15 abril, 2024

Vaso de lágrimas

“Todo en amor es triste,
más triste y todo, es lo mejor que existe” – R. de Campoamor

Por: José F. Gómez Rosales

Yo tengo el alma triste, no te unas a mi vida
porque soy un enfermo de pena y soledad,
y tu alma es dulce y buena, eres bella y querida
por todo el que te mira, eres toda bondad.

En mi vida florece la gran melancolía
de los siglos antiguos, de poetas de antaño,
y vivo entre recuerdos, y pena y alegría
con la nostalgia siempre del que puede hacer daño.

No te unas a mi vida, mi vida es un calvario,
mi vida es un camino de penas y dolor,
porque soy un mendigo bohemio y solitario
que anda buscando siempre un regalo de amor.

La tristeza me invade con su dolor profundo
y tú, con tus caricias despiertas mi pasión
haces nacer en mi alma la esperanza de un mundo
que siempre está cerrado para mi corazón.

Déjame solo y triste, déjame con mi herida,
no te manches las manos en mi llaga mortal,
vive tu vida alegre, vive feliz tu vida
y déjame morirme de mi pérfido mal.

2/V/14

Artículos relacionados

Reír llorando

Ya hemos mencionado en las dos últimas entregas de los Poemas de la semana, dos poesías que has sido atribuidas a Juan de Dios Pesa, Poeta mexicano nacido en 1852 en Ciudad de México, poeta, político y escritor mexicano de extraordinaria y prolífica producción. Reconocido por muchos como el poeta de la familia porque muchos de sus poemas describen momentos preciosos familiares con sus hijos y de su enamoramiento y las dificultades con su futura familia política antes de su matrimonio, que desaparecieron luego del mismo. Entre sus muchas poseías, que son verdaderas joyas, quiero destacar “Reír llorando” una preciosa descripción del drama de uno de los más grandes actores, directores, productores, dramaturgos, escritores y cómicos mundiales del siglo XVIII, el inglés David Garrick.

David Garrick nació en Hereford, Inglaterra en 1717 y murió en Londres en 1779, pupilo y amigo del Dr. Samuel Johnson. Apareció primero en varias obras como amateur y su actuación en la obra Ricardo III de Shakespeare lo catapultó a la fama. Estaba tan extraordinariamente dotado para la comedia, que los Médicos recomendaban sus actuaciones como un remedio mágico, capaz de sanar cualquier pena del alma. Se considera que David Garrick fue, sin saberlo, el primer risoterapeuta de la historia. El Reverendo Nicolas Tindal, historiador, resume en pocas letras su arte, cuando dice: “Lo sordos lo oyen en su acción y los ciegos lo ven en su voz”. Autor de más de cuarenta obras de teatro. Está enterrado en la esquina del poeta en la Abadía de Westminster.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×