19 junio, 2024

Hablemos de Afganistán…

No sé si estás leyendo esto un lunes o un jueves,  tampoco sé cómo llegaste hasta aquí. Yo solo quiero contarte un poco sobre una realidad que parece lejana, pero al final la humanidad es una, y también la formamos tu y yo. 

Entonces, te voy a contar lo que sé de un país que es hermoso, pero que está tomado por  terroristas, y, lamentablemente, tiene años sufriendo debido a diferentes guerras que se han dado en sus tierras. Este país se llama Afganistán. 

Esta es la parte 1 de la historia afgana, seré lo más breve posible. 

En líneas generales, Afganistán, en 1919, se emancipa totalmente del imperio británico y formalmente se convierte en una nación independiente. 

Desde aquel entonces hasta 1973, el país contaba con un gobierno monárquico, era el Reino de Afganistán. En 1973 se dió el golpe militar al entonces rey Mohamed Zahir y con eso la monarquía se terminó. 

Desde 1973 se llama República de Afganistán. En 1978 hay otro golpe de Estado y la nación pasa a ser la República Democrática de Afganistán, liderada por el partido comunista del país. El nuevo gobierno de 1978, era de tinte comunista y buscó tener lazos con los soviéticos, y, luego de un año de poder, la URSS entró a Afganistán.

La invasión soviética duró diez años, desde 1979 hasta 1989. Esa invasión fue terrible, el terror tomó las calles, hubo muchas muertes y cientos de personas se fueron del país. 

En el período de 1989 a 1992 Afganistán volvió a ser la República Democrática de Afganistán, liderada por el partido socialista de los afganos.

En 1992 cae el régimen. En el país gobernaba el caos y no había un gobierno estable. Entre tanto caos,  se da la Guerra Civil Afgana. En 1996, las fuerzas Talibanas  tomaron el poder y se posicionaron como líderes políticos del Estado Islámico de Afganistán. 

Los Talibanes gobernaron casi todo Afganistán entre 1996 y 2001. Ellos son un grupo político y paramilitar de carácter fundamentalista que se rige bajo las normas del islam de la rama sunní. Es pertinente explicar también que la rama sunní del islam representa a la mayor parte de los musulmanes, aproximadamente son el 90% de ellos. 

El 11 de septiembre de 2001, en Estados Unidos, diecinueve hombres secuestraron cuatro aviones comerciales y con ellos realizaron ataques terroristas que llevaron a la muerte de 2.977 personas. Estos aviones fueron estrellados contra el World Trade Center en Nueva York, el Pentágono y un tercero que iba dirigido a la Casa Blanca, que fue dado de baja por los mismos pasajeros que trataron de recuperar el control del avión, sin éxito. 

En diciembre del mismo año, el grupo terrorista Al Qaeda, se atribuyó aquellos ataques de la mano de su líder, Osama Bin Laden. La conexión de aquello con los Talibán, es el hecho de que Osama Bin Laden estaba siendo hospedado por los Talibanes en Afganistán y los mismos se rehusaron a entregarlo cuando Estados Unidos reclamó por el líder del grupo terrorista luego de afirmar que él y su grupo habían sido las cabezas detrás de los atentados que pasaron a la historia como “9/11”.

Luego de estos acontecimientos del 2001, Estados Unidos declara la “Guerra contra el Terrorismo” e invade Afganistán. El caos gubernamental de Afganistán continúa hasta hoy. En el 2021 se anunció oficialmente desde la Casa Blanca la retirada oficial de todas las tropas estadounidenses en Afganistán, empezando en el mes de mayo. Actualmente en Afganistán los Talibanes gobiernan gran parte del territorio, sin embargo, hay otros poderes políticos que tienen poder en ciertas partes del país.

Y eso es todo por hoy, próximamente te contaré más sobre ese país que parece haber sido olvidado por dios…

 

Artículos relacionados

Balance de una manisfestación

Le deseé suerte a Correa , pese a su insólita decisión de transformar un problema estrictamente gubernamental , administrativo y académico , como es la reforma educativa , en una batalla política con características de campaña electoral, por la que él se siente tan atraído y en la que se desenvuelve a sus anchas.

Parecería que no puede concebir un escenario distinto al tumultuoso y vocinglero, ajeno al de un acto soberano y esencialmente legal como es esa reforma .

Llevó a las calles y aceras un problema que debió mantenerse fuera de ellas. La UNE , adicta a expresar sus opiniones cometiendo desafueros callejeros , debe haber visto complacida que el Gobierno salió a buscarla en su mismo terreno…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×