Internacional Opinión Política

¡Hay cosas que están mal, porque están mal!

¡Hay que entenderlo! ¡Está mal robar, porque hay que respetar el derecho de los demás! ¡Es simple! Mi derecho termina donde empieza tu derecho, y tú tienes la obligación de respetar mis derechos, así como yo tengo la obligación de respetar los tuyos. ¡Es simple retribución! Todos tenemos los mismos derechos, las mismas responsabilidades, las mismas obligaciones. La equidad y la igualdad van de la mano. Creerme con derecho a manejar lo de los demás, lleva al socialismo que, mal entendido, como se lo lleva en Latinoamérica, lleva al abuso, al caos y a la muerte. Este socialismo, unido al populismo, y aupado en la falacia, la mentira, refrendado por algunos casos de malos ciudadanos que han buscado su provecho, logra, en ocasiones el poder, entonces, empieza a repartir lo ajeno, haciendo creer al pueblo que esa es la forma de subir, pero, como todo lo que se reparte, en algún momento se agota, llega la época de las vacas flacas, y como ya los dirigentes están acostumbrados a robar, robándole a los demás para repartirlo al pueblo, mientras roban al Estado, para ellos, haciéndose millonarios, desfalcando al país y creando un caos como el que crearon en Venezuela y Nicaragua. Cuando no hubo más que robar, no les quedó más opción que asesinar a sus compatriotas que reclaman por su derecho a vivir.

Es ridículo ver la caravana de centroamericanos que están buscando invadir los Estados Unidos, para entrar de ilegales y buscar trabajo para su supervivencia. Ellos no son culpables, ni tampoco los americanos que defienden su país. Los dictadores de turno, aúpan estas caravanas. ¿Por qué buscan entrar los migrantes a los Estados Unidos? ¿Por qué estas caravanas no buscan entrar a Venezuela, Cuba, Corea del Norte, o Nicaragua? Si el Socialismo creara riqueza, miles de migrantes buscaría ir a estos sitios, pero como allí sólo hay restricciones, se les entrega los alimentos que según el Estado deben consumir (y que en muchas ocasiones no alcanzan y tienen que completar buscando en la basura), restringiendo incluso los alimentos indispensables para el desarrollo de los niños, nadie está tan fuera de sus cabales para buscar ir a esos países.

¿Cómo hacer que la gente entienda y vote razonadamente, buscando el bien común? Es muy difícil. El pobre, con tal de recibir un pan, vende su alma al que se lo ofrezca, así eso signifique muerte por inanición mañana. No pueden comprender que para salir de el abismo en el que viven, es necesario sacrificarse un poco, trabajar, dejar de dejarse llevar por engaños a reclamar cosas que no les corresponden, preocuparse por elevar el nivel de vida de su familia. En eso deberían ocupar su tiempo, en vez de gastarlo y gastar sus energías en inútiles caminatas.

A los criminales líderes de estas marchas, no les importa la vida de esos pobres, su interés es provocar disturbios y si es posible que haya muertos para poder acusar a esas que llaman ¡oligarquías!, de asesinatos, de los cuales los verdaderos culpables son ellos.

2 Comentarios

  1. Avatar
    Pablo Gómez Morán

    Muy cierto los comentarios del Dr. Fernández. Si Correa se admiraba del modelo cubano, ¿porqué no se fue a vivir a ese país con su familia y no a Bélgica, país del Primer Mundo? Está claro que estos seudos socialistas proclaman a viva voz una cosa y practican otra. Se dirá que su familia es de Bélgica, pero si su discurso fuera coherente, prefiriría ir a uno de los del ALBA , pues supuestamente allí se vive mejor que en los «explotadores» países capitalistas. Con su sueldo de por vida no hubiera experimentado lo que sufren los ciudadanos de esos países; pero claro, allá no hay el bienestar económico ni los servicios públicos elementales de que se goza, hasta en un país capitalista y subdesarrollado como el nuestro pero que por lo menos no escasean los alimentos ni los servicios públicos.

  2. Pingback: ¿Pacto Global Migratorio a espaldas de los ciudadanos? – Desde mi Trinchera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *