19 julio, 2024

La advertencia

¡Los humanos estamos ciegos, o no queremos ver! Sodoma y Gomorra, dos ciudades de la época de Abraham, fueron destruidas por Dios, porque sus habitantes estaban tan corruptos y desbandados, pese a la intersección de Abraham por ellos. Por mirar atrás, la esposa de Lot quedó convertida en estatua de piedra.

¡Dios siempre avisa! Pese a que Haití y Santo Domingo son parte de una sola isla, el Terremoto no afectó más que a Haití. Haití tiene largos tiempos de miseria, hace poco un magnicidio, y se vive una anarquía total. Parece que se pasaron de la raya. Los terremotos afectaron solamente la Región de Haití, cosa curiosa que debería advertirnos que ya es hora de enderezar el rumbo. “Cuando veas la barba de tu vecino rasurar, pon la tuya a remojar”, dice un sabio refrán.

Nos hemos dedicado durante más de 70 años a irnos en contra de lo que era normal. La honradez ha sido reemplazada por la viveza criolla, La honestidad, por la “leguleyada”, el amor por la fornicación, la heterosexualidad, por la homosexualidad. Ya se perdió el honor de la palabra. La corrupción es la regla, no la excepción. Ya la gente, en busca de nuevos placeres, comienza a ver como normales, la pedofilia, el aborto, la violación, y se quieren buscar más perversiones; no cumplir con las obligaciones es ser vivo, ser “sapo”. En otras palabras le hemos dado la vuelta a la Torta. Ahora, lo que antes era repudiable, es bueno y ser lo que éramos antes, es ser “giles”, tontos.

En una palabra, hemos olvidado para que fuimos hechos. Creo mandatorio volver a ser lo que fuimos y acercarnos a Dios, nuestro Padre, pedir perdón por nuestras faltas y enderezar el rumbo.

¡Ojalá todavía estemos a tiempo!

Artículos relacionados

“Por sus hechos… ¡los conoceréis!”

Nuestro país sufre al momento una crisis terrible en su institucionalidad –o mejor dicho, de lo que queda de la institucionalidad-. La Asamblea Constituyente reunida en Montecristi perdió a su Presidente, quien sin dar más explicaciones que su rostro compungido y decepcionado, sorprendió a los ecuatorianos al salir –al parecer por su propia cuenta- del segundo cargo más importante del país. ¿Cuáles fueron los motivos?. Su salida se da en un momento en el cual la Asamblea cuenta –de acuerdo a las encuestas- con una baja impresionante en la aceptación popular y no son pocos los que la comparan con un Congreso Nacional de esos a los cuales no queremos ni referirnos. El capitán deja el barco en una tormenta terrible y cede posiciones a sus coidearios…

La percepción que siempre ha dado el señor Acosta ha sido la de un político serio, a veces intransigente, pero honesto en cuanto a su vida pública, por lo cual goza de cierta respetabilidad en algunos foros nacionales que hoy están manifiestamente sorprendidos. Ha sido su vida una muestra del concepto cuyas palabras definitorias me sirven para abrir el presente artículo, efectivamente…

El Correísmo

El Correismo ya no es Correa solamente, ahora al correísmo no le hace tanta falta Correa, existe por si mismo y para si mismo. Correa en el poder demostró que se puede […]

1 comentario

  1. Totalmente de acuerdo tocayo sería bueno enviarlos via tweet A la asa, le y al Presi que parece se olvido de. Botar a todos los correistas para empezar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×