Los tontos útiles – Desde mi Trinchera
Opinión

Los tontos útiles

En más de una ocasión he querido alejarme de la arena y silenciar mi pluma para siempre, porque…  Me fastidia infinitamente la “comodidad patriótica” de algunos ecuatorianos, y detesto la cobardía de aquellos que siempre esperan que seamos otros los que saquemos la cara por ellos…

Me he alejado de esta arena con la pena de saber que no todos heredamos la  fibra patriótica que tenían nuestros antepasados y que a pocos le importa la patria… Me retiré llevando a cuestas el dolor que me causa el solo pensar que — de la “madera de guerrero” del guayaquileña de antaño — hoy solo quede un palo apolillado por los años y el desuso…  

Dejé de escribir porque me embargó la vergüenza de saber que ya no hacen pantalones como los que antaño usaban los Padres de nuestra Patria…  Y por  que  me indigna pensar que la conciencia de muchos “líderes de hoy” – a diferencia del cariño verdadero…  Si compra y… Si se vende-eé…

A diario — la vergüenza y el asco que me reproducen estos falsos líderes que por treinta monedas venden a la patria — explota en mi pecho con un grito silencioso que me desgarra el alma y les escupe en la cara la saliva de mi infinito  desprecio…

Motivado por esta desesperación, es que hoy vuelvo a desenvainar mi pluma, y la esgrimo para arremeter contra los molinos de viento con que se pretende dividirnos.  Y estoy aquí para dar la cara por todos los cobardes que temen defender sus derechos ciudadanos… Y viven con la cabeza metida en la arena.

Estoy aquí para denunciar las tácticas divisionistas que usa el odiador, con las que  obviamente ha logrado manipular – y hacerles morder el anzuelo – hasta a los más duchos de la política nacional.  Tácticas con las que ha conseguido que hoy ellos nos pidan – nos arenguen – para que nos peleemos entre hermanos…

Nuestros verdaderos líderes deberían de estar tratando de hacer la paz entre las dos fracciones de un pueblo que se dejó engañar y que fue mortalmente herido por su propia ingenuidad, para que juntos podamos organizar las defensas en contra de la infamia y tiranía que se nos viene encima…

Menciono las “tácticas” para hablarles también de las “estrategias”.  Porque éstas son dos armas muy poderosas con las que cualquier tirano puede hacerle un daño infinito a su pueblo…

La “Estrategia” es el arte y/o la habilidad para dirigir y planear un asunto.  En cambio la  “Táctica” es una herramienta de la estrategia que se usa para forzar  al adversario a reaccionar de manera que caiga en la trampa que se le tiende, y así favorecer al estratega en la consecución de su objetivo…

Por eso es imprescindible que todos tratemos de “ver” – de enfocar nuestras mentes – a través del humo y la polvareda que levantan las tácticas de distracción que se están usando en contra nuestra… Solo así podremos distinguir la estrategia, y qué es lo que se esconde detrás de las tácticas y engaños usados  para distraer nuestra atención del verdadero objetivo que persigue quién tiende las trampas…     

Los ecuatorianos tenemos que abrir los ojos y ver la realidad, para poder impedir la consecución del verdadero objetivo que persigue quién – con tanto odio y mala fe – nos insulta y nos divide…

Tenemos que despertar del letargo tonto del regionalismo que nos separa, porque ya  llegó la hora de combatir el fraccionamiento criminal con que se pretende hacernos pelear entre nosotros, para conseguir  la destrucción de nuestra democracia.

Quién escribe estas líneas lo hace con el pleno convencimiento de que la pluma, como arma netamente defensiva, no tiene poder alguno si no logra llegar a la conciencia cívica del lector…

Por eso he retomado la mía, y estoy tratando de usarla para despertar a la conciencia cívica ecuatoriana, en la convicción de que, como arma defensiva…

Un matamoscas es más poderoso que la conciencia muerta de un ciudadano indolente…

Ha llegado la hora de demostrar con hechos que los ecuatorianos somos un pueblo inteligente, y que como amantes de la libertad si podemos permanecer unidos ante la adversidad.  Y que juntos lograremos neutralizar los embates de quienquiera que pretenda separarnos.

No caigamos en las malintencionadas trampas de quien vive alimentándose de, y sembrando el odio entre nosotros… No peleemos entre hermanos, ni tratemos de castigar a los tontos útiles de ayer, porque ellos solo han sido herramientas de un mezquino estratega que pretende hacer tontos útiles de todos nosotros… 

Es hora de curarnos las lesiones causadas por nuestra propia ingenuidad y de buscar la armonía entre los ecuatorianos, porque frotándole sal a las heridas solo lograremos profundizar nuestras diferencias y caer fraccionadamente en las trampas de nos tiende  aquel que tanto odio parece sentir por el prójimo…   

Convenzámonos de que todo producto del odio es nocivo, y que el odio es un mal más contagioso  que la misma peste,  que siempre termina destruyendo a todo aquel  que se contagie, o que se deje poseer por esta pasión destructiva.

Los ecuatorianos no podemos seguir fragmentándose bajo el embate de esas tácticas distraccionarias con las que pretende dividirnos aquel que las usa para disfrutar eternamente de ese frenesí de poder,  protagonismo, venganza y odio, que su cuarto de hora le está proporcionando…

0 Comentarios

  1. Con referencia a su articulo «Los tontos utiles»:

    «Well said»

    anticipo que los otros «grindios», ex compañeros del Colegio Javier quienes tambien residen en los USA, concordaran conmigo.

  2. La teoria es cierta. Llevarla a la practica es infinitamente mas dificil.

    Creo que el fin ultimo que persigue el traidor de Guayaquil es malo. Que la forma en que lo está llevando a cabo es magistral, como un partido de ajedrez perfectamente preconcebido.

    Lo mas complicado es proveerles de vision de futuro a otros que ciegos de esperanzas todavia no quieren ver. Cegados por cierto positivismo de los medios utilizados los justifican sin saber cual es el fin ultimo de las acciones que aplauden o dejan suceder.

    Lo que me aterra es que para cuando vean y se den cuenta ya será demasiado tarde para medidas correctivas.

    Si hay Guayaquileños cuya madera no esta apolillada, conservan intacta la madera de guerrero, pero no saben que hacer ni a quien seguir. Y mas importante que pueden lograr con ello. Cual sería la meta u objetivo al seguir a una persona.

    Asi que hay que definir:
    Por que?
    A quien seguir?
    Que se va a lograr?
    y Como hacerlo?

    En este embrollo de politica y teorias de gobierno, la desinformacion es la mejor y mas inteligente arma utilizada, siembra la duda, y en caso de duda la respuesta es «no», o no hacer nada, hasta que se aclare el panorama.
    Necesitamos que se disipe la niebla y se desenmascare el plan de cada accion para asi combatirlas una a una.

    Por ejemplo, tomando el ejemplo de Venezuela, uno de los peligros que tiene la asamblea fue la falta de información mientras se discuten las propuestas.

    Aqui se no los obliga a sentarnos a esperar 6 meses para sacar un lote de leyes y que digamos si o no. No hay forma de cabildear o gestionar opciones mientras se discute.

  3. Danilo Plaza

    Me parece que lo lógico es identificarse con nombre y apellidos y su dirección de email para que no se preste a confusiones, porque yo no escribí el presente artículo, ni voy a hacerlo en el futuro.
    Danilo Plaza

  4. Mi estimado Danilo Plaza (si ese es su verdadero nombre): Me complace informarle que millones de madres en el planeta tierra tuvieron el buen gusto de llamarnos Danilo al momento de nuestro nacimiento.
    Escapa a mi pobre intelecto la forma en que concluyo que pueda confundirse mi comentario con su nombre. Solamente que piense que es el único calificado a realizar comentarios, cosa por demas absurda.
    Para mi no es lógico poner mi apellido, ya que en mas de una ocasion detractores de este gobierno terminan recibiendo una colonoscopia del SRI o alguna de las Superintendencias y bueno… admito que caigo en la vagancia de no querer pasar ese esfuerzo.
    Mi correo electrónico lo registro cuando hago el comentario. Si le interesa esta allí para su investigación todo lo que tiene que hacer es tratar de obtenerlo de desdemitrinchera
    Sin mas que añadir a la presente, me despido no si antes recomendarle un poquito mas de humildad.
    Ate,
    Danilo
    pd.- Huelga esta decir que apoyo totalmente el articulo «los tontos utiles» del cual usted no emitió ningún comentario¿¿??.

  5. Fernando Puyol

    Sr. Insua: Su artículo no es solo interesante, tiene importancia histórica. Su artículo me gustó y me incentivó con ?su? por qué de ?desenvainar su pluma? y su manera de ?esgrimar? con metáforas, sapiente de la diferencia de éstas y el ser literal. Estoy a su lado a medida que se hace presente otra vez, ?. . . con el pleno conocimiento de que la pluma, . . . ., no tiene poder alguno sino logra llegar a la conciencia cívica del lector? . . . ?para despertar la conciencia cívica ecuatoriana, . . .? para tornar al lector en actor, en protagonista. Gracias por insentivarme y casi ayudarme a comenzar a salir de mi ?closet/ropero familiar,? de seguridad. Comprendo, son pocos los que saben hacer frente y sacar la cara por otros.

    Antes de nada, no quiero hacer confesión porque no me siento pecador, pero si quiero hacer una aclaración: trincheras, estrategias, tácticas . . . o son metáforas o son cuesión literal. De ser literal, a mi nunca me gustó la guerra: nunca fué, ni es, ni será solución a los problemas y conflíctos entre las relaciones humanas. Así, entonces, escribo estos párrafos desde otro punto de vista y de partida. Escribo . . .
    DESDE ECUADOR CON AMOR.

    Para continuar, quiero decir ?hola? a P. Bondy, otro de los siete ?grindios? javiernanos que vivimos en los EEUU. Vivimos por acá, pero así como ?Al Javier se entra pero no se sale,? de la misma manera, desde acá lanzamos lor ?grindios? nuestra voz: ?Al Ecuador se entra pero no se sale.? Yo ?entré? a este mundo, en el ?42 y luego de ser concevido en el altar sagrado del amor, para nacer y crecer en Riobamba hasta los catorce años, para luego, hasta los diez-y-nueve vivír en Guayaquil y estudiar en el Colegio Javier. A más de nuestro himno nacional, se cantar a ?La Sultana de los Andes? como también se cantar ?Guayaquil de mis amores.? De paso, nací en casa, direccion ?Guayaquil 114 y 5 de Junio, a una cuadra de la 10 de Agosto y a dos cuadras de la Primera Constituyente. En 2006 pasé cinco meses en Ecuador y entre otras investigaciones, fuí varias veces a la ?Casa de Bolívar?, localizada en la calle Primera Consituyente.

    Ahora bien, no en coro, pero a mi manera, me uno a P. Bondy para decir . . .Sr. Insua, ?Well said/Bien dicho? por las razones a seguir. Podemos comenzar con el dicho zonzo/tonto, con la zoncera de todos los tiempos y de todos los lugares donde se viene diciendo . . . ?Los vivos viven de los mudos y los mudos (útiles) viven de su trabajo.? Esta zonzera no es completamente de zonzos, pero si tiene más que un algo de zoncera. Al menos, no es auto-acusadora como al decir . . . ?Los vivos vivimos de los mudos y los mudos viven de su trabajo? ni tampoco es ?auto-acatadora como . . . . ?Los vivos viven de los mudos y los mudos vivimos de nuestro trabajo.? No!! El fenómeno de ?los tontos útiles? es más ?elegante?, más ?misterioso?.

    Voy a complementar su metáfora y clarificar este fenómeno humano. Cuando estuve en Córdoba, Argentina (cuatro semanas, entre julio/agosto 2006), ya que fui para experimentar ?in situ? la reunión de los paises de MERCOSUR. Antes de partir a Argentina (Córdoba), Uruguay (Montevideo) y Brasil (la ciudad de Curitiba y su ex-alcalde Lerner), estava ya interesado en la CAN (la Comunidad Andina de Naciones) y como tal, en ?CAN-ciudades?. Como tal, no sólo venía curioso acerca de ?Merco-ciudades? pero desde dicembre de 2004, venía estudiando el tema de ?SUDAMERICA EN GRAN TRANSICION: INTEGRACION REGIONAL E INSERCION GLOBAL?, tema de un libro que vengo escribiendo y construyendo desde diciembre de 2005. Y si pido disculpas por irme por la tangente, es que voy intentando darle importancia a ésto de ?Los tontos útiles? porque considero (mi opinión personal) que es, como decia arriba, no sólo de importancia histórica sino quizás, también de importancia spcicológica, sociológica, y hasta ecológica y ambiental.

    Especialmente, durante los doce meses a seguir, de la Asamblea Constituyente, donde el contexto de una filosofia y cosmología Pacha-Mama, de los ?derechos de la naturaleza? formará parte de nuestra futura ?nueva? Constitución, que dará también, seria y profunda atención, entre otros valores, a ?los derechos humanos universales.? Hay otros valores que prestar atención, pero eso será para los Asambleistas llegar a determinar ?amplitud? dentro del parámetro, del PREAMBULO que comienza con estas palabras: EL PUEBLO DEL ECUADOR ?Inspirado en su historia milenaria, en el ejemplo de sus héroes y en el trabajo de hombres y mujeres que, con su esfuerzo, forjan la patria, consagra como valores superiores de su ordenamiento jurídico la vida, la libertad, la igualdad, la justicia, la democracia, el trabajo, el progreso, la solidaridad, la equidad y la paz, que han guiado sus pasos desde los albores de la vida republicana; etc. . . .?

    Ahora, adentremos el tema del artículo . . . ?Los tontos útiles.? Personalmente no me siento lo suficientemente preparado para profundizar el tema con soltura, de manera que, a manera de cita, voy solamente a compartir lo que encontré en un librito que compré en Córdoba, Argentina titulado MANUAL DE ZONCERAS ARGENTINAS (c)2006. En la introducción, ?Donde se habla de zonceras en general?, su autor, Arturo Jauretche clarifica:
    ?Zonzo y zoncera son palabras familiares en América desde México hasta Tierra del Fuego, variada apenas la ortografía, un poco en libertad silvestre (sonso, zonzo, zonso, soncera, zoncera, azonzado, etc.)?, dice Amado Aloso. (?Zonzos y zoncerías?, Archivo de Cultura, ED. Aga-Taura, Feb. 1967, pág. 49.)
    Según el mismo,? escribe Jauretche, ?la acepción que les dan los diccionarios como variantes de soso, desabrido, sin sal, es arbitraria porque proviene del ?Diccionario de Autoridades? que se escribió cuando ya habían dejado de ser usuales en España. Zonzo, fue en España palabra de uso coloquial pero durante corto tiempo: ?Cosa sorprendente, esta palabra castellana, inexistente antes del siglo XVII (17 por un acaso) y desaparecida en España en el siglo XVIII (18), viven hoy en todas partes donde fue exportada?, particularmente América. También señala Alonso el parentesco con algunas equivalentes españoles, mas agrega que ?por pariente que sea el zonzo americano conserva su individualidad?. ?Aunque como improperio los americanos dicen a uno (o de uno) . . . zonzo, cuando los peninsulares dicen tonto, los significados no se recubren?. Todo lo cual vale para zoncera (o tontera).
    Luego Jauretche se pregunta . . . : ?Los argentinos somos zonzos? . . . Esto es lo que nos faltaba, convencidos como estamos de la ?viveza criolla?, que ha dado origen a una copiosa literatura que va de la sociología y la psicología a las letras de tango.
    Un amigo que hace muchos años percibió la contradicción entre nuestra tan mentada ?viveza? y las zonceras, la explicaba así: ?El argentino es vivo de ojo y zonzo de temperamento?, con lo que quería significar que paralelamente somos inteligentes para las cosas de corto alcance, pequeñas, individuales, y no cuando se trata de las cosas de todos, las comunes, las que hacen a la colectividad y de las cuales en definitiva resulta que sea útil o no aquella ?viveza de ojo?.
    Sigue Jauretche, . . . ?A estas zonceras en lo que trata de los intereses del común, es a las que se refiere mi personaje de las letras gauchescas que cito en el copete, porque lo que el cantor ha dicho antes se refiere precisamente a ellas, y a su escéptica sentencia surge de la continuidad en su acceptación a través de generaciones.
    Esto no importa necesariamente que la zoncera sea congénita; basta con que la zoncera lo agarre a uno desde el ?destete?. Tal es la situación, no zomos zonzos: nos hacen zonzos.?

    Al Sr. Insua y sus lectores, esto es todo por hoy . . . acerca de lo que Arturo Jauretche escibe en su libro MANUAL DE ZONCERAS ARGENTINAS y un par de observaciones. Pero tanto a Ud., Sr. Insua como a sus lectores, les quiero dejar con una curiosidad: ?la zoncera No. 4 de los argentinos?. Creo que ?nos? va a interesar . . . . como ecuatorianos, como guayaquileños. Por ahora, simplemente les quiero informar que a estas alturas de autonomías, de intentos reaccionarios hacia la centralización, de pelucones y de chiros, de polarización, de ?sapo-vivos? y de ?tontos útiles?, y, ahora último, de ?Por qué no te callas? y de ?Lo entre Bolivia y Chile es entre Bolivia y Chile? (de manera que Sr. Presidente, ?NO SE META? en asuntos que no le pertenecen). Así, que aquí comparto con ?5 temas de las 44 zonceras argentinas? que Jauretche formula:

    Zoncera No.1 ?Civilización y barbarie.?
    Zoncera No. 2 A) Zoncera sobre el espacio ?El mal que aqueja a la Argentina es la extensión.?
    Zoncera No. 4 (de los argentinos) ?II) El misterio de Guayaquil?
    Zoncera No. 43 ?Civilización occidental y cristiana?
    Zoncera No. 44 ?Nipo-nazi-fasci-falanjo-peronista?

    PD. Sr. Insua y lectores suyos, ?La zoncera No. 4 de los argentions? titulada ?EL MISTERIO DE GUAYAQUIL? la puedo mandar en toda su extensión (cubre páginas 45 ? 50 del libro de Jauretche). Los interesados, remitan su dirección de correo-e para enviarlo como ?attachment.? Mi e-mail es Fernando Puyol

  6. Me ha alegrado mucho leer su artículo así que qué bueno que reanude sus artículos. Los guayaquileños light forman parte de una mundo light globalizado, la comodidad y el egoismo no están ajenos a los guayaquileños y penosamente el resultado es un civismo light que a mi, como a Ud., me indigna pero que debemos aceptar para lograr combatirlo primero desde nuestras familias, lugares de trabajo, etc.
    Guayaquil de Pie es una movilizacion ciudadana que se manifiesta cada jueves a las 17h30 en la Plaza Rocafuerte o de San Francisco. Ojalá tengamos el placer de tenerlo entre los muchos ‘cada semana somos más ‘ para entonar nuestro himno de Octubre y reclamar en la tarima nuestros derechos. Muchos llevamos carteles y banderas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *