Autor: Francesco Aycart

@fmaycart - Guayaquileño, Barcelonista, Socialcristiano y anticentralista
Opinión

¿Quién más me acompaña en esta cruzada?

Entre cortinas de humo, idioteces y globos de ensayo, los señores asambleístas del Gobierno, siguen “diseñando” la nueva Constitución de la república bolivariana de Ecuador, a gusto y medida del Excelentísimo Rey Rafael primero, es decir, que a más de las soberanías territoriales, de cuerpo, de goce sexual, alimentaria, y no sé que otras soberanas payasadas, se desea permitir al eterno candidato, que automáticamente y por una sola ocasión se pueda reelegir, decisión que a mi criterio, la percibo como una medida justa y adecuada, considerando que si el mandato de los mandantes al mandatario, (para utilizar el meta lenguaje socialista del siglo XXI), dice que este continúe, él debería hacerlo…

Opinión

Mijo, usted sabe que no me gusta que digan malas palabras

Haciendo eco a mi entrega anterior de este periódico digital, nuevamente puedo mencionarles, que los de este desgobierno siguen y siguen elevando globos de ensayo, y luego de alguna medición, determinan si continúan con la propuesta, o con la mayor cara de tuco, y desparpajo, se desdicen y argumentan tonterías, como la mencionada por el Presidente del Banco Central, en el sentido que la disposición de eliminar el Archivo histórico del Guayas, fue un mal entendido del gerente de la Sucursal Mayor de dicha entidad, e incluso llegando a mencionar que había recibido una llamada de su Majestad Rafael primero, y que su orden era que respete el convenio que tiene vigencia hasta el año 2030, “Tan bueno que es el señor Correa, deberíamos erigirle un momento por ser el nuevo héroe de la cultura guayasense”.

Opinión

Payasadas, idioteces y globos de ensayo.

Es para aburrirse, pero este desgobierno y sus acólitos, no dejan de lanzar rumores, cual globos de ensayo, y según la reacción popular sobre los mismos, siguen con el tema, o con el mayor de los desparpajos, incluso desafiando o amenazando a quien más puedan, se retractan del contenido del rumor, e indican sin la menor vergüenza en la cara, que la opinión publica a mal informado a la ciudadanía, o que se tomó fuera de contexto lo que ellos querían indicar realmente…