1 marzo, 2024

Cao Ley Muñoz

Ostenta ser una persona con excelentes referencias, credenciales y probado poder. Había, según él, en su antecedente, compras efectuadas a “hombres del gobierno de Durán Ballén; Bucaram; Alarcón; y Mahuad… aparentemente no había habido mercado, o no valían la pena, la gente de Gustavo Noboa, Lucio Gutiérrez y Alfredo Palacios.

Sin duda no era un nuevo “Executive de la Corporation”, demostraba gran eficacia. Ya no deseaba comprar “hombres del gobierno” sino de los miembros de la “¿Muy Libérrima Asamblea Nacional?”… O, ¿Sería que da lo mismo?

En los videos Cao Lay parecía que hablaba y actuaba como Donald Trump en El Aprendiz. Tranquilo, frío, como tratando cosas baladíes cotidianas y comprando solamente lo justo – veinticinco – para manejar el negocio.

Se preparó para este hasta hoy cortometraje, un plagio de las novelas del dramaturgo francés Alexandre Dumas. “Los tres Mosqueteros” Con la figura especial de D'Artagnan (Cao Lay), que no era uno de los mosqueteros del título; sino que estos son sus amigos Athos, Porthos, y el jesuita Aramis. Al fin y al cabo ésta se publicó inicialmente en fascículos para mantener a la gente distraída. Con seguridad pronto vendrán otras de las más conocidas de Dumas: “Veinte años después” y “El Vizconde de Bragelonne”. Puede inclusive ilusionarnos el que lleguemos a saber quienes eran los verdaderos Mosqueteros de don Cao Lay.

D’Artagnan “Cao Lay” abandona su lugar natal, para dirigirse a Quito y luego a Montecristi (¿El Conde de Montecristi?), donde entra al servicio de Su Majestad. No obstante, por el camino sufre una serie de percances, debido sobre todo a la angurria o desconocimiento de la “movida” por uno de los sirvientes del Rey y lo llevan a tener que enfrentarse a ¿“¡La Justicia!”?

En los “Tres Mosqueteros” la trama es que para salvar el honor de la reina Ana de Austria, puesto en peligro por una intriga del Cardenal que quiere poner en evidencia la relación amorosa entre la reina y George Villiers, el duque de Buckingham, los mosqueteros emprenderán su aventura más peligrosa, que los llevará hasta Inglaterra. En esta historia se trata de tapar la acción autocrática de Su Excelencia.

¿Falló Caolito? ¿Los cortesanos no son virtuosos? ¿No? Es simplemente otra estrategia de distracción para que tengamos circo los del pueblo y miremos los payasos en lugar de la atrocidades que se comenten y se planean.

Un país que simula la época del Oeste sin Dios ni Ley… ¡Sólo la del Rey Sol! (Nublado) Dueño de la vida, la justicia, la verdad y la moral inmoral.

Recuerdo un juego de niño, que era más para chicas, pero yo lo jugaba porque siempre me gustaron las bellas doncellas: Es ese que dice: Lo tienes tu… no señor… entonces quien?… Él señor (señalando a otro y así sucesivamente en un círculo infinito). Lo anterior por cuanto hasta ahora ya han metido hasta al sacristán. Y los temas de investigación: …¿de que color era el maletín? … tamaño … marca. ¿En que mano la llevaba?… Preguntas vitales para descubrir el entuerto… No porquerías tales como: ¿Qué países había visitado? ¿Quién manejaba su “Corporation”? Habrían entrado los fondos, como en el país del Cono Sur, del mismo lugar y manifestados: Libros y papeles…

Cuidado llegan a investigar de dónde salía el dinero: ¿Quién lo iba a poner? ¿Tendría la capacidad él, o las personas o instituciones mandantes de tener veinticinco millones más propina?

Las anteriores son preguntas investigativas, por cuanto también hay las lógicas. De haber ese monto disponible para una sola “travesura” ¿No era mejor invertir ese dinero para internacionalmente demostrar que hoy vivimos fuera de ley? (En el supuesto no consentido de que ese capital haya existido y no sea una cortina de humo de S. M. ¿Gastar la fortuna en promover el conocimiento de las atrocidades anticonstitucionales que se cometen – salvo que sea de los que las promueven?

Estoy convencido de que igual que siempre ¡¡¡Se llegará a las últimas consecuencias!!!… “Hasta llegar al loco: Basta “ñaño”, quédate frío, que ya mismo nos descubren”

Artículos relacionados

Cynthia no está loca

Leí, detenidamente la publicación de la Sra. Alcaldesa de Guayaquil, de su discurso pronunciado el día del 24 de julio, fecha conmemorativa de la Fundación de la Ciudad de Santiago de Guayaquil. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×