12 julio, 2024

Las solteras

El pasado domingo entró en vigencia el nuevo Código Orgánico Integral Penal, entre sus 730 artículos posee todo un parágrafo dedicado a los delitos de violencia contra la mujer, porque simple y sencillamente la violencia contra ellas no decrece, se incrementa.

Las estadísticas alarman a cualquiera y seguro por ello los legisladores decidieron aumentar hasta en un tercio las penas privativas de libertad por la violencia física que cause lesiones, la violencia psicológica (amenaza, manipulación, chantaje, humillación, aislamiento, vigilancia, hostigamiento), y desde luego, la violencia sexual.

Según los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, el 60,6% de las mujeres en Ecuador ha vivido algún tipo de violencia y la más común es la psicológica. Las estudiadas tampoco se salvan, pues según las estadísticas sobre violencia realizada en base a los niveles de instrucción que van desde ninguno hasta postgrado todos sobrepasan el 50%. De las mujeres con postgrado el 52.8% ha sufrido algún tipo de violencia lo cual nos demuestra que poco o nada en este tema ayuda un título de educación superior.

Ahora, un dato interesante es que la “violencia de género” se incrementa según el estado civil de la mujer, siendo las más agredidas desde luego las casadas. 8 de cada 10 mujeres divorciadas vivieron algún tipo de violencia por parte de su ex pareja.

Lo curioso de estas estadísticas, es que el 90% de las mujeres casadas o unidas que ha sufrido violencia no se han separado de su pareja, porque consideran que “las parejas deben superar las dificultades y mantenerse unidas“, o porque “los problemas no son tan graves“, o porque “sus hijos están pequeños”, y solo un 22% porque “no se puede sostener económicamente“. Otro dato alarmante y que merece un análisis, es que el 67.5% de las agredidas por sus parejas son Jefas de hogar, es decir, son “las del billete”, lo cual significa que la parte económica tampoco constituye un factor decisivo en la agresión.

El único dato exacto y cierto es que las solteras sufren menos, pues según las estadísticas las solteras son el grupo social menos agredido y violentado. Está para pensarlo…

Artículos relacionados

México: Gobiernos de Fraude y Corrupción

Dicen que el poder corrompe; quizás no es que corrompe el poder. Sino que quien lo ostenta siempre estuvo corrompido.
Luca Prodan

Cuando el actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, sube al poder, hace ya cerca de 2 años, el PRI (Partido Revolucionario Institucional) buscó, con su presencia, encubrir todo un pasado oscuro. Muy oscuro. Después de Fox quien obtuviera el gobierno central mexicano en el 2000, aparentando con su Partido Acción Nacional independencia frente al PRI, cuando en realidad eran iguales, siameses de un mismo útero el pase de la posta política, en la misma línea, a Felipe Calderón fue un descalabro. Pero la pretensión de oxigenar el ambiente ideológico y la práctica socio política en México, con nuevos liderazgos y gente, en verdad comprometida con un salvataje definitivo de la nación y su pueblo, resultó una espera kafkiana…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×