22 mayo, 2024

Una mujer de oro

Si, así es, “UNA MUJER DORADA”. Que gracias a sus investigaciones, valentía, patriotismo y voluntad a toda prueba actúa desde su cargo, con altivez… Gracias a ello, esta poniendo en el lugar que les corresponde a un centenar de ciudadanos, que desde las más altas esferas del poder del Estado ecuatoriano, aprovecharon su “cuarto de hora” en la función pública, para robar, para chantajear, y enriquecerse ilegalmente.

Gracias a ella, unos cumplen sus condenas en el país, otros están prófugos de la justicia y otros “escondidos” y muy campantes en México y en Venezuela, así de sencillo. Países convertidos en el escondite, donde “Alibabá y sus 40 ladrones” esconden sus ilegítimos bienes. No descarto que también los tengan bien guardados en Irán.

Por supuesto, esta Mujer de Oro, es odiada por quienes los investigó, los sancionó y están presos o prófugas. Por ello es amenazada permanentemente en su vida y la de sus mas cercanos familiares, pero no ha dado su brazo a torcer y continúa actuando desde la Fiscalía General del Estado (F.G.E.). Ya ustedes entenderán que me refiero a la Dra. DIANA SALAZAR.

EN AÑOS MUY ANTERIORES, OTRA MUJER ECUATORIANA, LA ECON. CECILIA CALDERÓN DE CASTRO, recorrió el país entero solicitando justicia para su padre el Ec. Abdón Calderón Muñoz, quien fue asesinado y financiado su asesinato por el Ministro de Gobierno de esa dictadura militar, el Gral. Jarrín Cahueñas, y logró enviarlos a prisión a todos ellos.

Recuerdo que en la ciudad de Riobamba, mientras dada su fogoso discurso en una tarima, unos jóvenes que la escuchaban, dijeron: “esta mujer si que tiene huevos”.
Yo sinceramente creo que la Sra. Fiscal General del Estado, también los tiene.

Artículos relacionados

La edad es un castigo

Normalmente no nos atrevemos a tocar el tema de la vejez, igual que el de la muerte; cuando somos jóvenes jamás pensamos que vamos a envejecer y peor aún, que algún día vamos a morir. Este tema lo ha abordado con amplitud la escritora francesa, Simone de Beauvoir, compañera inseparable de ese grande de la literatura universal, también francés, Jean-Paul Sartre. El libro La vejez que con razón se ha dicho que “Con su lucidez y su valentía proverbiales, Simone de Beauvoir encara uno de los problemas cada vez más acuciantes en la sociedad contemporánea: la vejez. ¿Los viejos son seres humanos?. El mundo actual parece negarlo, rehusándose a admitir que tienen las mismas necesidades, los mismos derechos que los demás. La vejez: víctima de una cruel marginación, amenazada por la soledad y la miseria. Muchas veces se pretende ignorar esta situación. Y no es infrecuente asociar la vejez a la enfermedad, a algo que ni siquiera puede nombrarse. Este libro intenta descubrir la verdadera condición de los viejos, trata de oír una voz que debe reconocerse como humana. La desdicha de los ancianos es un signo de fracaso de la civilización contemporánea”.

El Control del Universo

RUEDA DE PRENSA DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

Vieja aspiración de muchos. Sueños faraónicos. Supremacía de uno sobre otros. Megalomanía. Necesidad de imponer sus criterios. Inmortalidad ante la historia. Delirios de grandeza. En fin, hay muchas formas de explicar ese fenómeno de quien aspira a que nadie ni nada se le anteponga entre su YO y sus deseos. Suelen tener explicación para todo. Tuercen las respuestas. Se salen siempre con la suya. Atropellan y no distinguen entre el bien y el mal, pues todo está interpretado según el color del cristal de su único binóculo que se llama ego.

Este es el trasfondo psíquico de todo este enredo jurídico político que se ha causado con la tácita expropiación del diario El Universo. Matemáticamente es una expropiación lo que se ha producido, si acaso se deben vender más del 50% de las acciones del diario para cubrir ese valor de 40 millones de dólares que deberán egresar los socios para cumplir con la expeditiva sentencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×