15 abril, 2024

¿Habemus Vice?

¡Habemus Papam!, palabras tan esperadas cuando los cardenales del mundo se reúnen en el Vaticano a puertas cerradas, previo a la elección del nuevo Sumo Pontífice, que en la última ocasión se dio con la elección del argentino Jorge Mario Bergoglio, que posteriormente adoptó el nombre de Papa Francesco. 

En Ecuador tenemos Vicepresidente, la señora María Verónica Abad, sin embargo de lo anterior, las fricciones entre los miembros del Binomio Presidencial se notaron incluso desde la primera vuelta electoral, considerando que su aparición en conjunto con el actual Presidente, fueron mínimas y muy puntuales, como en los obligatorios, tal como fue la aceptación de la candidatura ante los representantes del Concejo Nacional Electoral en Quito. 

Según la Constitución vigente, el Vicepresidente, más allá de reemplazar al Presidente en casos de ausencia, su única función es cumplir lo que el Primer Mandatario le asigne y en este caso se determinó, que la licenciada Abad, colabore desde Israel para la paz y precautelar el escalamiento de la conflictividad entre dicho País y Palestina. 

Dicha asignación que es muy puntual y fuera de nuestro continente pone a pensar y especular el porqué de dicha decisión, incluso se quiso orientar la opinión pública en el sentido que se estaría cometiendo algún tipo de violencia de género, abonado también por cierto irónico comentario de un usuario de redes sociales, que posteriormente fue designada como Ministro del nuevo Gabinete. 

Considero que la decisión del señor Presidente deberá tener su asidero lógico, así mismo no estaría incumpliendo en lo absoluto lo que la Constitución y la Ley le permiten , más aún en supuesto caso que las funciones asignadas a la señora Vicepresidente no se cumplan o no se acepten, podrían ahí sí, incumplir con norma expresa, acarreando sanciones a dicha funcionaria de elección popular. 

Personalmente le deseo el mejor de los parabienes a la señora Vicepresidente, confío que pondrá en alto el nombre de nuestro país con el desarrollo de sus funciones, todo lo demás caerá en el campo de las especulaciones bien o mal intencionadas y eso no ayuda en nada al desarrollo de nuestro querido Ecuador, sin embargo de lo anterior si me queda una gran duda existencial… ¿Habemus Vice? 

Artículos relacionados

Corrupción Galopante

Corrupción es la acción y efecto de corromper (depravar, echar a perder, sobornar a alguien, pervertir, dañar). La corrupción, es una depravación moral o emblemática. Es el mal uso del poder público para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente de forma secreta y privada.

La corrupción política varía, pero las más comunes son el tráfico de drogas, y también los sobornos, las extorsiones, los fraudes, la malversación, la prevaricación, el caciquismo, el compadrazgo, la cooptación, el nepotismo, la impunidad, y el despotismo.

La corrupción alienta otro tipo de hechos criminales como el narcotráfico, el lavado de dinero, y la prostitución bajo múltiples figuras sin restricciones. Una principal corrupción y a la que más se achaca es la cleptocracia: Literalmente gobierno por ladrones.

Que desperdicio

Un método general y sencillo para realizar un análisis objetivo de gestión, en cualquier asunto o ámbito de la vida, es la comparación entre el estado inicial y el final, esto es, […]

2 comentarios

  1. Después de todo este análisis. Mi pregunta es quien reemplazará a la Vicepresidenta?. Se justifica tanto gasto en el traslado de Verónica? Qué beneficios tenemos los ecuatorianos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×