Opinión Política

El Vicepresidente de Lenín

La justicia tarda, pero llega, y aunque el país tenga un delincuente menos en circulación, muchos otros permanecen aún a sus anchas. El pillo mayor también caerá, más tarde que temprano, pero más probablemente por efectos de la implacable justicia internacional que por el letárgico quehacer institucional de la Fiscalía ecuatoriana.

Lenín Moreno, en su momento, se quejó de no haber podido nombrar a su propio compañero de fórmula, pero dentro de poco sabremos a quién se le negó la oportunidad de compartir la responsabilidad del poder. Pero, ¿será que Lenín ahora haya cambiado de opinión sobre el mejor individuo para acompañarlo en gobernar? Mucho se ha especulado sobre la identidad del próximo Vicepresidente, implícitamente concluyendo que Lenín se habría alejado de quién él debió haber pensado en algún momento como su mejor compañero para bien del país. Es una gran incógnita si lo hasta la fecha actuado en Carondelet por Lenín constituye una señal sobre cómo escogerá al segundo mandatario. Si bien ya no necesita a nadie que le ayude a captar votos, precisa sin embargo de un estratega de excepcional talante que le brinde credibilidad, liderazgo y sabiduría. ¿Será Lenín capaz de aceptar sus propias carencias y con serenidad asumir con pleno criterio la mayor decisión política de su mandato? ¿Permitirá Lenín que la nación sea redireccionada lejos de su politiquera visión de “El Gobierno de Todos”? La cancha está delimitada por la realidad del fracaso mientras comienza el año jugándose tiempos suplementarios.

1 Comentario

  1. Avatar

    INTERESABNTE ANALIISIS …. IMPOSIBLE QUE SU CAANDIDATO FAVORITO HAYA SIDO LA ACTUAL (Y FUTURA) VICEPRESIDENTA …. ALGO LE OBLIGO A CAMBIAR LA TACTICA …. HASTA QUE SE PRODUZCAN LOS CAMBIOS QUE EL PAIS NECESITA, NO NOS QUEDA MAS QUE ESPERAR SI REALMENTE MORENO YA NO ES CORREISTA … TODO PARECE UNA BIEN ORQUESTADA BURLA AL PUEBLO QUE EXIGE UN CAMBIO…. NADIE, CON SENTIDO COMUN, LE CREE SU POSICION CONTRA LA DICTAURA DE LA QUE FUE PARTE …..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *