30 mayo, 2024

Memorial a los héroes combatientes del COVID-19

Visité, con uno de mis hijos y su esposa, la plaza “Santo Domingo” junto a la iglesia del mismo nombre, que para mí, fue la iglesia de “San Vicente”, que la conocí de niña, “en las faldas del cerro”.

Plazoleta donde otrora, como Directriz de Promoción Cívica Municipal y luego como Concejala del Cantón, participé en actos cívicos-artísticos, de ese “Guayaquil vive por ti” de Febres Cordero y Nebot Saadi.

Hoy, digna de visitarla por la exposición escultórica levantada, como dice una placa:

En memoria de las personas que perdieron la batalla frente a la pandemia del COVID-19 en Guayaquil (entre paréntesis digo, no la perdieron, la ganaron), perennizadas en siete extraordinarias esculturas transparentes de vidrio, que las simbolizan.

Obra singular de gran expresión artística-escultórica-artesanal, creación de Victoria Bastidas Morán.

Todo ello, con un marco pictórico también artístico, del mural que baja desde la calle Numa Pompilio Llona y sube bordeando la plazoleta, autoría del artista Roberto Saavedra Walker, quien plasmó en el año 2018 una visión histórica de la ciudad, partiendo desde su prehistoria Huancavilca, fundación y coloniaje español -faltándole sólo la etapa libertaria-que en gran tamaño de sus personajes constituye un marco digno para el reluciente trabajo escultórico del presente, en cuya exposición pública, tienen acción preponderante la actual Alcaldesa de la ciudad Cinthya Viteri y la incansable Gloria Gallardo de la Empresa Pública Municipal; que la inauguraron como Memorial en homenaje a quienes ofrendaron sus vidas batallando contra el COVID-19: desde barrenderos, enfermeros/as, laboratoristas, médicos y más personal de hospitales, dispensarios, campamentos, etc., -¡Héroes indiscutibles! ¡Compatriotas nuestros!

Por lo que, a la Alcaldía de Guayaquil, oferente de este homenaje, nos adherimos, como hijos de la Ciudad y la Patria toda, haciéndonos eco de lo grabado al final de la placa conmemorativa que dice:

“Su recuerdo permanecerá grabado por siempre en el corazón de sus seres queridos”.

Adicionándole con énfasis

¡Y de todos los ecuatorianos!

Por la paz del mundo

Nota:  Como un aparte, se debe pensar en construir una estructura especial de cubierta para dicha galería, que sin perder “el aire libre” de la exposición; con medias puertas de entrada y salida la resguarden de las inclemencias del clima, ingreso de animales y personas inconscientes.  Como igual, pantallas de sombra que resalten la belleza de las esculturas, que por sus transparencias las necesitan…

 

Artículos relacionados

Apatridas

Progresivamente en la vida el ser humano busca su escalón. Se va situando en los niveles que la misma vida da a escoger como posibilidad de ubicación. Es fácil afirmar que cada cual se busca su propio destino, aunque hay veces que la vida le sonríe mas a unos que a otros y las oportunidades que se nos niegan a unos se brindan a otros. La lucha constante, el tesón, la visión de la oportunidad, abren los caminos de algunos, y sin cerrar los demás, les permiten aprovecharlos mejor que los otros.

Las opciones se dan a partir de aprender a vivir las oportunidades, de la capacidad para identificarlas. O también del tesonero esfuerzo del día a día, haciendo un camino. El resultado será: una meta esforzada en el segundo caso, rutilante y envidiada en el primero. Esta es la condición del ser humano, ese que se labra el camino o que le arranca a la vida la sonrisa por saber descubrir tras de que puerta esta, como en juego de sortilegios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×