Opinión

¡Marché! ¡Marcharon! ¡Marchamos!

La gesta del 24 de enero de 2008, no fue “concentración nacional”, fue Marcha de guayaquileños por Guayaquil.
Y ésto hay que aclarar para diferenciarla de la que el Gobierno organizó el 19 del mismo mes.  A sabiendas de que si hacía marcha solo de guayaquileños le  iba a fallar, optó por hacer “concentración”, con lo que justificaba la traída de la gente de todos los lugares de la patria, para lograr en un festival farandulero tener gente en Guayaquil.
La marcha del 24 no fue de miles de gente, sino de cientos de miles, que cubrieron toda la avenida 9 de Octubre hasta el Puente 5 de Junio-más de 20 cuadras y más de 2 Km., las intersecciones de cada calle y las dos paralelas a la 9 de octubre-V.M Rendón y Vélez-
Otra realidad es que la marcha no era solo por Guayaquil sino, muy especialmente contra el Gobierno y su Presidente Correa, por todas las agresiones contra nuestra Ciudad.
En ese agitar de las banderas azul y blanco por manos de jóvenes, niños, adultos y ancianos/as había un grito intrínseco de protesta contra el Presidente; las pancartas portadas por gente  de todos los barrios, desde los suburbanos hasta los residenciales, así lo demostraban.
A las 14 del día cuando llegué al Centenario, con un grupo de personas, ya la calle estaba “tomada” por la muchedumbre; avanzamos a la fuerza entre ese río humano hacia el Malecón, debimos hacer algunas paradas y usar las veredas, porque el torrente era interminable.
En esos descansos pudimos leer pancartas y letreros, grandes y  chicos en los que todos hacían alusión al Presidente Correa o su gobierno: frases de dura protesta, frases irónicas, de burla, de indignación y gritos  que salían de los pechos de algunos grupos: “¡Esto no es pagado, Nebot se lo ha ganado…!”
Vi y saludé con personas que habían votado por el actual Presidente y que hoy reflejaban muy seguros su descontento, dispuestos a hacerle frente “a la dictadura”, al “emperador”, al “déspota”, etc., como rezaban sus letreros.
La verdad es que la reacción contra la omnipotencia ya estalló, ricos y pobres con bonos y sin bonos, estaban en la marcha, salieron  por su cuenta, su libertad de decisión fue formidable.
Alguien del gobierno censuraba que los empleados y obreros municipales estuvieron en la marcha; esa es  una obligación moral y cívica que los honra, porque cada uno de ellos actores de la obra municipal, como obreros, empleados, directores o jefes tienen el deber de defenderla.
 Indudable que esta marcha es un hecho histórico, que debe ser anotado así:
La reacción de Guayaquil, contra toda fuerza opresora y destructora comenzó el 24 de enero de 2008, con una marcha de cientos de miles de guayaquileños, nacidos y/o afincados en ella, cubrió la avenida 9 de octubre hasta el Salado sobre el puente 5 de junio cuyo nombre evoca a la gran epopeya del triunfo del liberalismo, por uno de  los más preclaros hombres del Ecuador, Eloy Alfaro, quien tanto amó y respetó a esta Ciudad.
Y creo, con  toda seguridad, que su espíritu rebelde nos ronda y nos guía; vale transcribir aquí fragmento de uno de los saludos que el gran luchador hiciera a Guayaquil en febrero de 1906 y que parece lo hubiera escrito hoy.
 (Libro “Eloy Alfaro-Correspondencia y otros documentos” Pág. 360)
“A los habitantes del Guayas”
“¡Guayaquileños!.
“Entre los pueblos libres es vuestra la primera fila, por los heroicos sacrificios que en toda ocasión estáis listo a rendir en pro de las libertades públicas de nuestra Patria”.
“Pero en la última jornada de Enero, digno complemento de la imperecedera de junio del 95, os habéis sobrepasado a vosotros mismos…” “Desde la cumbre de los Andes vuestros hermanos, los vencedores del chasqui os contemplaban asombrados y os aplaudían con frenesí: digno tributo al legendario pueblo del 9 de octubre y 6 de marzo…”

0 Comentarios

  1. Avatar
    Zoraida Plúas García

    Señora Lily:
    Me alegra mucho poder comunicarme con usted. Referente a este artículo el Sr. Alcalde Ab. Jaime Netot, le envío una carta de agradecimiento.
    Admeás le comunico que Julie Wohl, recibió su carta. La misma que le agradece por la información. Puede comunicarse conmigo a la siguiente dirección: zoraidapluas@hotmail.com
    mi teléfono es 2599100 ext. 2109
    saludos cordiales,

    Zoraida Plúas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *