12 julio, 2024

El efecto halo-imagen

En pocas palabras, el efecto halo es un sesgo cognitivo, por el cual tendemos a clasificar favorablemente a las personas que nos gustan, aunque no dispongamos de mucha información sobre las mismas. El atractivo físico es la variable que más evoca el efecto halo.

Vivimos en una época en que las imágenes son, casi podríamos decir, todo en comunicación, evaluaciones, publicidad y, cuanto pueda expresarse con imágenes. Los teléfonos celulares desbordan su capacidad de memoria por las imágenes que tomamos, las que enviamos y recibimos.

Con los antecedentes de lo expresado en los dos párrafos anteriores, veamos en lo que el efecto halo puede afectar nuestras decisiones, en nuestra vida personal, empresarial, en nuestras elecciones políticas, académicas y en nuestros hábitos de consumo y decisiones de compras y otras.

Cuántas veces escuchamos los comentarios de que eligieron a tal o cual persona de cualquier sexo porque es guapo (a) y no por sus otros factores y calificaciones. Cuántas veces oímos que han votado, en cualquier tipo de elección, por el candidato (a) que les parece más guapo (a). Cuántas veces decidimos comprar un vehículo por como luce y nos agrada más que por la seguridad y prestaciones y aún por el precio que tienen.

Cuántas veces consumimos los productos que respaldan su publicad con rostros de artistas o modelos guapos (as). Es por ello que ya en ciertas áreas, por ejemplo la música, seleccionan al músico a contratar escuchando su interpretación sin ver su figura y rostro.

Sería también adecuado seleccionar personal para ciertas funciones y actividades en que la imagen no tiene peso, en entrevistas a ciegas y cuestionarios con los currículos sin fotos.

Aun en los juzgados y otras instancias ha pesado la imagen de los involucrados, en sus fallos. Estos procesos propuestos, de alguna manera, equilibrarían las decisiones en una forma más racional y ajustada a criterios más profesionales.

El ser humano es más que un rostro y un hermoso cuerpo, y el efecto halo en la selección o elección, debería ser reemplazado por lo que yo llamaría el efecto alma, que es la esencia del ser humano.

Por efecto halo se estereotipa a las personas en una especia de racismo que anula sus otros valores, conocimientos y cualidades por la imagen.

Muchos negocios están relacionados al efecto halo: la cirugía estética, los gabinetes de belleza, las industrias cosméticas, la moda y otras. La imagen por ello, es un gran negocio mundial y hay que aprender a convivir con ella sin dejarse doblegar por la misma.

Artículos relacionados

El maíz. La mazorca de maíz

La mazorca de maíz. ¿Qué une los granos al tallo? manteniéndolos firmes, unidos, formando múltiples hileras, de penetrantes colores, integrado como un ejército formado ante la exigencia de disciplina. Es fascinante observar […]

La conciencia (II)

“La humanidad empezará verdaderamente a merecer su nombre el día que haya cesado la explotación del hombre por el hombre.” Julio Cortázar En la primera parte de esta reflexión sobre la conciencia, […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×