ellas (la D y la E) mayoritariamente en época colegial, cuando un equipo le ganaba al contrario por más de tres goles, decíamos, les ganaron por paliza., aquí cabe también utilizar la misma expresión deportiva en este acto electoral.

Por otra parte, el no, de la preguntas D y E, demuestran que el pueblo no confío en los empresarios, grandes comercios e industrias y en algunos emprendedores grandes y tampoco creyó que un organismo de resolución de conflictos entre inversionista extranjeros y el ecuador , pudiera ser imparcial en sus fallos. es una pena, que haya preferido confiar más en los fallos nacionales, específicamente en tales casos controversiales, que en tal organismo internacional, donde sí hemos recibido sanciones económicas fuertes, propiciados en unos casos por cambios intempestivos en los contratos firmados por ellos, por el estado ecuatoriano unilateralmente, o por malas actuaciones de quienes asumieron la defensa del ecuador en ese especie de juzgado internacional.

También queda la duda, si se hizo oportunamente la explicación al pueblo de la necesidad de apoyar tales preguntas, rechazando también, en mi criterio personal equivocado, la contratación por horas, para quienes no tenían empleo y para quienes si lo tenían y querían tener un ingreso extra. sistema que con tanto éxito los tienen desde hace muchos años los americanos y los alemanes y quizás otros países europeos, que atrae tanto a los migrantes para llegar a tales países a riesgo de sus vidas, para ganar más dinero y ayudar a sus compatriotas económicamente. de estas ayudas económicas hablaremos en otra ocasión.

Esperemos que la asamblea nacional cumpla con su cometido, esta vez ordenado por el pueblo en las urnas sin condicionamientos ni distorsiones, por el bien de los ecuatorianos.

Artículos relacionados

Definitivamente, Dios nunca pierde

Debo confesar que, en estos precisos instantes en que estoy preparando esta nota, me invaden una serie de indescifrables sentimientos. Bueno, por la tremenda importancia del tema, es entendible lo que me pasa. Además, sin lugar a duda alguna, estas similares sensaciones las están experimentando Incluso cientos de miles de ecuatorianos más.

Todo empezó con esa convulsionante conformación de la Asamblea Nacional Constituyente, convertida luego en un gigantesco putamadral, y que en la actualidad únicamente con nombre cambiado, sigue protagonizando problemas al país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×