23 abril, 2024

Empresas del estado

En su costumbre de mantenernos mal informados los medios locales, aseveraban en sus titulares: “se elimina EMCO”; “Noboa decreta extinción de EMCO”. 

Nada más lejos de la realidad- A través de un decreto ejecutivo, se dispuso al presidente del directorio de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO) realice un estudio y análisis para la extinción y liquidación de la Empresa Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (EMCO).

Es decir, le pidió a un burócrata que comience a realizar una tarea para quedarse sin trabajo. El éxito de su labor estaría en perder sus ingresos. 

¿Quién en su sano juicio cumpliría este objetivo en tiempo razonable y oportuno? 

El estado tiene 22 empresas públicas, de las cuales 17 dan perdidas millonarias, de algunas de ellas se ha ordenado su liquidación desde la época de la pera. Solo TAME tiene perdidas que superan los 400 millones de dólares.

El presidente Lasso con la firmeza de carácter que lo identificaba dio plazo terminante y definitivo hasta julio de 2021 para concluir los procesos de liquidación de las empresas públicas Fabricamos Ecuador (Fabrec EP), Tame Líneas Aéreas del Ecuador (Tame EP) y Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA EP). Como nadie le hizo caso, amplió el plazo hasta octubre de 2023 y se lo volvieron a pasar por la galleta.

Un problema común en los procesos de liquidación de las empresas públicas, es la inexistencia de activos que constan en sus estados financieros y en la medida que pasan los años y se nombran nuevos liquidadores, siguen esfumándose los bienes. 

Las empresas públicas tienen activos asentados en libros, que en la vida real o son chatarra o no existen. 

Otra entidad con problemas de liquidez y malos resultados es Medios Públicos EP, donde están los medios de comunicación incautados. En este caso, las pérdidas acumuladas superan los 10 millones de dólares.

Hay empresas que tienen años con orden de liquidación inmediata como Enfarma, Cementera Nacional, Ecuador Estratégico y Yachay EP.

En los últimos años el Estado creo empresas en diferentes ámbitos, pero sin objetivos claros y con niveles de confusión y manejo politiquero en la administración que sirvieron y sirven para robar.

Deben los ministerios del ramo encargarse de la liquidación de las empresas y despedirse a los liquidadores y todos los pipones que se sientan a no hacer nada para luego descansar.  



Artículos relacionados

1 comentario

  1. Un amigo de la Universidad tenia la costumbre de decir en estos casos :
    ¨QUE ALGUIEN HAGA ALGO¨ Alfonso Fernández Gquil 02/01/2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×