14 abril, 2024

Los Alemanes (Parte 2)

En aquella época era muy acentuada la discriminación con los extranjeros, me refiero a los “trabajadores invitados”, que generalmente provenían de Checoeslovaquia, cuan era un sólo país. Existían Organizaciones, que se encargaban de traerlos a Alemania, pero, sólos, durante un año, para que trabajen. Si al término del año, habían tenido un buen comportamiento, les permitían solicitar a su esposa e hijos.

Era muy marcado, en esa época, la diferencia de clases y aspiraciones. Por ejemplo, al obrero alemán no le interesaba ir a las Universidades alemanas a estudiar, al igual que a sus hijos. A ellos les interesaba más trabajar en una fábrica, que pagan bien por hora y por horas extras más aún. Pero son horas completas, no hay cuartos de hora o medias horas extras.

Las señoras mayores, salen todos los días a la calle, en estas zonas residenciales, a comprar su comida del día al supermercadito del lugar y tiene la costumbre de conversar en las veredas con otras personas de su edad, largos ratos. . En alguna ocasión, mi esposa se encontró con una amiga, esposa de un médico alemán y por casualidad con otra alemana, que trabajaba en la pastelería, la conversación fluía entre ella y la señora del médico y entre ella y la señora de la pastelería. Las dos, señoras alemanas se ignoraban.

Las personas mayores pasan mucho tiempo en la ventana de sus departamentos, ventanas hacia las calles, desde ese estratégico lugar observan todo los que pasa o pasan por la calle, para luego conversar con sus amigas mayores, son muy curiosas.

En las dos fábricas que conocí y trabajé en las vacaciones, entre pequeñas y medianas, una eran sólo para hombres, por ej., para fabricar partes para automóviles, en otra, por ej., para hacer cartapacios para archivo, eran mayoritariamente de mujeres. Medio hora antes de la salida, la Líder femenina empezaba a cantar y todas las seguían, era una manera de motivarlas a producir más. Era prohibido beber alcohol durante la jornada de trabajo, pero se las arreglan para tomarse un purito a escondidas, sobre todo las mujeres.

La economía alemana recupera el pulso, pero no se aleja el peligro de crisis

La economía alemana esta regulada por el consumo, lo que ejemplarizo. Sólo existe un supermercadito, una sóla pastelería, o una sola panadería, -los alemanes son los mejores panaderos y pasteleros de Europa- una sóla carnicería y una sóla pescadería. Y una sóla peluquería de hombres y mujeres – frisur- . Nunca vaya a una peluquería para hombres, por que es para homosexuales. Y te dejan el pan y la leche a partir de las seis de la mañana en la puerta de tu casa, esto, en referencia al sector residencial donde vivíamos.

En la mensa universitaria, te encuentras con los latinos. A ellos , los más antiguos, tienes que preguntarle todo sobre lo que ya conocen de la sociedad alemana, pero como buenos lartinos, algunos son muy mentirosos, tienes que filtrar lo que te cuentan, sobre todo de sus conquista con las alemanas.

Tiene conceptos muy interesantes, como por ejemplo, que para la renta (alquiler), no debes destinar más del 25 %, de tus ingresos. Por la situación de nuestros dos hijos, destinábamos el 35 % de nuestra beca y teníamos que ser muy limitados en los demás gastos, cosa muy difícil pero posible, por cuanto tienen las cuatro estaciones del año y en cada estación, la vestimenta es diferente. Los alemanes son grandes simuladores, nunca te observan, por alguna razón, por ejemplo, hablar en voz más alta que los demás,si vas en el bus o en el tranvía, sólo te miran, con lo cual han dicho todo. Se molestaban mucho con las mujeres españolas, que generalmente trabajan en las labores de hotelería, en las ciudades, (lavaban, planchaban, hacían la limpieza de las habitaciones), ganaban bien y a al ir a sus casas de regreso, tomaban el bus o el tranvía, se ubicaban todas ellas al fondo, hablaban en voz alta y se reían entre ellas. Esa actitud a los alemanes les molestaba. En los buses o tranvías nadie habla o hablan muy bajito con su compañera/o de asiento, incluído los niños, que de cualquier cosa se admiran y lo dicen en voz alta, las mamás, los hacían callar de una cachetada, eran muy duras con ellos.

No puedo pasar por alto el Correo alemán, si depositas una carta en la ofician del correo, esta llega en 24 horas al sitio de destino,dentro de Alemania. El carterro, es un gran personaje, un señor mayor, muy alto y con una gran bosla de cartas sobre sus hombros, que las repartía a pie y las dejaba en la puerta de tu casa. Era muy amigo de todos los vecinos, en ocaciones entraba los departamentos para dejarles algún paquete.

En aquella época, hubo una pequeña influencia del hipismo norteamericano entre la juventud alemana. Terminada la guerra de Vietnam volvieron a sus costumbres propias, muy bien y elegantemente vestidos. Igual las chicas, a nivel universitario.

La Universidad alemana es pública y gratuita. En vacaciones las industrias abren las puertas a los estudiantes, te encuentras hasta con estudiantes que están por graduarse, porque requieren el dinero para la tesis y los gastos de graduación, pero en el trabajo, no hay distingos, todos son considerados obreros.

El nudismo tuvo una corta expresión en aquella época. Había “teatro desnudo”, sólo se cubrían las partes íntimas, hombres y mujeres con unas mallas, muy transparentes de color carne. Tuvo poca vigencia.
Sólo las grandes ciudades, tienen grandes periódicos. Los poblados pequeños tien periódicos pequeños y gratuitos, que los dejan en las estaciones de los tranvías, son de un pliego de cuatro carillas, son sensacionalistas.

La mejor clase social alemana es la de los médicos. Los estudios de medicina durán por lo menos 9 años y no puedes trabajar, si quieres ser un buen médico. Son provenientes de familias acomodadas. La clase media esta más dedicada al comercio y a la profesión. De los obreros ya indicamos, no les interesa estudiar en una universidad.

Quizás me quedo corto con mis comentarios sobre kos alemanes y la sociedad alemana, pero estos pocos comentarios les proporcionará algo de lo que son, con sus virtudes y defectos.

Para finalizar, no pierdas tiempo en enamorar a una alemana, pués ellas son las que te escogen, se te acercan al bar, donde te estas tomando una cerveza y si estás fumando, se acercan a pedirte fuego para prender su cigarrillo, ahí empezaba el diálogo y los demás dependerá de las circunstancias y del tiempo que tengas pra conquistarla.

El día de la mujer es el 8 de marzo, muy celebrado en Alemania, al igual que la celebración del vino. Las mujeres salen a las diez de la mañana y regresan a las cinco de la tarde, van al lugar establecido previamente, los maridos por su parte se van a otros lugares. Nadie pregunta al otro, lo que hicieron. Nosotros ese día nos quedábamos en casa..

Para terminar les comento una experiencia: La Fundación Becaria, un día sábado en la tarde, nos llevaron a un lugar típico, para oir música y bailar. Ahí concurren también los alemanes con sus esposas, pero a ellos les gustan sus marchas y cantan sentados entrelazados con las brazos, moviédode de un lado a otro. Los dueños del establecimiento, ya lo saben y les cambiaban de repente la música a bailable. Los saloneros italianos sacaban a bailar a las alemanas que salían encantadas, cosa que les disgustaba a los alemanes, hasta que salían a bailar para recuperar su pareja. Los alemanes son muy celosos con los italianos pues muchas de ellas, las vacaciones del año, las pasan generalmente en Italia…

No siempre coinciden marido y mujer con la toma de vacaciones y las comparten juntos, por razones del negocio o del trabajo. En aquella época, se trabajaba, lunes, martes y el mediodía del miércoles, jueves, viernes y el mediodía del sábado. En alguna ocasión, nos olvidamos de comprarle la leche para nuestros hijos, tuvimos que rogarle a la señora del supermercadito para que nos venda un litro de leche para los bebés. Ella sabía y los conocía, por cuanto muchas veces le comprábamos ciertos alimentos en su negocio, fue una excepción a sus horarios de trabajo.

Podrían escribir alguna páginas más sobre las virtudes y defectos de los alemanes y de la sociedad alemana, pero no puedo terminar sin indicarles que son muy honestos. La dueña de casa, cuando terminaba el mes nos cobraba entra la luz y el agua, iba a nuestro departamento, la casa era de ella y era nuestra vecina de piso, llegaba con las mediciones de consumo de agua del mes anterior hasta la fecha, al igual que con los consumos de electricidad. Nunca se los objetábamos, porque sabíamos, que eran ciertos. En alguna ocasión nos dijo: “Uds. consumen mucha agua” y tenía razón, además de nuestra ropa, baño diario, la ropa de los niños. En Alemania, no puedes andar mal vestido, es una de las maneras de ganarte su respeto.

Espero no haberlos cansado, creo que he cumplido con el pedido de mi amiga.

Artículos relacionados

Hotel California

Murió Glenn Frey, el colorado interprete de la famosa canción Hotel California. La mítica canción producida y grabada en 1976, es un éxito imperecedero, enmarca toda una generación que crecimos con esos […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×