16 julio, 2024

Luz en el camino

En medio de la niebla de la incertidumbre se necesita una luz que ilumine el camino. Quien no guía no es líder. Líder es el que conoce el camino, se levanta y camina. Quien guía mal es mal líder. El buen líder guía con mensajes y comportamientos claros, sin ambigüedades, es la luz que ilumina el camino, levanta el velo de la ilusión con su luz, da claridad a los pensamientos de los engañados por los agentes de la obscuridad.

En tiempos de valores trastocados es preciso indicar que más importante que la inteligencia es el carácter de la persona. Te pueden llamar tonto y hasta inútil, pero no podrán llamarte canalla, sinvergüenza, mentiroso ni ladrón. En tiempos críticos se ve quién es fiel a sus principios y quién es fiel a sus intereses, quién es fiel a sus ideales y quién es fiel a sus conveniencias, quién prioriza el sacrificio y quién la supervivencia, quién habla y quién calla, quién protesta y quién se esconde, quién resiste y quién se entrega, quién es valiente y quién es cobarde.

El humano es un ser inteligente que con inteligencia mediana, ejecuta. Quien es servil, sirve y sirve a quien lo manda, sin reparo alguno, a su amo de turno. Pero el ser humano con inteligencia desarrollada, cuestiona. Los derechos humanos deben ser respetados sin importar quién lo pida. Lo ideal sería que no fuese necesario pedir el respeto a los derechos humanos y que los humanos siempre respetemos los derechos de otros. Un ser libre no acepta imposiciones ni impone su voluntad.

No te desanimes porque parezca que los malos son más. Al final, el bien siempre ha triunfado sobre el mal. No trates de convencer a los necios. Se pierde tiempo, hasta cuando decidan abrir su mente. Los que tienen la mente abierta, tienen potencial. El poder radica en cada persona que puede decidirse a abrir o cerrar su mente. No prestes atención a las personas que son tóxicas para tu vida. No te contamines con el síndrome de Vachagnón, no recojas la basura que personas con resentimientos, odio, amargura y venganza te lanzan. Rechaza la basura y rodéate de gente que alimenta tu pensamiento y purifica tu alma. Cuando el mediocre no puede contra tu perseverancia, trata de hacerte pensar que tu virtud es un defecto. No hagas caso, ya que significa que haces lo correcto y que el mediocre se siente desesperado. No te aflijas si crees que has cometido errores. Los llamados errores no son errores, sino experiencias de aprendizaje y oportunidades para el desarrollo material y espiritual.

Artículos relacionados

La muerte en la cuna

Hace casi ya treinta años, se publicaron los primeros escritos sobre esta patología que los norteamericanos bautizaron con el nombre de SIDS (Sudden Infant Death Syndrome) o Síndrome de muerte súbita en […]

Carta a Diario Expreso

Santiago de Guayaquil, 16 de octubre de 2013

Señor Director Diario Expreso

Lo dicho, dicho queda

Quienes nacimos cuando el respeto a las gentes, a los símbolos patrios y a la majestad de la república. Cuando nuestra madre nos amamantó y junto a nuestro padre nos inculcaron, en forma indeleble, los valores morales y cívicos que a lo largo de muchos años condujeron al país. Hoy desgraciadamente acanallados y casi extinguidos, resulta tan improcedente como despreciable la disculpa pública por una ofensa emitida por el más alto vocero de una institución tan nuestra como es el Congreso Nacional.

7 comentarios

  1. El ser humano con su inteligencia, permite ser maltratado por inescrupulosos y sinvergüenzas, a favor de unas migajas materiales, a sabiendas que mata el alma y espiritualmente es denigrado. Lamento que en mi ecuador jóvenes sucumban ante este tipo de gentuzas, por tratar de conquistar un estatus económico, dándome a entender que hay jóvenes inmorales y corruptos que han prostituido su moral y espiritualidad.

  2. Muy explicito su comentario Carlos. Deberia ser tema de estudio en los colegios, para formar a la juventud con caracter.

  3. Siglo XXI cambalache, se aplica al igual que en el XX. La aplicación del terrorismo de Estado y la amenaza con el SRI hace que las personas se apliquen un auto-chantaje y no protesten por miedo o comodidad. Por otro lado, la capacidad de servilismo de los seres humanos es ilimitada, así como la estulticia.

  4. Sr. Castillo tiene razón, espero que por sus mismas reflexiones, no decida apoyar al movimiento del Sr. Sagñay de la Bastida que tiene entre sus miembros a pillos.
    Le cuento que abusando de la amistad, el padre de un candidato a asambleísta, pidió prestado 3000 dólares para financiar la campaña del hijo, y luego no quiere pagar, y le acusa de usurero, para asi librarse del pago.
    Pregunto, si es buena persona, porque no acudió a los bancos y pidió prestado allí???? porque acudió donde un amigo???? y porque ahora le acusa de usuraa????, acaso no es culpable el que pide como el que da????? los lasallanos no hacen caso de lo que dice tan culpable el que pide como el que da?????
    Piense en eso y haga enterarse a todo el mundo de lo que esta pasando porque le puede pasar a usted con gente como esta.

  5. Muchas gracias por sus comentarios. Con respecto al comentario de Abi: Usted esconde sus nombres y apellidos, obviamente para no incriminarse por una actividad ilícita en la cual usted ha sido perjudicado por personas desconocidas, ya que tampoco menciona sus nombres y apellidos por la misma razón que no escribe los suyos, a los que trata de identificar con «mi movimiento político» (que no existe, ya que he participado con partido y movimiento políticos ajenos) e invita a no apoyarlo porque según usted entre los miembros hay «pillos», tal vez sin notar que al llamar primero pillos a quienes no le pagan una deuda contraída fuera de los parámetros comúnmente aceptados legalmente, y segundo haciendo la pregunta «acaso no es culpable el que pide como el que da?????» (sic), usted asume el calificativo para usted mismo. Lamento su caso pero no trate de ventearlo en canales equivocados. Ni yo, ni los lasallistas, ni mi supuesto movimiento político tienen que ver con su tema… Continúa…

  6. … Continuación… Ref.: Comentario de Abi. Le deseo que recupere el dinero que usted indica ha otorgado en préstamo, y asumo que fue de buena fe y que no se dedica al negocio de dar préstamos fuera de la ley, aunque en ambos casos usted sabe que corría el riesgo de perder el capital. También le aconsejo no lanzar su frustración con personas o instituciones que no tienen nada que ver con sus acciones y de otros y reconocer que los únicos responsables son las personas involucradas en esta transacción y que es con las personas a quienes usted les dio dinero en préstamo con quienes tiene que solucionar su problema. Saludos. Carlos Sagnay de la Bastida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×