20 julio, 2024

Poesía de la estación del Tren

Puede ser poema, porque es un escrito determinado y en verso, pero a la vez es poesía, ya que abarca lo que para mi concepto es la belleza de la experiencia que se vive en la estación de tren de Varanasi, India. Por eso titulé a este escrito “Poesía de la estación del tren”.

Como prefieran los lectores.

Para mí, he aquí la poesía (y poema):

“Ratas se desbordan por los rieles del tren. Ratas se pasean por todo el andén.

Ratas pequeñas, ratas más grandes, ratas hambrientas, ratas a millares.

Niños leprosos, niños sin brazos, niños desnutridos, niños descalzos. Hombres mugrientos, hombres miserables, mujeres mendigas, seres despreciables.

Ratas y niños, hombres y mujeres, basura y pestilencia, ¿eso es lo que quieres?

Parecieron horas, parecieron días, parecieron siglos, mientras los veía.

Las ratas avanzaban, los niños suplicaban, ¡Rupi! ¡Rupi!, los hombres y las mujeres en la basura hurgaban.

Llegó la policía, a los niños golpeó, a los hombres dispersó y a las mujeres amenazó. ¡Chaló! ¡Chaló!

Y mientras la policía su autoridad ejercía, con un palo en la mano, ¡Chaló! decía, las enormes ratas, las dueñas del lugar, seguían tranquilamente con su misión de espeluznar.”

FIN

Artículos relacionados

Celos divinos

Tengo celos de Dios, celos divinos porque quiere llevarte de mi lado siendo Él, el que unió nuestros destinos y ahora quiere dejarme desdichado. ¿Será porque encontré en tus amores la paz […]

Prueba y Error

Pecho inflado, sueldo ganado
Siempre en mi ruta, bien caminado
Aplausos y gestos reconfortantes
En mi rostro un buen semblante

Con cada vuelo sentía ganar
Y en cada escenario conquistar
Nunca se extraña sino se pierde
Nunca se sabe hasta que aprendes

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×