12 julio, 2024

Inspirar Confianza II

Durante muchos años el presidente repitió constantemente que era política de este Gobierno causar incertidumbre en los mercados especulativos, manipuló la información con respecto al pago/no pago de los bonos Global para que su precio bajase en el mercado y luego recomprarlos al 30% y, como consecuencia, por muchos años el acceso de nuestro país a los mercados internacionales estuvo cerrado, por lo que el Gobierno optó por obtener créditos de entidades chinas, a corto plazo (2 años), a un interés alto correspondiente al alto riesgo (7.5%), y garantizado con preventas de nuestra producción petrolera.

Cuando, presionado por la falta de liquidez, el Gobierno recurrió a los mercados especulativos y a los bancos de inversión, antes repudiados, la falta de confianza en el Gobierno actual y nuestro país quedó evidenciada. La emisión de nuevos bonos internacionales por $ 2.000 millones a 10 años plazo, se hizo con un cupón o interés de 7.95% a pagar por el Estado ecuatoriano por la deuda emitida. Esto significa que el riesgo percibido en estos bonos es más alto que en bonos emitidos por muchos otros países o que la confianza en nuestro país es menor que en países como Ghana (7.87%), Costa Rica (7%), Ruanda (6.62%), Chipre (6.5%), Venezuela (6%), Méjico (5.65%), Colombia (5.62%), Perú (4.8%), Paraguay (4.62%), España (2.6%) a pesar de estar en crisis, Italia (1.8%)*.

A pesar del daño causado a la economía de nuestro país con su estrategia de causar incertidumbre, el presidente públicamente llamó a la presidenta de Argentina a no pagar sus deudas a los fondos “buitre”.

Los buitres se alimentan de carroña, de basura; los fondos “buitre” participan en el mercado buscando bonos basura para hacer dinero, por lo que compraron bonos argentinos, considerados basura por el alto riesgo de caer en mora, a precios bajos, cuando otros inversionistas querían deshacerse de ellos, y buscaron las cortes internacionales para obligar al Estado argentino a cumplir con su obligación de pagar el valor nominal de los bonos (100%) al momento de su expiración. Cualquier corte internacional hubiese fallado a favor de los fondos “buitre”, como efectivamente ocurrió, ya que hasta los buitres tienen derecho a comer y si eligen comer basura es su derecho en el mercado libre, donde participan inversionistas de todo tipo y tienen los mismos derechos.

¿De qué sirve, entonces, continuar con la misma política de incitar a no pagar las deudas? ¿Se inspira confianza? ¿O continuaremos pagando intereses más altos que países africanos, europeos en crisis y latinoamericanos?

CARLOS SAGNAY DE LA BASTIDA.

* Datos tomados de El Comercio, 19 Junio 2014.

Artículos relacionados

Bomberos y la inspiración de servir

Fireman

Hace pocos días Guayaquil fue sacudida por dos incendios dantescos ocurridos en el sector industrial de Guayaquil. Ambos ocurrieron en fábricas y pusieron en peligro barrios altamente poblados. Se temió fuga de elementos tóxicos que podían poner la vida y salud de los ciudadanos. Transcurrieron horas preocupantes para las familias que viven en los sectores vecinos de los flagelos.

Afortunadamente todo fue controlado lo que permitió que regrese la tranquilidad a la ciudadanía. Una vez más la ciudad evidencio el servicio profesional, la labor abnegada y esa pasión por servir ofreciendo hasta su vida en aquello. Me refiero al trabajo del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil. Nuestros bomberos en primera fila para cumplir con su cometido, con su promesa entregada a la historia de nuestra ciudad: cumplir en su imprescindible trabajar enfrentando al fuego implacable que tantas veces ha acabado con nuestra ciudad. Según se ha informado el cien por ciento de las unidades y personal de bomberos rentados y voluntarios estuvieron al servicio de apagar los incendios que tanta alarmaron a la comunidad.

Venezuela, entre la desconfianza y la incertidumbre

¡¡¡VENEZUELA!!!

No hay duda de que en Venezuela se vive un clima de desconfianza en la cúpula del poder; el pueblo vive en incertidumbre, especialmente por la escasez que llena de angustia al seno familiar porque es una odisea encontrar los alimentos básicos para alimentarse, los servicios públicos (luz, agua, etc.) son una calamidad y la inseguridad es terrible.

Además del cuadro trágico brevemente descrito, la cúpula del poder político se ha convertido en un saco de alacranes, nadie confía en nadie, incluso desconfían de su propia sombra. Esto era conocido, eso explica el “Secreto del siglo XXI”: la agonía y muerte de Chávez; a la ausencia del líder, el poder iba a ser disputado a dentelladas, pese a que Chávez nombró a su heredero político antes de morir.

Maduro tuvo un revés en las elecciones, pese a las artimañas para lograr el discutido “triunfo”, pues asumió un gobierno precario, en ese momento comenzó el drama para mantener un liderazgo y una capacidad de la que carece y empezó a ver, ya no pajaritos, sino fantasmas (dentro y fuera de Venezuela) que, según él, se han complotado para desestabilizar su gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×