¿Qué culpa tiene la espina… ? – Desde mi Trinchera
Opinión Política Sociedad

¿Qué culpa tiene la espina… ?

¿“Que culpa tiene la espina si salta el sapo y se ensarta”?. Asi dice el refrán que me sirve de marco para esta entrega.Muy repetido en tiempos de los abuelos, pero hoy se ha actualizado.

No me gusta opinar sobre juicios en proceso, -sobre todo de caracter penal-, hasta no conocer el fallo definitivo y ejecutoriado, dictado por los jueces actuantes.

En el caso del femicidio a la Ab. María Belen,, ejecutado en una Escuela de Formación,de aspirantes a Policías., en el que el principal sospechoso y prófugo, es el propio marido de la Ab, fallecida, sólo me queda solidarizarme con su madre, su hijo menor de edad y con sus parientes más próximos, donde su asesinato se dio en el mismo cuartel policial, donde al parecer, se daban “clases especiales nocturnas”, en la habitación del sospechoso (???)….

Actos repudiables, donde la Ética, no supera los actos “machistas” y donde la solidaridad de los “iniciados» no actuó, en auxilio de una víctima que a viva voz, solicitaba ayuda. No hacer un acto, que legal o moralmente, estamos obligados a hacerlo, equivale a cometerlo. En material penal, el delito de omisión es mas grave, que el delito de acción.

En regímenes de formación, de las fuerzas del Orden, (Policías, FF.AA. y Agentes de Tránsito), generalmente, tal solidaridad, no se da, por respeto y disciplina, con el superior jerárquico.. Si el delito se hubiera realizado en una vivienda, en cualquier lugar de la ciudad o poblado, la ciudadanía, si hubiera acudido a los gritos de auxilio y la hubiera salvado del agresor, mas aún, lo hubiera castigado de inmediato. Sólo por miedo al agresor, hay casos en los habitantes se abstienen, pero esa es la excepción que confirma la regla.

La PP.NN., requiere una depuración de sus miembros y una mejor selección de los aspirantes, sin exignecias de acoso sexual y otras prácticas que al parecer se dan en tales “cursos” de formación, para quienes quieren ser Policías (mujeres) y aportar con su persona a a reducir, en algo, por lo menos, el crimen. (homicidios, femicidios y otros de simular calaña)

Hay dos aspectos que me voy a referir, con los que no comparto, El primero, que la PP.NN., ofrezca $20.000,oo para quienes den señales valederas del Prófugo Tte. Cáceres ???. La PP.NN., tiene la obligación moral y legal de encontrarlo y capturarlo. Más aún, si el Presidente Lasso, les ha dado un plazo para localizarlo, y encarcelarlo..¿ Cómo no van a saber, quien ayudo al Tnte. Cáceres, a sacar un bulto pesado, de una habitación y llevarlo hasta un vehículo, hasta el lugar donde fue dejado, en las afueras de la ciudad de Quito?, no creo que sea tan fácil, introducir un cadáver en, la cochera de un vehículo, sin ayuda de una tercera persona? Quien le facilitó el vehículo y cual es el vehículo que utilizó el Tte. Cáceres para el traslado? Y otros aspecto, para los cuales no se necesita ser un experto en criminalística, para, por mera intuición, lograrlo.

Esos $20.000.oo deberían entregarlos al hijo menor de la Abogada fallecida, para un tratamiento sicológico, Al igual que una justa indemnización para la madre e hijo de la ahora occisa. Es mi apreciación personal.

Tampoco me parece acertado, lo indicado por el señor Presidente Guillermo Lasso, aún cuando entiendo su justa indignación, de DESTRUIR (derrocar), EL EDIFICIO, DEL LUGAR DE LOS HECHOS,, que servía de local de capacitación y de vivienda de instructores y de aspirantes.

No me parece necesario destruirlo, para borrar de la memoria colectiva, tan horrendo crimen.

Recordemos “Las Torres Gemelas en la ciudad de N.Y. Al sitio, después de veinte años, del más horrendo acto del terrorismo internacional concurren los familiares a dejar sus ramos de flores a sus parientes o amigos que fallecieron en ese lugar..

En Alemania, ciertos edificios que quedaron en pié, en su territorio, después de la 2da. Guerra Mundial,que serván de lugares de tormentos y muertes, (Campos de Concentración), para los ciudadanos judíos capturados, los mantienen en pie, para que los jóvenes de esa generación, los presentes y futuros, lo conozcan y los Gobernantes jamás se atreban a repetir, tan tristes como horrendos crímenes.

Tal edificación de cuatro pisos de altura,, debe dejarse para un lugar de acogida, de las mujeres que sufren, acoso o maltrato, sexual o físico, de parte de sus cónyuges, o familiares o vecinos..

Espero no estar equivocado, y con este escrito,haber ayudado a orientar, como mejor proteger a quienes sufren de los “machistas”, que para desgracias del Ecuador, existen a lo largo y ancho del territorio nacional.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *