Opinión

Separatismo del Orden Público

Quedé perplejo cuando escuché esa frase , eructada por un Fiscal para “describir el “delito” que habrían cometido aquellos jóvenes representantes de una Junta Cívica , quienes declararon a Correa como persona no grata a los guayaquileños.

¿ Qué diablos quiso decir ese Fiscal ? ¿ Es esa la garantía que los ecuatorianos tenemos respecto al grado de certeza y veracidad que deben tener esos funcionarios al momento de incriminar a supuestos infractores de la ley ? Me pasó por alto su nombre y no quise saberlo después ni ahora, porque me distraería de lo nuclear del caso: se ha apresado a dos jóvenes dirigentes que expresaban civilizadamente su opinión del Presidente de la República .Habían dicho que Correa no es de su “agrado” , que no les es “gustoso”, que no les resulta “placentero” ni “dulce” , ateniéndonos -como es lógico – a los significados que consignan la Real Academia de la Lengua y otros diccionarios de importancia internacional.

Pero el Fiscal del cuento, recitando incoherentemente alguna orden que aceleradamente le fue soplada, creyó justificar su ignorancia jurídica hablándonos de un “separatismo del orden público”( transcrita otra vez entre comillas para reafirmar a usted que no soy el autor de tal disparate ).

Así, pues, expresar que Correa no es de nuestro agrado ; opinar que Correa no está haciendo una buena labor , equivale desde ahora a incurrir en el inventado delito de separatismo. ¿ Debemos opinar sobre Correa y emprender la huida al exterior como “balseros” o a nuestros domicilios si somos ancianos , adelantándonos a los fiscales al servicio de una dictadura cada día más evidente ? Puedo disgustar a Correa o serle absolutamente indiferente, carente de importancia ; invisible. Ninguna de tales opciones me interesa conocer. Simplemente opino, como un ciudadano más, que no es un gobernante de mi agrado. Y que, luego de su gobierno, el país quedará muy maltrecho , con gravísimos problemas internacionales, con desorientadas, demagógicas y electoreras conquistas sociales y sumido en la estupidez de un armamentismo insensato.

Al opinar así, sólo hago uso y ejerzo un derecho humano que consta impreso e inserto en la Constitución. Mas, si la narrada actitud fiscal responde a una política gubernamental, concluyamos entonces que se avecina una etapa de represiones virulentas y tan torpes como la acontecida con esos jóvenes. Una etapa en la que se confirmará que las declaraciones que dicen respetar los derechos humanos en el Ecuador, son lamentablemente abstractas y están contradichas por las violaciones concretas por parte de esta revolución ciudadana.

El mensaje es claro : todo ciudadano a quien Correa le “caiga” mal o estime que ha defeccionado , deberá ser privado de su libertad. No habrá necesidad de los Comités de Defensa de la Revolución, llenos de delatores. Bastará que los fiscales lean los periódicos, escuchen sus radios o vean televisión , elaboren luego un listado de quienes emitan sus opiniones sobre la actuación presidencial e inicien las instrucciones penales respectivas. La Policía y los autónomos jueces de la autónoma función judicial se encargarán del resto y el gobierno de la revolución ciudadana se afianzará sin flaquear nunca más.

La superpoblación carcelaria se resolvería poniendo en libertad, a través de cualquier artificio jurídico, a los reales criminales, asesinos, violadores, narcotraficantes y demás “víctimas del sistema” inventado durante la larga noche neoliberal. Y nos preguntaremos : ¿Dónde quedó la libertad de expresión y, en especial, la de expresar nuestra opinión? ¿ Por qué debe gustarnos Correa, obligadamente, o morder nuestras lenguas para así mantenernos al margen de la ley penal ?

Quienes derrocaron a Bucaram, Mahuad y Gutierrez no fueron separatistas. No se limitaron a describirles como no gratos , sino que consumaron hechos en escenarios callejeros que culminaron con sus derrocamientos. Hubo violencia y fracturas legales en los tres casos, pero a nadie se le ocurrió que tales acciones implicaran una intención separatista, triste recurso semántico al que hoy se apela para jodernos la vida y acallar nuestras voces.

García Márquez narra en su obra “ La Aventura de Miguel Littin clandestino en Chile”, que siendo Allende Presidente, un obrero desfiló frente a él con una pancarta que decía : ESTE GOBIERNO ES UNA MIERDA. Pero es mi gobierno.” Allende, sonriente, le aplaudió y descendió para estrecharle la mano, respetando en ese individuo su libertad de ejercer, sin trabas, un derecho constitucional que en el Ecuador se sigue exaltando como un logro de la revolución “profunda y ciudadana” y que solo revela la hipocresía con que se maneja el tema de los derechos humanos .

Lo que no será grato al gobierno es comprobar que el deseo de aquellos jóvenes guayaquileños de expresar su opinión en alguna barriada guayaquileña, se vio cumplido con creces : la tonta acción represiva se encargó de divulgar el mensaje a nivel nacional . La pancarta ya es de todos.

0 Comentarios

  1. Avatar
    Carlos Barrionuevo Cabanilla

    Don Francisco:
    Es verdad lo que usted dice, que no existe relación entre la figura del separatismo , con el contenido de las guindolas pegadas en algunos de los postes de la ciudad……
    Sin embargo creo que estos chicos motivados por alguna frustracion, cometieron otras irregularidades como por ejemplo….¿…Que derecho tenían para expresar su frustracion usando postes publicos…?…¿…que derechos tenían para hablar en nombre de la ciudad de Guayaquil…?….Esto último es muy peligroso…por que solo a las autoridades designadas por votacion popular se les reserva ese derecho y muchas veces necesita la ratificación del soberano…
    Le recuerdo que hace unos años atras unos chicos escribieron grafitis en contra del alcalde …y aquellos » artistas de la literatura popular» tambien fueron detenidos y si es que no me equivoco su sancion fue de 30 dias ….¿…Por que esa diferencia de trato a ambos grupos de contraventores por parte de la prensa…?….
    Guayaquil no ha declarado persona no grata al señor Presidente…ni lo va a declarar tampoco……El hecho que el presidente no tenga una mayoria de ciudadanos guayaquileños como sus simpatizantes , no le da motivo a nadie hablar en nombre mio , en nombre suyo , en nombre de mis hijos o de mis padres y abuelos etc……
    Es verdad no le encuentro la figura del separatismo,….
    Como veo que las JUNTAS CIVICAS en Guayaquil,siempre ha sido un grupito de amigos arbitrarios que hablan en funcion de todos nosotros y observando que nadie ha analizado esta irregularidad , Yo tambien con otro grupo de amigos estamos formando LA SUPER Y MAXIMA JUNTA CIVICA DE GUAYAQUIL…para declararlo persona MUY GRATA en Guayaquil al señor presidente….Lo que no haré es poner guindolas en los postes de mi ciudad por que jamás conseguiré el permiso del municipio…
    Don Francisco , creo que es mejor recomendar que los fiscales lean las denuncias en vez de leer los periodicos que tanto daño hacen a la verdad y a la LIBERTAD DE PRENSA……

  2. Avatar
    MARTHA IRENE

    EL PRIMER SEPARATISTA ES CORREA, ACASO YA SE LES OLVIDO QUE EL SEPARO LA PROVINCIA DE STA, ELENA DE GUAYAQUIL…SEPARA QUITO DE GUAYAQUIL SEPARANDONOS DE NUESTROS HERMANOS DE COLOMBIA , DE RICOS CONTRA POBRES, EL CREE QUE SACANDO A TODOS LOS PRESOS DE LAS CARCELES ESO ES PUEBLO , NO LO QUE HA HECHO ES QUE TENGAMOS MIEDO DE TODA ESA BASURA DE CRIMINALES LADRONES QUE SACO DE LAS CARCELES ESO TAMBIEN ES SEPARATISMO PONIENDO EN LAS CALLES TODA ESAS PERSONAS MALAS CONTRA UN PUEBLO DESARMADO POR EL MISMO…Y PORQUE SE DICE LA VERDAD QUE GUAYAQUIL NO LO QUIERE Y QUE SU PERSONA NOS CAUSA MOLESTIA Y MUCHO CORAJE DECIR LA VERDAD ES MALO Y EL SI PUEDE INSULTAR A LOS GUAYAQUILEÑOS Y A SU ALCALDE ESO TENEMOS QUE SOPORTAR PORQUE EL SE CREE EL REY DE QUE???? BASTA YA, BASTTTTAAAAAAAA YAAAAAAAAAAAAAAAA

  3. Avatar
    Carlos Zúñiga Rendón

    Quiero acotar que los ciudadanos Primero en vez de reclamar (en estecaso marchar) hacia Carondelet, por qué no marchan y le reclaman a los legisladores para que debatan -ya que lo hacen tan rápido, alguna habilidad increible han de tener- los artículos del código penal que se tipifican en este hecho suscitado hace una semana exactamente. Primero el Art. 128 (leerlo): ¿Qué hay al respecto cuando el presidente incita al separatismo? Es verdad que el mensaje de la «junta cívica» causa separatismo. Pero como también lo menciona Martha, Correa empezó los separatismos, no cabe duda. Aunque no se trate de comprobar quien empieza, el mandatario no puede ni debe causar conflictos a través del poder de su palabra respaldado en bonos y urea (Ej. los sociales en Guayaquil, el Peninsular, aunque duren poco).
    A mi opinión, el delito en el que incurren estos ciudadanos es el Art. 230 (leerlo) del Código Penal, en el cual se injuria y se burla de la imagen del Presidente de la República. Lamento ser tan legalista y parecer como no defensor de la libertad de expresión por remitirme expresamente a la ley.
    Ahora bien, la ley se presume conocida por todos, o sea que Pilco y Zunino debían saber que esto les iba a costar de 6 meses a 2 años de prisión y multa. Pero ¿qué es la ley penal ante la Constitución que reconoce el derecho FUNDAMENTAL de Libertad de Expresión?. Será que sólo el mandatario y sus fiscales deciden lo que es libertad de expresión aceptable o no?.
    Es un país que se declara democrático, los ciudadanos gozan de la libertad de Expresar que les parece y que no les parece. ¿Tomar el nombre de Guayaquil y manifestarse en nombre de todos los guayaquileños? Bueno, ese es otro tema. Deberían escribir mejor, pero nunca callar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *