14 abril, 2024

El poder de las palabras positivas

Bernardo Jaramillo  un abogado  , escritor   de libros de derecho, mejoramiento personal  y libros publicados como  El poder de la Palabra,  Guías  del compañero  Masón,  Procedimientos parlamentarios,etc nos comparte  en su ultimo libro  EL PODER DE LA VIDA un artículo  que me parece  extraordinario la expansión de la conciencia  y  en este libro hay un capítulo   sobre  los efectos  del daño de los insultos y los menosprecios  que se ven en la vida diaria  en  nuestra sociedad  que  ha perdido  sus valores  éticos y  morales y vive en un mundo consumista  donde  prima la difamación  y la impunidad  en la mayoría de  actos de la vida pública y privada 

El escritor en mención  que también tiene   un  magnífico espacio  de Entrevistas   en la Radio  Católica Nacional   con  frecuencia  y audiencia  en la provincias de Pichincha, Manabí, El Oro, Imbabura  y Santo Domingo  de los Tsáchilas  ,  donde fui invitado a  una charla sobre   Tramites del Seguro  Social  y las Reforma  a los sistemas de Pensiones y de Salud  y nos habla  en esta oportunidad   del poder  de las palabras  positivas  y afirma.*

Qué tipo de humano  que   pretendas  ser depende en su mayoría de cómo utilices el más grandioso de los regalos que Dios te dio: Tu habilidad para pensar y hablar. 

Cada vez que le hablas a otra persona tienes una decisión que tomar: ¿Qué debo decirle a esta persona en este momento y cómo debo decirlo? 

 Una elección sabia y adecuada te elevará y le permitirá a la persona con la que estás hablando sentirse bien en el presente y la ayudará a construir la imagen de sí mismo.

Es un  mal uso de este increíble regalo causarles a otras personas dolor con tus palabras. La Kabbalah dice que es peor causar dolor con palabras que perjudicar financieramente a otra persona.  

¿Por qué? El dinero puede devolverse. Las palabras, una vez dichas, nunca pueden retractarse.

 El daño y perjuicio de los insultos y los menosprecios pueden durar toda la vida.

 Cuando insultas a alguien y le causas angustia con tus palabras, estás atacando la dignidad de la otra persona. El nivel más alto de bondad es construir la imagen de sí mismo del otro. Por la misma razón, el peor crimen es robarle a alguien su autoestima y dañar su imagen de sí mismo.

La mayoría de las personas no están completamente consientes del gran daño que causan cuando hacen afirmaciones destructivas y desmoralizadoras y hieren a otros con palabras ofensivas e irrespetuosas. Es tan fácil hacer comentarios contraproducentes y hacer preguntas no constructivas. Hay muchos tipos de afirmaciones negativas sutiles.

 Muy pocas personas son verdaderamente malas y sádicas. Pero todo el mundo se frustra e incluso se enoja a veces. Estos sentimientos son terreno fértil para comentarios que hieren y causan dolor.

Pregúntale a cualquier consejero o terapeuta y escucharas acerca del gran daño causado a niños que fueron insultados por sus padres o maestros, hermanos y pares, amigos y vecinos. Las cicatrices invisibles de palabras hirientes causan dolor y angustia, una y otra vez.

Pregúntale a cualquier consejero marital y escucharas del mutuo daño y dolor causado a esposos y esposas por las dolorosas afirmaciones que fueron dichas por frustración y enojo.

Incluso las personas más buenas hablan de formas que no deberían cuando están de mal humor. Debes haber escuchado  las personas toxicas, es un ejemplo clásico  de la perdida  de amor propio autestima  y resiliencia que trae serios problemas o violencia  familiar

¿CUÁL ES LA SOLUCIÓN PARA ESTE PROBLEMA DE PROPORCIONES EPIDÉMICAS?

 Todos debemos adquirir una mayor conciencia de lo que en realidad estamos diciendo.

 Nuestros estados emocionales tienen un impacto tremendo en lo que decimos y en cómo lo decimos. Toma conciencia de que:

  • Cuando estamos hambrientos y cansados, tenemos que ser especialmente cuidadosos con cómo hablamos.
  • Cuando nos sentimos frustrados en una interacción con alguien, debemos ser cuidadosos de evitar hacer comentarios sarcástico.s en especial cuando se difama  sin pruebas
  • Cuando estamos enojados con alguien y tenemos ganas de hacerle saber cómo nos sentimos, necesitamos utilizar el autocontrol necesario para hablar de una forma que exprese nuestras preocupaciones reales sin menospreciar o avergonzar a la otra persona.
  • Cuando estamos en una discusión con alguien, debemos recordar mantenernos calmados y centrados y continuamente hablar de formas que son una expresión de respeto mutuo.
  • El punto más importante ¡y el más difícil!) de recordar es: «¡Piensa antes de hablar!».

Artículos relacionados

“Ser fiel a sí mismo”

Entrevista a la investigadora chilena, Teresita Espinoza Woters, especialista en terapias con esencias florales. Teresita Espinoza Woters, de nacionalidad chilena, investigadora, sintonizadora, preparadora, docente y master en terapias de distintos sistemas florales, […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×