23 julio, 2024

Pistas clandestinas

A TRAVÉS DE LA PRENSA NOS INFORMAMOS QUE, EN MANABÍ, existen unas 10 pistas clandestinas que las estan inhabilitando para que el narcotráfico no las utilice para traer el dinero y llevarse la mercancía ilícita.

No muchos años atrás se hablaba de 200 pistas clandestinas en todo el país, posiblemente ubicadas en las provincias de la Costa ecuatoriana. La pregunta del millón sería ¿todavía existen o ya desaparecieron del mapa?

En la época de oro de la producción bananera en el Ecuador, las grandes haciendas tenían pistas de aviación propias y autorizadas por la Aviación Civil, para que sus propietarios lleguen a visitar sus propiedades en sus propias avionetas, algunos propietarios tenían pistas para sus helicópteros, de los que sacaban sus producción minera. En Guayaquil, el Edificio más alto de la ciudad tiene en su terraza, un helipuerto, para uso de las autoridades públicas de primer nivel que visitan la ciudad o los Gobernadores, para hacer vigilancia aérea en etapas de conflictos con la ciudadanía.

Al Ab. Älvaro Noboa Pontón, padre del actual Presidente, el Gobierno del ex Presidente Correa, le incautó su mejor hacienda, por supuestamente, no pagar los impuestos al fisco, por $ 90 millones, que posiblemente costaba unos $1.000 millones. Sus nuevos administradores, utilizaron la pista de aterrizaje para entrar droga por vía aérea, por supuesto el ganado “se murió” y las plantaciones de banano se deterioraron. Por cuanto la hacienda se la entregó el gobierno a los trabajadores, pagándole en tierras y sembrados sus indemnizaciones laborales.

Cosa igual, sucedió en el Aromo, en terrenos en los que se construiría la refinería del Petróleo mas grande de Sudamérica, con apoyo del Gobierno de Venezuela, en la época del Comandante Chavez, refinería que nunca se construyo, pero el relleno del área y unas cuantas villas para los ejecutivos petroleros, costaron millones de dólares al país, pero no están habitadas. Era la época de los “sueños de perro”, del ex Presidente Correa.

Conozco y soy amigo hasta la presente fecha, aún cuando no lo veo hace años, al ex piloto de fumigación de bananeras y de arrozales Chicho B., que podía aterrizar su avioneta, en un playón de arena dura de 50 metros, como mucho. Esta hazaña la realizó alguna vez, en la isla Costa Rica, del Archiìélago de Jambelí, para visitar a su enamorada y a las pocas familias que ahí pasábamos la etapa invernal.

La Policía Nacional en cumplimiento a Orden Judicial emitida por la autoridad competente la mañana de este miércoles 16 de septiembre de 2020, procedió a inhabilitar la pista de aterrizaje clandestina ubicada en Bocca Bigua en el Cantón Jama.

Una pista de aviación de avionetas, asfaltada, no requiere más de 80 metros de largo. Para inhabilitarla se tendría que romper el asfalto con huecos transversales de un metro de profundidad por lo menos con retroexcavadoras en tres partes por lo menos, no es sólo cuestión de echarle unas volquetadas de cascajo, que a la semana han desaparecido con las lluvias o con una pequeña retroexcavadora. ¿Nos están tomando el pelo, tales autoridades? No lo sé, ¿serán tan ingenuas?, tampoco lo se, ¿no tendrán el presupuesto para hacer las cosas bien?, es posible, pero tampoco lo se a ciencia cierta. Me quedo con la duda.

Ideal sería habilitarlas y controlarlas con las Autoridades de aviación civil o militar, para transporte de pasajeros entre poblaciones vecinas, pero tampoco el Presupuesto General del Estado lo contempla, para el presente año fiscal.

Cierto es que el “Plan Fénix, que está aplicando el Gobierno nacional, ha disminuído la delincuencia organizada y el terrorismo, pero, ésta, está asociada al narcotráfico internacional, colombiano y mejicano, con lo cual el Plan fenix, estaría cojeando de una pata.

Por ello, es muy necesario que el pueblo ecuatoriano apoye en las urnas con el SI en todas las preguntas puestas a su consideración, en el próximo Referéndum y en la Consulta Popular, para vencer al narcotráfico, a la delincuencia organizada, al contrabando de gasolina y diesel hacia nuestros vecinos fronterizos, a la corrupción en las entidades públicas y otros males en el Ecuador, pero esta labor, requiere más tiempo para lograrlo, un quinquenio por lo menos.

Los que se oponen al SI, en todas las preguntas, es porque les da la regalada gana y por cuanto están en contra del progreso del país y a favor de tales mafias, en términos generales.

Hagamos Patria, el 21 de Abril del 2024.

Artículos relacionados

El hombre y el sexo

Los dos más grandes instintos animales que concurren en la misma forma en el ser humano, son el instinto de conservación de la vida y el de conservación de la especie, es decir, el instinto sexual.

El ser humano, que aparte de los instintos animales tiene intelecto que es el regulador natural de sus instintos, es diferente a los animales, ya que en ellos los instintos son frenados por la saturación de los mismos, come cuando tiene hambre, etc. En el hombre, es el intelecto el que pone el freno a los instintos. La voluntad del hombre es la que le dice si algo le conviene o no, y el dominio de sí mismo es el que lo hace contenerse cuando no es conveniente seguir. Regulamos nuestras horas de trabajo, comida, etc. Es decir, arreglamos nuestro horario, a nuestra voluntad no a la de nuestro instinto.

La Universidad está viva

Una sombra sobre la centenaria Universidad de Guayaquil ha sido lanzada por los evaluadores del sistema universitario. La categoría D es una ofensa al siempre bien mantenido prestigio de nuestra Universidad. En quienes formamos parte del principal centro de estudios superiores de Guayaquil nos ha causado dolor y amargura.

Estos son tiempos de evaluación y comparación. Nos han comparado con otras universidades y hemos salido perdiendo. La cuna de ilustres pensadores, hombres de ciencia, prominentes médicos, notables hombres de derecho, sabios maestros y grandes rectores ha sido lanzado a la categoría D, lo que deshonra y trae deshonor a su trayectoria. No es fácil aceptar este momento amargo que atraviesa la Universidad de Guayaquil porque se puede llegar a creer que dentro de sus claustros y aulas todo es facilismo y descomposición. Y eso no es así. Hablo desde mi experiencia actual de estudiante de derecho, de la también centenaria Facultad de Jurisprudencia. Y en mi Facultad lo que menos existe es facilidad para que los estudiantes de Derecho puedan obtener el titulo de Abogado. Los profesores son exigentes, implacables, duros en sus exigencias de estudio y de preparación académica de sus alumnos. Aprueba el curso quien sabe y conoce de memoria los diferentes códigos y la doctrina jurídica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×