17 junio, 2024

El Laberinto 

Cuenta la mitología griega que el rey Minos, con el deseo de atormentar a los hombres y destinarlos a la muerte, construyó una larga sucesión de calles y encrucijadas que impedían encontrar la salida. 

A esa construcción se la llamó laberinto y solo fue vencida por Teseo, joven ateniense, cuando Ariadna, hija de Minos, le proporcionó una madeja de hilo que le sirvió para encontrar el camino. 

Nosotros, pese a no pertenecer a la civilización Minoica, sí tenemos un laberinto que supera al mitológico pues, poco a poco, lo hemos ido perfeccionando. 

Así, por ejemplo, las diferencias entre el presidente de la República y la vicepresidenta afectan al sistema democrático y la imagen de nuestro país en el exterior. 

Por otro lado, la delincuencia organizada y el narcotráfico atacan a la población, todo esto se refleja todos los días en las noticias donde aparecen los robos y los secuestros a diario. 

Por sentido común, comprendemos que las estrategias tomadas por las autoridades han fracasado, además no existe ecuatoriano que no tenga un familiar o amigo afectado por la delincuencia. 

Por lo mismo, lo que se necesita es el temple, la decisión y la vocación democrática que sí tuvieron los ecuatorianos en el pasado para superar problemas. 

Si en vez de insultarse el gobierno y los políticos, razonan en forma ecuánime, mejores días vendrán para el Ecuador que agobiado por la delincuencia, el narcotráfico y la grave crisis económica, va perdiendo la fé y la esperanza.



Artículos relacionados

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×