Anuncios Opinión Política

¡Este es mi grito!

De una maestra ecuatoriana, que aterida de angustia y rabia, ante el momento que está pasando la educación de la Patria: victima de un gobierno que no la considera de vital importancia en la vida del pueblo.

¡SI!  La educación ecuatoriana está siendo atacada a mansalva -aprovechando el momento crítico mundial- para exterminarla.

Es el cierre de escuelas, colegios y universidades, tomadas como “carne de cañón” ante la incapacidad gubernamental-especialmente en lo financiero…-

Son cientos de miles de alumnos, entre niños y adolescentes sin cuyo en las escuelas y colegios fiscales; quedando la mayoría en situación precaria, a ocupar las calles y veredas, en buscas de sustento. Como igual, jóvenes bachilleres, que ante la merma de partidas económicas a las universidades estatales, no podrán obtener profesiones superiores para servir a la Patria y que también deambularan por un “empleo cualquiera”.

Y con ellos ¡Los maestros ecuatorianos! Rotos sus sueños de ejercer una de las grandes profesiones del mundo, de formar ciudadanos para la Patria: desde la educación básica, al nivel medio y superior universitario. Quienes perderán también su medio de subsistencia…

Mas, nada de ello tiene importancia para los gobiernos que no gobiernan: unos que se roban los fondos fiscales y otros, sus cómplices, con falsos tribunales, que no les obligan a devolver lo robado…

De ahí mi grito de maestra ¡A defender la educación ecuatoriana!

1 Comentario

Responder a UN ARRECHO ECUATORIANO Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *