14 abril, 2024

Carta último día del año

31 de diciembre de 2023

Queridos amigos,

Tengo la oportunidad de estar escribiendo en medio de un lugar lleno de naturaleza, en silencio. Todavía no se oyen muchos ruidos más que algunos pájaros y el sonido tenue del  roce de los árboles que el viento hace que bailen como en cámara lenta. 

Escenario ideal para mí. 

Recién cuando me levanté me di cuenta de que hoy es el último día del año y me dieron ganas de escribir. 

En principio para agradecer todo lo vivido que fue un montón. 

Fue un año muy especial, muy completo, muy lleno de todo, muy “vivido”, podría resumirlo. 

Porque experimenté alegrías muy grandes, milagros diarios, fuerzas extraordinarias, pero a su vez, tristezas nuevas y otras repetidas. Transité también la inestabilidad en muchos sentidos pero lo más loco es que la estabilidad permaneció a la vez. Muy difícil de entender y de transmitir. Porque en medio de la inestabilidad hubo algo o mejor dicho Alguien que nos sostuvo  y no permitió que caigamos sino todo lo contrario, nos impulsó, nos mantuvo de pie y más todavía, nos guió en todo el camino cual el Mejor Guía de aventuras. 

Año de muchos logros impensados, tanto a nivel emocional, espiritual y académico . Pero el que más valoro es el crecimiento interno, esa parte que no se ve pero para mí la más importante y la que me permite “ser” más que antes.

Pensaba en un palabra para regalarles este nuevo año que comienza. Y también para regalarme a mí también. Y me salió del alma la palabra ALIVIO.

Así que les deseo eso, o mejor dicho, nos deseo eso. Alivio en las relaciones, alivio en nuestros  trabajos, alivio en nuestras  familias, en sus realidades que cada uno tiene y conoce. 

Pero en especial les deseo alivio para el alma. Ese alivio que calma, que trae paz, que genera una alegría renovada, que contiene esperanza,  que da paz, que nos permite enfrentar lo que nos toque, que nos regala caminar livianos y de yapa nos da la oportunidad de acompañar a otros que están necesitando lo mismo. 

Último día del año del calendario oficial, día de agradecimiento y de expectativas para el nuevo que comienza. 

Que el Alivio que proviene de lo alto llene cada rincón de nuestras vidas. 

Chin, chin por todo lo vivido y un chin, chin más fuerte por lo que vendrá. 

Los quiere. 

Analía



Artículos relacionados

2 comentarios

  1. Hermoso Analía, que bien me hace leerte, que el Señor nos conceda ese ALIVIO Y SU PAZ QUE SOBREPASA TODO ENTENDIMIENTO, un abrazo gigante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×