25 mayo, 2024

La felicidad

La felicidad es un estado emocional de bienestar, satisfacción y alegría, resultado de una variedad de factores: relaciones positivas; logros personales; experiencias gratificantes; salud física y mental; sentido de propósito; conexión con otros, etc. 

 No todos somos felices con lo mismo, a mi esa atracción de escalar montañas, domar caballos salvajes y sufrir en triatlones me tienen sin cuidado. Lo que hace feliz a una persona por ejemplo el sexo, el alcohol o el juego, puede no proveer el mismo efecto en otra.

Andrés Oppenheimer en su último libro  ¡Cómo salir del pozo!, cuya lectura recomiendo, nos da una información actualizada y de primera mano sobre este tema, viaja  alrededor del mundo para explorar las últimas tendencias educativas y las innovaciones que están transformando la forma en que enseñamos y aprendemos, nos hace conocer que los niveles de infelicidad hoy en día alcanzan récords preocupantes y que al contrario de lo que se piensa, las personas mayores de 60 años, son más felices que los más jóvenes.

La preocupación por la insatisfacción global y la creciente infelicidad es una realidad que afecta no solo la vida personal sino también las oportunidades laborales y el bienestar social. La búsqueda de la felicidad y el sentido de un propósito se han convertido en imperativos para una vida plena. 

Oppenheimer se ha dado a conocer entre los lectores con estupendos libros, como Cuentos chinos, ¡Sálvese quien pueda! y Crear o morir.

En ¡Cómo salir del pozo!, Oppenheimer destaca la importancia de pensar en el futuro, en cómo se están preparando las nuevas generaciones para enfrentar un mundo en constante evolución, en un momento en que el conocimiento se ha convertido en el activo más valioso, el autor enfatiza que la educación es la clave para mantenerse relevante y competitivo en el mercado laboral.

El dinero  sigue siendo requisito indispensable  pero no  suficiente para asegurar la felicidad. Es a partir de que podemos llegar a fin de mes con nuestros gastos pagos que podemos ser felices, mientras exista angustia económica la posibilidad de sentirla se disipa.

También refiere que las personas más adineradas del mundo, no son necesariamente las más felices, no va en correlación. La familia, los amigos, las relaciones sociales, el deporte, una buena salud ayudan a este propósito,

De acuerdo a la empresa Gallup los diez  países más felices del mundo son nórdicos: Finlandia, Dinamarca, Islandia, Suecia, etc. lo que llama la atención es que las sociedades más ateas sean las más felices, pues siempre hemos considerado a la religión un necesario soporte para darle propósito a la vida. Ecuador ocupa el puesto 74, solo Perú 75  y Venezuela el 88 están atrás nuestro, el mejor rankeado es Costa Rica 23.

Les recomiendo entrar a youtube y ver cualquier entrevista a Oppenheimer sobre su libro.

De acuerdo al poema más bello escrito sobre la búsqueda de la felicidad, llamado DESIDERATA  cuya lectura también recomiendo, debemos esforzarnos para ser felices, además nos conviene porque demostrado está que las personas felices viven por lo general de seis a diez años más que las no felices.

En lo personal, la vida ha sido injusta conmigo…me ha dado mucho más de lo que merezco.



Artículos relacionados

Romper el pacto

Hacer chistes de violaciones, mirar hacia otro lado y proteger a tus amigos cuando hacen algo incorrecto. Todos son ejemplos de un pacto de silencio y complicidad que es hora de romper:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×