14 junio, 2024

El Niño – La Niña y el joven Daniel

¿Qué son estos fenómenos climáticos?

Son fenómenos que ocurren cada cierta cantidad de años. Comienzan cuando las aguas superficiales del Pacífico Ecuatorial se vuelven más calientes (El Niño), o frías (La Niña), que lo normal frente a las costas de Perú y Ecuador.

Pueden provocar inundaciones, sequías, incendios forestales y otros fenómenos extremos en varios partes del mundo. En Ecuador por ejemplo   si no es por el Niño que destruye cosechas, carreteras etc.  es por fuertes sismos como el terremoto del 2016  en que  destruyó  gran parte de bienes  de Manabí y Esmeraldas  y  donde los politiqueros de mi país se llevaron  con el santo y la limosna  ingentes aportes de  los   ecuatorianos y extranjeros y  los indeseables  de los asambleístas que   hicieron  una feria con los presupuestos de los Hospitales  del IESS en continua impunidad

¿Por qué se producen y qué daños provocan?

El Fenómeno de El Niño es responsable de inundaciones y deslizamientos de tierra que destruyen las cosechas. Debido a que «El Niño» modifica el patrón normal de las condiciones meteorológicas, provoca otras alteraciones climáticas donde resaltan tormentas, inundacionestornados y huracanes.

Otro aspecto que a veces se presenta es una alteración de la presión atmosférica, lo que provoca un cambio en la dirección y velocidad del viento sobre la misma región donde se presenta el Fenómeno de El Niño.

A esta alteración se la conoce con el nombre de Oscilación del Sur (OS). Estos dos fenómenos se pueden presentar por separado o al mismo tiempo, cuando esto último sucede se le llama ENOS (El Niño/Oscilación del Sur); en estos casos las consecuencias son más graves.

Por su alta incidencia en las zonas afectadas, debido a las inundaciones pueden evidenciarse problemas de salud tales como la proliferación de vectores, así como la destrucción de hospitales, centros de salud, escuelas, redes de agua potable.

¿Qué podemos hacer para evitar los efectos del fenómeno de El Niño-La Niña?

El tema de recomendaciones ya lo traté   en el video el Fenómeno del Niño y sus recomendaciones para Ecuador sin embargo no está por demás dar a conocer ciertos registros históricos que indican que el período alrededor de marzo a junio es el más favorable para que ocurran los fenómenos de El Niño o La Niña y, por consiguiente, los especialistas, en esta época del año, celebran intensas consultas sobre la evolución probable de la situación en el Pacífico tropical.

Las comunidades, con la colaboración de todos y todas, debemos conocer sobre el Fenómeno de El Niño – La Niña y tenemos que identificar los posibles efectos de acuerdo a nuestra ubicación geográfica.

Entonces, debemos construir nuestro Plan de Prevención de Desastres , fuera del Plan Fénix  que es otra  karma ,tomando en cuenta los efectos secundarios como deslizamientosinundacionessequíasincendios forestales y en especial  daños  a nuestras carreteras  que   dificultan el comercio  formal e informal , la movilidad  de los ecuatorianos  dentro del país  y en especial  a  quienes  sacan sus productos a mercados y  en general a  los turistas que  les encanta los  innumerables puentes   en épocas vacacionales y de crisis ficticia o inducida

¡Y qué hacer con el joven Daniel Noboa!

El Niño o la Niña o lo que  esté  por venir ,   es una nueva  tarea para el joven Presidente que no sabe qué hacer   con su caja Fiscal Chira y con   las mafias  delincuenciales que no le permiten gobernar  a su antojo ,  ante su mayor enemigo  el poco tiempo  de 18 meses en el poder  ,  los ofrecimientos de campaña se  vuelven cuesta arriba  en especial  su Consulta Inconsulta , que a mi juicio algunas preguntas si tienen  su lógica    y  los temas de  la inseguridad  ciudadana , inseguridad  social , empleo  que  debieron ser  temas  obligados de consulta ,  porque afectan seriamente a nuestras escuálidas  economías familiares , excepto de los grandes  grupos económicos que se benefician con las consabidas  condonaciones de deudas   a ejecutarse con la ley edulcorada  al ofrecer  camello a los jóvenes entre  18 y 29 años  que además de  ley orgánica   trata  la  eficiencia económica  y generación de empleo.  

Artículos relacionados

Una recomendación acertada

En un artículo anterior, sugerí la suscripción a la página Adopte un Cardenal, que, por sugerencia de nuestro Papa, Benedicto XVI, creó el Vaticano. En esa página, al ingresar, uno ponía su nombre y su correo y la página le daba el nombre de un Cardenal, por el que uno debía rezar, para que el Espíritu Santo lo ilumine y puedan elegir correctamente a la persona más idónea para gobernar a nuestra Iglesia en estos difíciles momentos.

Hubimos más de 500.000 personas que nos inscribimos en esta página, es decir, habíamos 4350 personas rezando por cada Cardenal, para que elija acertadamente a nuestro Papa. Esta sugerencia de Benedicto XVI ha dado sus frutos, ya que la elección fue rápida y acertadísima, como hemos podido notarlo desde las primeras actuaciones del Papa Francisco.

LFC… ¡el valor de ser coherente!

Cuando suelo hablar de “coherencia”, o congruencia y lo relaciono con el liderazgo, las relaciones humanas o los valores organizacionales, no dudo de poner como ejemplo la actitud política de León Febres-Cordero. En efecto, para mis particulares fines educativos, los estudiantes llegan a entender que el éxito muchas veces no tiene que ver con otra cosa que con la generación de confianza y credibilidad en otros seres humanos, todo lo cual puede lograrse a partir de pensar, decir y actuar en consonancia, reiterada y permanentemente.

No debe pensarse en la “santidad”, no es ese el tipo de coherencia al cual quiero referirme, el ciudadano, el político coherente simplemente es, con igual fuerza y frontalidad frente al rico que al pobre, al serrano que al costeño, a la familia o a los extraños, simplemente se… “es”, igual en todas partes. Y esa, a mi humilde entender es en gran parte el legado del patriarca. Con él todos sabían a qué atenerse…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×