Comentario

El sabio ignorante

Había una vez un sabio.

Vivía preocupado por las cosas complejas y los problemas fundamentales.
Las incógnitas del universo eran su mundo.

Solía ir a la playa para pensar.
Acostumbraba a caminar por ella antes de trabajar.
Un día mientras lo hacía, vio una figura humana en la playa que se movía como un bailarín.
Se sonrió al pensar que alguien bailaba.
Apresuró el paso y al acercarse vio que se trataba de un joven y que este no bailaba, sino que se agachaba a recoger algo y suavemente lo lanzaba al mar.
Se le acercó y lo saludó:
– ¡buenos días! ¿Qué estás haciendo?-
El joven hizo una pausa y dándose la vuelta respondió:
-arrojo caracoles al océano-.
– ¿Supongo que debería preguntar por qué arrojas caracoles al océano?
– Hay sol y la marea está bajando. Si no los arrojo al mar pronto morirán-.
– Pero joven -dijo el sabio- ¿no te das cuenta que hay miles de millas de playa y millones de caracoles de mar?. ¿Realmente piensas que tu esfuerzo tiene sentido?
El joven lo escuchó respetuosamente, luego se agachó, recogió otro caracol y lo arrojó al agua más allá de las olas.
– ! Para este, tuvo sentido ! –

La respuesta sorprendió al sabio.
Se sintió molesto… no sabiendo qué contestar, dio media vuelta y regresó a su casa a pensar.
Durante todo el día mientras pensaba y repensaba, la imagen del joven lo perseguía. Intentó ignorarlo pero la figura del joven persistía.
Finalmente al caer la tarde se dio cuenta de que a pesar de ser tan sabio, se le había escapado lo esencial de la acción del muchacho.
Se dio cuenta de que éste había escogido no ser un mero observador del universo, sino que elegía participar activamente y dejar su huella en su perfecto ordenamiento.

Se sintió avergonzado.
Esa noche no pudo dormir.
A la mañana siguiente se despertó preocupado: se levantó, se vistió y fue a la playa. Buscó y encontrando al joven, pasó junto a él durante todo el día arrojando caracoles al océano.

La vida no está llena de hechos complejos o trascendentales.
Nuestra existencia no es de eventos épicos o cosas muy importantes.
Nuestra interacción con el universo está llena de pequeños momentos y hermosas cosas que nos llenan la existencia.

1 Comentario

  1. Avatar
    Alba Acuña

    Muy bonito mensaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *