Un grupillo de personajes, ex presidentes de diferentes países latinoamericanos y pertenecientes al Foro de Sao Paulo, muchos de dudosa reputación, han enviado una carta al Secretario General de la Interpol, Jürgen Stock, manifestándole su preocupación por la “pretensión” de ciertos gobiernos Latinoamericanos de utilizar la institución, (léase Interpol) como una herramienta de persecución política. 

Esta persecución política a que se refiere este grupillo, tiene relación a la Difusión Roja que ha realizado el gobierno ecuatoriano, para que ubiquen y detengan al conjunto de prontuariados encabezados por Correa, una vez que se han cumplido todas las formalidades dentro del juicio en el que fueron sentenciados por peculado.

El grupillo invoca el articulo 82 del Reglamento Interno de Interpol que prohíbe toda actividad o intervención en cuestiones políticas, militares, religiosas o racial, sin tomar en cuenta que Correa no es un perseguido político como ellos pretenden hacerlo pasar, ya que fue sometido a juicio siguiendo todas las etapas que la justicia ecuatoriana contempla, y que su sentencia de 8 años es el resultante de ser el cabecilla de un hatajo que perjudico al país en el caso denominado soborno 2012-2016.

El juicio iniciado y sentenciado en contra de Correa y sus adláteres, fue según aducen tramitado en un tiempo récord para el sistema judicial ecuatoriano, lo que impidió al prófugo ser candidato, sin tomar en cuenta que    así lo establece la sentencia que en uno de sus puntos indica que pierde los derechos políticos por 25 años. 

Los firmantes de la misiva a la Interpol, deben desconocer todo el daño que el prófugo y colega de su clan ha causado al Ecuador, no obstante que sus políticas de extrema izquierda, revolucionarias y comunistoides, fueron iguales y tienen a sus países sumidos en la pobreza y el caos social, para ejemplo basta Argentina. 

Para el funcionario de la Interpol la misiva de la camarilla debe ser un simple saludo a la bandera, papel sin valor al que debe hacerle caso omiso. Lo cierto es que como bandoleros hacen fuerza común en sus trafasías.

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *