19 abril, 2024

El Ramadán

La comunidad internacional teme una escalada mayor del conflicto en Gaza a partir de este domingo que se inicia el mes sagrado para  2.200  millones de musulmanes.  Es una fiesta lunar, como lo son la pascua cristiana que recuerda  la pasión y resurrección de Jesús y la pascua judía, que celebra la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto.

Es un mes de ayuno dedicado a la oración. Durante este tiempo está prohibido beber y comer desde el amanecer hasta el ocaso, lo triste es que en el caso de Palestina vienen haciendo Ramadan desde octubre, están famélicos y quieren celebrar un ayuno. Están locos.

Ramadán significa «calor abrasador» y todos los pecados son perdonados, las consecuencias de tantos días de ayuno incluyendo el agua han sido estudiadas por organizaciones internacionales señalando que produce deshidratación, flatulencia, sequedad bucal, molestias dentales, halitosis, cansancio, dolor de cabeza, mareos, irritación de ojos, falta de concentración y congestión en la piel, añádale a eso el mal humor e irritabilidad comunes durante el ayuno. Todo un éxito.

Los futbolistas musulmanes que juegan en la liga europea, tienen serios problemas en este mes, tanto para entrenar como para jugar un partido.

Los musulmanes oran cinco veces al día, lo hacían en dirección a Jerusalén hasta que   el profeta Mahoma en el año 624 ordenó que lo hagan en dirección a la Meca. En el cristianismo primitivo se oraba 7 veces al día, los judíos oran tres, también en dirección a la ciudad sagrada.

Y ¿en qué dirección oran los que viven en la Meca?

Durante el mes de Ramadán, los fieles celebran cinco oraciones diarias, los rezos o ‘salat’, que tienen lugar en momentos concretos que van desde el amanecer hasta la noche.

Inicialmente los musulmanes iban de la Ceca a la Meca, luego el profeta Mahoma dijo Meca y punto.  La Ceca era el lugar en el que los árabes acuñaban las monedas, ubicado en  el norte de África, la Meca es el centro sagrado de peregrinación de los musulmanes. En El Quijote Sancho reclama estar cansado de ir de la Meca a la Ceca, es un dicho de más de quinientos años al que los ecuatorianos le agregamos otro destino pues decimos de la ceca a la meca a la turuleca. De ahí devino la ‘La Gallina Turuleca’ una gallina diferente, incapaz de poner huevos, pero que cuenta con una habilidad especial que ninguna otra gallina tiene, que es la de hablar y, por ende, cantar.

​Los asambleístas, jueces y fiscales deben adoptar el Ramadan,  pero en vez de ayunar alimentos y bebidas, deberían ayunar  coimas, lavado de dinero y delincuencia organizada, aunque sea un mes al año. La patria se los agradecerá.



Artículos relacionados

Los talentos

“En la vida y sobre todo en el Gobierno constituye especial talento aprovecharse del talento de los otros”. Conde de Romanones
El mundo, en las actuales circunstancias, necesita el aporte de sus mejores hombres, de sus mejores talentos y cualidades éticas y morales.

El pensamiento del Conde de Romanones nos viene justo, en este momento histórico del mundo. El problema radica en la incógnita por despejarse en cada elección y en cada país que si el ganador tendrá ese talento y sobre todo si permitirá, con las garantías suficientes de respeto a la dignidad personal, a la ideología, la actuación responsable, honesta y profesional de quien colabore con sus talentos en su Gobierno, liberada de otros condicionamientos, y solo con la mira puesta en el logro de los mejores resultados para cada país. Puede darse la circunstancia deformante de que también esos talentos se utilicen equivocadamente en dirección a intereses que perjudiquen al país, aunque aparentemente se haya buscado lo contrario. Si algo necesita el mundo en este momento, es el uso de los talentos de sus hombres honestos y responsables, para lograr el consenso que permita las soluciones más adecuadas para la actual crisis. Hay países que han tenido la fortuna de que en sus grandes crisis acertaron al elegir adecuadamente a sus grandes hombres; como los casos de Churchill en Inglaterra y Degaulle en Francia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×