29 mayo, 2024

Servicio cívico-militar con la patria

El servicio militar históricamente constituía una contribución obligatoria a la defensa nacional; Napoleón promulgó una orden para que todos los hombres sin hijos, de edad entre 18 y 40 años, debieran prestar su servicio militar. En los diferentes países de Europa y América los varones tenían similar obligación, con pequeñas variantes en la edad y en el tiempo de permanencia en los cuarteles.

En nuestro país, el 3 de abril de 1837, el Congreso expidió la Ley sobre Conscripción del Ejército, el Art.1, establecía que “Todo ecuatoriano desde la edad de veinte a veinticinco años cumplidos será alistado para el servicio de las armas”. En toda la vida republicana de nuestro país, el servicio militar ha sido obligatorio. Las obligaciones militares para todos los ciudadanos varones comenzaba a los 18 años con la calificación, luego de 1 año de conscripción pasaban a pertenecer a las FF.AA. permanentes, con licencia sin sueldo durante 5 años y por último, a las reservas hasta cumplir los 55 años.

En nuestro país cada año existen alrededor de 120 mil ciudadanos en edad de servicio militar, de los cuales sólo eran reclutados entre el 17 y 21%; es decir entre 20 y 25 mil ciudadanos. De acuerdo a la Constitución vigente, el servicio militar es voluntario. Los ciudadanos, normalmente de los estratos más pobres, acuden al acuartelamiento, unos por vocación, con la aspiración de seguir la carrera militar y otros como una alternativa a la falta de trabajo.

El Presidente Correa, en una de las sabatinas dijo que tenía la “percepción” de que el servicio militar en nuestro país “era tremendamente ineficiente” y señalaba que “tal vez para eso no se necesita un año, sino 2 o 3 meses y entrenamiento permanente”. Javier Ponce cuando era Ministro de Defensa, señaló: “mi idea es ampliar a dos años o tres la conscripción voluntaria”; de estas declaraciones podríamos “percibir” que ni uno ni otro sabían de que hablaban; en todo caso, en este gobierno la decisión es que el servicio militar sea de 6 meses y que de 16.000 conscriptos que se reclutan ahora, se reduzca a 10 mil.

Vale la pena señalar que durante l año de conscripción, el ciudadano no sólo recibía entrenamiento militar para que pudiera enfrentarse a los rigores del combate, sino que recibía una formación integral, se le inculcaba el amor a la patria y valores cívicos; hábitos de higiene, de disciplina, de responsabilidad; además, aprendía un oficio. Estos ciudadanos al cumplir su deber con la patria, salían del cuartel con otra visión, sintiéndose más útiles para emprender nuevos desafios en su vida.

Mi reflexión es que todos los ecuatorianos, hombres y mujeres, tienen una obligación para con su patria; ¿por qué sólo los médicos deben cumplir con 1 año de medicinal rural?; se debería extender esta obligación a todos los profesionales para que puedan ejercer su profesión, es decir abogados, ingenieros, arquitectos, economistas, veterinarios, etc. Es decir cumplir con un servicio cívico obligatorio.

Artículos relacionados

¡Salud Campeones!

Anoche, muy emocionado, observé a través de todos los medios de comunicación colectiva la
expresión de felicidad de gente que; en un solo grito y con un corazón inmenso, pero a la vez
reprimido, darle rienda suelta a sus legítimos sentimientos, repito, represados y huérfanos de
muchas soluciones a sus males, aun insatisfechas.

No me cansaré de alertar y repetirle a ciertos cuasi políticos, actuales aspirantes a lo que sea,
que jamás deben olvidar que: El pueblo es la voz de Dios…..El pueblo es intuitivo….El pueblo es
pobre, pero digno…El pueblo no se equivoca…El pueblo te premia o te castiga….El pueblo, y al final,
siempre triunfa. Pues, cada día, ese mismo pueblo te enseña a ser más y mejor pueblo.

La talla de un estadista

Es sabido que el Estadista no nace sino que se hace con el tiempo. Es el hombre versado en los negocios del Estado y en política. La talla del Estadista se va forjando con el transcurso del trajinar en los diferentes ámbitos y escenarios que tiene el Estado. No se puede improvisar sopena de caer en decisiones contradictorias que terminan perjudicando al conglomerado que representa.

Sorprende como el Presidente electo de los EE.UU. Barak Obama al día siguiente de haber triunfado en las elecciones inicio el proceso de estructurar lo que será su equipo de gobierno y el que tendrá a su cargo la transición con el impopular y hoy cada vez mas repudiado de Bush. La capacidad de Obama de involucrarse en forma inmediata en los asuntos del Estado sorprendió inclusive a sus mas acérrimos rivales.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×