23 abril, 2024

Feliz año nuevo 2024

EL MONIGOTE QUE HICE, y que tanto me costó, en cenizas se convirtió, cuando sonaron las doce, llevándose con ellas, penas, alegría, lágrimas y sonrisas

Ni las uvas que me comí, ni la maleta que la vuelta a la manzana me dí, ni mis pantaletas amarillas ,ni el guachito que compré, cambiaron mi situación, pero me quedó la ilusión, de amar y ser amado por mis seres queridos, aquellos que ya no están y los que están en difícil situación, de dinero o de salud, que por ellos pedí, para que mejore su situación.

En la era del DRAGÖN, que en China ya empezó, según su ideología, fortuna les traerá, porque este año mal les fue, en materia de economía y de catástrofes también. Aspiran a la aprobación del TLC, con mi país, para cambiar su situación, sino de hambre morirán unos cuantos millones más, que murciélagos, comerán y el COVIC nos enviaran para volvernos a enfermar.

Que llegue la Paz en el mundo,en las naciones en guerra, es mi grito desesperado, que eco no tendrá, en Israel por ejemplo, que sus armas no callarán hasta que no quede un sólo Hamas,, porque si no se rinden se moriran y si se rinden también.

Ya España celebró a las seis p.m., su año nuevo feliz, cuando aún eran aquí, las seis p.m., y recién nos preparamos para vestir elegantes y el año nuevo celebrar, que este vez será de manera diferente, pués no a todos nos fue mal, pero tampoco muy bien. Sólo pedimos salud, para todos los enfermos, amor, para todos los solitarios y bondad, para todos los malvados, que en las cárceles pasarán por muchos años y mucho tiempo tendrán para arrepentirse de verdad, por el mal que lograron hacer a la humanidad.

A mis amigos también, cercanos o lejanos,y a mis amigos que me leen, me comentan y que me publican, que me hacen tan feliz, que el año nuevo que viene, cumplan sus promesas y sus propósitos también, que el año que terminó, corto les quedó, para hacerlos realidad.

A mi esposa, a mis hijos, a mis nietos, a mi hermano, a mis primos y sobrinos y más parientes lejanos, sean de mi propia raíz o adheridos a mí, porque muchos los quiero, y quiero verlos también feliz. .

Por el Papa Francisco y la Iglesia Católica, quiero pedir, que sigan iluminando al mundo con sus palabras y con lecciones de amor pagar, los errores del pasado, para que nos puedan llevar al Paraíso Terrenal, y junto a la Virgen Santísima, y su único hijo Jesús junto al Dios único y creador del Universo permanecer, por toda la eternidad.
Para los que profesan otras religiones, también los incluyo, en este mensaje de amor, al igual para quienes, no siguen el calendario solar, que en otras épocas viven, equivocados o no, su propia felicidad.

¡Ah!, se me olvidaba el Presidente, Daniel Noboa Azín, para desearle a él y a toda su gente, un año feliz y logre sacar al país, de esta grave situación, con sabiduría, con calma y sin precipitación, con pocas palabras y con acción, como Ud y sus aliados. lo demuestran a todo el Ecuador. Udsted lo logrará con el apoyo de todos los ecuatorianos de buen corazón. Para quienes conforman otros poderes del Estado, se los deseo también, pero sólo lograrán al Ecuador mejorar, con honestidad y firmeza, Que Dios los guarde y los favorezca.

No he hecho testamento, por cuanto, bienes no tengo para heredar, pero si les puedo regalar, un millón de bendiciones.

Artículos relacionados

Oh Wow! Oh Wow! Oh Wow!

Steve Jobs

Fueron las últimas palabras de Steve Jobs antes de morir según su hermana Mona Simpson. Ella dice en su artículo que no dejó de descubrir y sorprenderse hasta el último momento. También cuenta que aún en los peores momentos de su enfermedad no dejaba de pensar en cómo resolver problemas de diseño y de crear. Pero lo que más me sorprendió de este testimonio es la parte en la que cuenta que cada vez que su esposa entraba a una habitación el sonreía. Que anhelaba llevar al altar a sus hijas en el día de su boda, lo que evidentemente no sucederá.

Pensé que lo que más llama la atención de la vida de una persona son sus éxitos profesionales, las condecoraciones recibidas, los títulos académicos, los cargos públicos. Con pena también pensé que a veces le dedicamos mucho tiempo y esfuerzo a estos reconocimientos públicos y a la carrera de los logros profesionales y les pedimos un sacrificio enorme a nuestros familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×