Tasas de interés – Desde mi Trinchera
Economía Opinión Política

Tasas de interés

El Presidente acaba de hacer un llamado público, pidiendo a la banca reducir las tasas de interés y ampliar los plazos de los préstamos. Fue una respuesta al clamor de las caseras del mercado de Iñaquito, que solicitan tener acceso a créditos preferenciales para microempresarios.

Por sus años de experiencia, el mandatario conoce muy bien que todo es un proceso de recuperar confianza, aumentar depósitos, hacer que regresen los capitales del exterior y deshacer todo lo que se hizo mal durante catorce años; para entorpecer, gravar y encarecer el funcionamiento del sector financiero del país

De hecho, el sólo triunfo de GLM, ha ocasionado que el volumen de depósitos haya aumentado y que las tasas de interés comiencen a descender. El promedio de la tasa activa de mayo, ya disminuyó a 8.2%, con créditos preferenciales hasta de un máximo de 6% para mayores deudores. El riesgo país también disminuyó desde la elección y más con el cambio de mando. Los bancos tienen ahora opción de acceder a líneas de crédito internacionales mucho más baratas, pero el ISD sigue siendo un obstáculo, es un impuesto perverso, debe derogarse de inmediato; está mal llamado impuesto a la salida de capitales, es efectivamente un impuesto al ingreso y evita la necesaria repatriación de capitales.

Por otro lado, el gobierno debe comenzar en forma urgente a desmantelar todo el exceso de regulaciones y absurdos que se decretaron los últimos años de gobiernos correístas, que obligaron a muchos, a desconfiar, y no querer invertir en el sector financiero; que personas honestas y entendidas, tuvieran que renunciar o escoger, entre sus actividades empresariales o la conducción de las entidades financieras.

Otras graves distorsiones, son el exceso de tasas, impuestos directos e indirectos, o más aún gravámenes disfrazados, que penalizan injustamente la actividad financiera y equivalen a una tasa impositiva del 60% para la actividad. Los impuestos en todos los países son generales, universales, no discriminan, ni gravan determinadas actividades. En Ecuador, por la antipatía que sentían por ciertos personajes, se llegaron a prohibir las corridas de toros, peleas de gallos, la propiedad o vinculación con casas de bolsas y compañías de seguros.

Los créditos a microempresarios pueden convertirse en un segmento digno de todo apoyo, incluso libre de gravámenes para los bancos que los otorguen, como un incentivo para que se interesen por concederlos. Los ahorros de todo tipo, de corto y largo plazo deben exonerarse también, como mecanismo para fomentar su crecimiento.

El Banco del Pacífico debe ser vendido en subasta pública, invitar en general a la banca extranjera a invertir en el Ecuador, tener oficinas de Representación, y competir en igualdad de condiciones con la banca nacional. Eliminar impuestos para que las personas naturales o jurídicas del Ecuador, no tengan restricciones y puedan elegir con total libertad, donde prefieren mantener sus ahorros o inversiones de capital.

Ecuador puede convertirse en un atractivo centro financiero, con más libertad y mayor seguridad. Convertirse en un país, simultáneamente atractivo para el turismo y la inversión en la región.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *