18 julio, 2024

Elecciones Seccionales 2014 ¿Alcalde de Guayaquil?

El Consejo Nacional Electoral (CNE) empezó a planificar las elecciones seccionales de 2014. La fecha de la convocatoria a elecciones podría darse entre la tercera y la cuarta semana de octubre y los comicios en febrero.

Un lapso políticamente demasiado exiguo para conocer y analizar 221 alcaldes, 46 prefectos y vice prefectos, 552 concejales urbanos, 747 concejales rurales.

En total, con suplentes, se elegirán a 10.758 autoridades.

Tendremos los ecuatorianos que conocer y revisar las propuestas y capacidad de 90 pretendientes por día, incluyendo sábados, domingos, fiestas de natividad y celebración de nuevo año; lo cual es imposible.

Otra vez caeremos en vota por el billete, la demagogia y el “Vota por la 007”. El detalle de tener “primarias” que escojan los candidatos es el mejor chiste y más cruel engaño conque se nos cachetea.

Guayaquil, por ser la ciudad más importante y tener una población menos dependiente del Estado, y por su temperamento e históricas acciones ha demostrado un espíritu de más libertad. Por eso ha recibido el título de “oposición” que existe por sus mujeres valientes y hombres altivos; porque el liderazgo que debió primar, para ser suave, lo llamaré de “temperatura templada”, por no decir congelada.

Comencemos la proyección por quienes se auto denominan ¡Segunda fuerza electoral! ¿Llegaron allí por una entente, error o sagacidad y planificación de Nebot? Lo comprobado es que le puso la votación de Guayaquil, sin percatarse que perdería el control de la fuerza de Asambleístas del PSC o Madera de Guerrero.

Nebot ha jurado no continuar más como Alcalde, para terror de sus “amiguillos” que le ruegan que se postule nuevamente, siendo que ya han eliminado a la gente que le ha sido leal por muchos años pasados, a él, Jaime Nebot y a la ciudad.

Si se lo convence de buscar la relección, queda el cuadro de la siguiente manera: Jaimistas vs. Rafaelistas. En el improbable desenlace de que no acepte Nebot postularse, lo anterior se tornaría en Rafaelistas vs. Lazistas con una muy clara inclinación de la balanza por los Borreguistas/Rafaelistas.

El más grande error es desconocer que el presidente Correa ha hecho una intensa labor de hormiga, similar a la que por casualidad llaman también “colorada”, que los que hemos trabajado en el campo le damos otro nombre y de las que nos cuidamos. Y aun cuando parezca mentira, Correa en esto, ha mantenido un perfil bajo; se ha portado políticamente brillante.

Correa, tiene nuestra plata y un par de Ases bajo la manga, entre ellos: la actual Gobernadora, que ha tenido un muy buen desempeño; y la Ingeniera Duarte que ha trabajado intensamente y tiene un señor padre, el doctor Angel Duarte, con excelentes contactos políticos propios.

Además hay una posible sorpresa, un grupo centrista ha buscado una persona conocida, con una posibilidad de hacer una interesante presencia. En este último caso su fuerte es que tiene una preparación para la implementación de justicia social que no claudicará por imponerla.

Él fue traicionado por hacer las cosas bien. Desde ahí este ciudadano guayaquileño y muchos más ven con asco la “política” y la corrupción que de varias maneras existe.

Hay otras maneras igualmente nobles y dignas maneras para servir y ayudar; además, no se puede traicionar, la palabra se la respeta tanto o más que la ley y sobre todo que al que está en desventaja se lo respeta y ayuda más.

La conducta, como es natural de los buenos guayaquileños, debe él de estar embebido de: ¡Nunca huyas! Enfréntate por una causa noble, eso es un deber. Si te apalean, insultan o suciamente en masa te golpean, aguanta y sal con tu frente en alto.

Difícil decisión.

Artículos relacionados

Los indecisos (1)

Generalmente, se tiene la idea de que los indecisos son personas que por a o b razones, no toman o no han podido tomar una decisión, que tiene mucho que ver con sus propios intereses, que […]

La excelencia: Un valor para nuestro trabajo

“Cualquier cosa que esté a tu alcance el hacerla,
hazla según tus fuerzas” (Eclesiastés 9:10).

Podemos dar muchos nombres de personas que nos enseñan el camino de la excelencia.
Podemos pensar en las estrellas del atletismo, el caso Jefferson Pérez es un claro
ejemplo. Me viene a la memoria Sofía, nadadora y además excelente alumna, llegó
a ser escolta de la bandera en su colegio en la ciudad de Portoviejo. Pero, esta
excelencia surge de una superabundancia de dones naturales. No importa que tan duro
practiquemos algunos no llegaremos a alcanzar los records de Jeff, campeón mundial,
ni de Sofía, campeona del Pacífico. La excelencia está no solo en la perseverancia y el
esfuerzo, sino en desarrollar tu propio talento y el de los que te rodean. La raíz latina de
sobresalir transmite el sentido de surgir por encima de algo o de sobreponerse. Eso es
lo que la excelencia significa sobreponernos a nosotros mismos y levantar a los que nos
rodean, sacándoles el mayor partido a nuestros talentos y dones.

La historia del Hermano Duffy, un religioso jesuita que dio clases de latín y de religión por
más de cincuenta años en un colegio de EEUU es un ejemplo que nos ayuda a cualquier
educador en nuestro trabajo diario, como a cualquiera que sepa admirar de la creatividad,
constancia y coraje para sacar lo mejor de los adolescentes.

No hay comentarios

  1. Qiero comenzar mi comentario con una frase de mi autoria «A veces perdiendo se gana» no estoy de acuerdo con ninguna de las 2 tendencias creo que Guayaquil necesita un nuevo representante en el unico puesto que nos queda que es la Alcaldia un nuevo hombre que no sea de derecha ni izquierda solo de …… lo dificil e incrible es que al aparecer en la palestra politica como un desconocido necesitara de toda la ayuda de quienes quieren una ciudad diferente que sirve como espejo modelo y norte para una Republica de Borregos serviles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×