La Asamblea Nacional, acaba de aprobar la adhesión del Ecuador a la Convemar, al respecto considero necesario realizar las siguientes puntualizaciones:

La Cancillería Chilena, convocó una Conferencia sobre “La Explotación y Conservación de las Riquezas Marítimas”, que se reunió en Santiago de Chile, el 11 de Agosto de l952, con delegados de Ecuador, Chile y Perú, habiendo acreditado Colombia un observador.

La declaración de Santiago, se basó en las proclamas chilena y peruana a la que se adhirió Ecuador. Por otro lado, en 1966, el Presidente Clemente Yerovi Indaburu, con su Canciller Dr. Jorge Salvador Lara, en uno de sus primeros actos de gobierno, expidió el Decreto Supremo número 152, extendiendo a 200 millas el Mar Territorial.

El Derecho Internacional, no fijaba límites al mar territorial, permitiendo que cada Estado determine sus propios límites. Por lo tanto, era legal que el Ecuador haya sostenido su mar territorial en 200 millas.

Por otra parte, con el correr del tiempo, los Estados han elaborado y codificado el nuevo Derecho del Mar en una Convención que se conoce con el nombre de CONVEMAR. La Convención fue aprobada el 30 de abril de 1982 en Nueva York con 130 votos a favor, 17 abstenciones y 4 votos en contra, y quedó abierta a la firma de los Estados el 10 de diciembre del mismo año en Montego Bay, Jamaica. Entró en vigencia 14 años después, el 16 de noviembre de 1994 luego del depósito del sexagésimo instrumento de ratificación. Posteriormente ha recibido la ratificación o adhesión de la gran mayoría de los Estados, que hoy llegan alrededor de 150 miembros entre los que están incluidos Chile y Perú.

Asimismo, la CONVEMAR se ha convertido para muchos tratadistas en una “Constitución para los océanos”. Además es un instrumento para solucionar controversias por medios pacíficos por lo que ha creado el Tribunal Internacional del Mar, que es un organismo internacional con competencia para conocer los conflictos relacionados con los deberes y derechos que están establecidos en la Convención y que tiene capacidad para pronunciar fallos de carácter obligatorio.

También, al existir esta Convención internacional para el Ecuador era muy difícil no adherirse a ella, ya que si no estaríamos al margen del actual derecho del mar, pero cuales son los beneficios que tendríamos en la Convemar:

  • Proteger nuestras especies altamente migratorias y transzonales, como el caso del atún, mediante el reconocimiento internacional de los derechos soberanos sobre ellas. Con relación al espacio aéreo se mantiene el mismo régimen jurídico para la aeronavegación comercial, de conformidad con la normativa legal aprobada en el marco de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).
  • El ejercicio de soberanía exclusiva con fines de exploración, explotación, conservación y administración de los recursos naturales del mar en la Zona Económica Exclusiva de 200 millas, al amparo de un régimen aceptado por la comunidad de naciones, así como ejercer su defensa en caso de necesidad. Además, el reconocimiento universal de una Plataforma Continental ecuatoriana con una extensión de hasta las 200 millas y con la posibilidad de extenderla hasta 350 millas en las cordilleras sumergidas de Carnagie, Colón y Cocos, que constituyen una prolongación natural de las Islas, de acuerdo con los criterios técnicos establecidos por la Comisión Nacional sobre el Derecho del Mar. De conformidad con los estudios científicos realizados 40 Estados, entre ellos el Ecuador, poseen las características físicas y reúnen los requisitos exigidos por la Convención del Mar para tener una Plataforma Continental que se extienda más allá de las 200 millas.
  • En el marco de la Convención defender, conservar y aprovechar óptimamente los recursos naturales, particularmente los pesqueros, para beneficio del país y de su población, así como ejercer la jurisdicción para el control de la contaminación, la investigación científica marina y cualquier otra actividad que pueda afectar las condiciones de vida de las especies marinas o alterar el medio ambiente, mediante la aplicación de sus propias leyes y reglamentos

Sin embargo a pesar de todo lo expuesto, considero que la Asamblea debió socializar más el tema. También creo que el Estado ecuatoriano después de la aprobación de la Convemar tendrá que darle todo su apoyo a la flota pesquera nacional.