20 julio, 2024

El Águila y las elecciones

De entre todos los animales del aire, el águila es la más majestuosa, impresionante y dominante del mundo. La visión del águila es el más grande instrumento de poder sobre la tierra, desde el aire. Las águilas, pueden ver cuatro o cinco veces más lejos que un humano, lo que significa que tienen el 20/5 o 20/4 de una visión en condiciones visuales ideales. La visión del águila está llena de colores y singulares matices que no lo posee el ojo humano, ver como el águila implica un nuevo entendimiento sobre la vida, la naturaleza y lo cósmico. La visión es el más importante de los sentidos de las aves, dado que es esencial para un vuelo seguro.

Hay que aprender del águila, su condición excepcional, su virtuoso don, su capacidad innata para ver desde lejos y desde las alturas. Propongo que estos tiempos sean llamados “tiempos del águila”, puesto que donde estemos y no importa cómo estemos, hay que aprender a ver más lejos de lo habitual, ver bien todo lo que nos rodea, ver lo que estoy y estamos haciendo, ver donde no he visto, advertir los riesgos innecesarios de nuestros emprendimientos, elevarnos en pensamientos para saber el camino correcto, vigilar (velad, dice el evangelio) nuestras resoluciones, cuidar que todo sea para nuestro bien y beneficio de la sociedad.

Veo al presidente Correa como un águila. Sin duda posee una extraordinaria visión política, su agudeza y perfil político lo han hecho un triunfador y le han permitido ejercer, desde el poder un cambio fundamental en las estructuras de la institucionalizad del estado. Ha liderado un cambio, eso es innegable, visible, constatado. Pero las últimas elecciones del 23 de febrero las acaba de perder. Su poderoso movimiento PAIS ha sido derrotado en su aspiración de ganar importantes alcaldías y prefecturas. La derrota en Quito, Guayaquil, Cuenca, Machala, Santa Elena, Babahoyo, Quevedo, entre otras es significativa y no es cualquier pérdida.

Ahora pensar que este el fin de su gobierno y de él mismo; el fin de su liderazgo y de su gran carisma, eso no lo creo y niego que así sea. Repito tiene visión de águila: sagaz, sabe ver. Sabe que está enfrentado a serios correctivos, tanto en su gabinete, en la dirigencia de PAIS y en el manejo mismo de esta llamada alianza PAIS, que más parece un todos contra todos, en el cual cada uno jala agua para su propio molino en vez de sostenerse mutuamente en pos de un proyecto político a largo plazo.

El resultado reconoce un equilibrio de fuerzas, una ecuanimidad. Estoy totalmente seguro que aquí nadie quiere tumbar al gobierno. Es un resultado adverso. Terriblemente contrario o también puede ser la voz del pueblo que habló y se expresó. Allí depende la visión del águila, la visión del estadista. Por eso digo: estos son tiempos del águila, hay que ver bien para no chocarnos, para no irnos en caída.

Artículos relacionados

Las futuras elecciones

Para algunos políticos la patria es solo un enunciado que se utiliza para tener el poder. Me indigna observar cómo se pretenden rifar a la nación. Es como si fuera el trofeo […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×