Internacional Opinión Política Salud & Medicina

¿Hacia dónde vamos?

¿Qué nos deparan el aislamiento y el distanciamiento y por cuánto tiempo?)

Debo expresarles que coincido con casi todos los conceptos expresados por Verónica Coello Moreira, expuestos en su Columna del diario El Universo, del sábado 2 de Mayo del 2020, intitulada “El FUTURO ESTÁ EMPEZANDO”.

Debo anticiparles que, conceptualmente, soy de la opinión, que sólo existe el PRESENTE, que la vida es solamente un instante, al que le sucede  otro instante, una sucesión de instantes, que siempre NOS MANTIENEN EN EL PRESENTE.

La Columnista referida, -CON EL DEBIDO RESPETO-, también lo considera así, al titular su escrito “El FUTURO ESTÁ EMPEZANDO”.

Para mi, el futuro, no es otra cosa que un presente que vendrá, y el pasado, es un presente que fue.

Volviendo al tema de esta entrega, veo que, la referida Columnista,  conversa con sus seres queridos, de la misma manera que nosotros con los nuestros y con nuestros amigos, lo que los adelantados en telecomunicación llaman “ZOOM”, y gracias a tal aplicación, te comunicas con las personas que “invitas” y conversas con ellos/as, aun cuando cada persona o pareja, esté muy distante, de  los otros, incluso, algunas/os, en el exterior.

Con el “zoom”, se ha trasladado el “cafecito”, de los domingos o de cualquier  tarde, a la Tablet, o a la pantalla de la TV, sin sentir la soledad, el aislamiento, o el distanciamiento, al que nos han obligado las autoridades para no infectarnos del mortal virus.

Pero, el mundo no se puede quedar estático, PARALIZADO, el mundo tiene que moverse, lo dijo Copérnico hace  quinientos años, -“LA TIERRA NO SE MUEVE, PERO, SIN EMBARGO, SE MUEVE”-.

Habrá que protegerse y cuidarse si, pero PRODUCIENDO, de otra manera nos esperaría la muerte, que produce la escasez, que lentamente nos llevaría, por otra vía, a esa misma suerte.

La humanidad ya no puede volver al lejano pasado, a vivir de la cacería, o de la pesca. Tiene que continuar con la agricultura, con la industria, con  el comercio, con la artesanía, con la compra o con la venta, para vivir, o para sobrevivir.

Hace muchísimos años dejamos de ser una tribu, estacionaria o errante. Somos una sociedad organizada: política, económica y socialmente hablando, donde la civilidad, la ciencia, la investigación, y la intuición, nos indican donde está el NORTE y la DIRECCIÓN que debamos seguir.

Verónica, en su conversación electrónica, nos dice, que su padre, al principio estuvo callado, luego empezó a expresar: “Hoy es un dia especial para nosotros (para su papá y mamá) al ver como la vida avanza maravillosamente. Siento que el futuro está empezando para el bien de todos” …

¿Será que la parte del mundo, afectada por este virus, deberá empezar a “sacarle provecho a la desgracia”? y los ciudadanos de estos países afectados ¿deberemos ser, desde ya, diferentes, pero mejores, en nuestro comportamiento social?

Verónica Coello, recurre a la historia, para ilustrarnos. Nos trae criterios y teorías expresadas hace más de 100 años, unas por el científico e investigador Charles Darwin, quien afirmara: -en su teoría de la Selección de las Especies- “sólo sobreviven las especies que se adapten mejor al cambio” y que un siglo después algo muy similar lo dijo “Stephen Hawking: ”la inteligencia es la habilidad de adaptarse a los cambios”…

Continua Verónica con su escrito y vuelve a tocar otro concepto, -histórico también-, nos dice: “es fundamental reconocer que nuestra ACTITUD y DETERMINACIÓN frente a la vida, son importantes para poder construir una nueva cotidianidad”, que en SINGULARES palabras ya lo dijo, hace 50 años, un gran guayaquileño, el Dr. Carlos Julio Arosemena Monroy, EN UN DISCURSO DE MASAS: “Guayaquileño no es, solamente, una papeleta de nacimiento, Guayaquileño es tener una ACTITUD ante la vida y una RESOLUCIÓN ante la muerte”.

Es ahora, en tiempos del CORONAVIRUS donde los Guayaquileños debemos demostrar esa decisión y esa resolución de seguir adelante sí, pero, seguir vivos también, por cuanto muertos, solo servimos para el recuerdo de muchos y para el dolor muy pocos.

Y ¿Cómo vamos a cambiar las cosas?. Verónica, también nos trae la respuesta: …“Recordemos que la vida tiene cosas que podemos cambiar y otras no, asi que con las primeras hay que hacer nuestro mejor esfuerzo en trabajarlas y con las segundas nos toca aprender a vivir”…

Verónica, nos dice en su entrega, una gran enseñanza: …”Creo que la vida siempre tiene una buena noticia en cada desgracia, y una sonrisa por cada lágrima, es fundamental no perder la esperanza y vivir con vehemencia, un día a la vez”…

Nos deja en su columna, un mensaje final muy profundo, cuando nos dice: “…Además, ya estamos viviendo el mañana, que siempre postergamos o sentíamos lejano y es importante tener presente que somos los dueños de nuestro destino…”. Y continúa:

…”Depende de nosotros aquello que deseamos dejar como legado y ejemplo para nuestros hijos y los registros de la historia”…

Finalmente, Verónica Coello Moreira, nos trae al recuerdo palabras de Julio Cortázar: “… El hombre debe buscar su estado venidero en el PRESENTE, y el CIELO, en sí mismo y no por encima de la tierra”.

Para Verónica, como para mi, -con todo respeto-, EL FUTURO ES HOY, ES AHORA.

Que tales profundas expresiones mencionados por esta joven Columnista, nos sirvan de aliento, en estos días de dolor, de angustias y de desilusiones, donde no alcanzamos a ver la luz al final del túnel, pero que ahí está, y aunque no la veamos, debemos seguir caminando…

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *