25 febrero, 2024

Inteligencia Artificial

Los avances tecnológicos son necesarios, pero ¿estamos preparados para aplicarlos responsablemente? Cada cierto tiempo estamos ‘‘obligados’’ a reemplazar celulares, computadoras, cámaras fotográficas o de filmación, debido al desarrollo vertiginoso de estos equipos, además de que las grandes empresas tecnológicas deben satisfacer, a corto plazo, a un público cada vez más exigente. La tan temida IA ha llegado para quedarse, y esto ha generado un sinnúmero de opiniones dividas en cuanto a su uso e intención.

Tal ha sido la polémica, que el multimillonario empresario Elon Musk está pensando crear su propia IA, un poco más sensible a la naturaleza humana, ya que él considera que la misma, en las actuales condiciones, podría llevar a la ‘‘destrucción de la civilización’’, según la entrevista que concedió a CNN Internacional.

El tema de la Inteligencia Artificial ha tomado fuerza estos últimos meses, aunque no es novedad que se viene implementando en varias áreas, sobre todo, en medicina, como por ejemplo en las salas de operaciones de algunos hospitales en México. Por otro lado, empresas de ensamblaje de vehículos y aparatos electrónicos la utilizan para bajar los costos de producción. 

Por ello, ante la constante actualización tecnológica, expertos en esta materia ofrecen en redes sociales herramientas simples para ponerlas en práctica, en casi todos los ámbitos laborales, inclusive en lo artístico. En este último punto pondré un énfasis especial, ya que hace poco surgió un intercambio de opiniones con ciertos colegas fotógrafos, a raíz de que una imagen creada con IA ganó el Sony World Photography Awards. Como era de esperar, su creador, el alemán Boris Eldagsen, reconoció el origen de la misma y no aceptó el premio, ya que lo único que buscaba era generar un debate sobre si los concursos están preparados o no para diferenciar imágenes creadas con IA.

¿Seremos capaces de reconocer, de ahora en adelante, lo que es creación del ser humano? ¿De qué manera la Inteligencia Artificial afectará el entorno laboral, específicamente, la fotografía?

 

«Va a ser un salto grande en cuanto a retoque fotográfico se refiere, tanto por la velocidad, como por la facilidad de creación de contenido, pero al mismo tiempo genera gran confusión entre la gente que se pregunta qué es real y qué es falso en lo que se publica en redes sociales. Aunque antes se retocaba y hacia montajes que implicaban horas de trabajo, el resultado era el mismo: nadie podía distinguir lo uno de lo otro. Creo que la IA hay que aceptarla, solo debemos saber cómo manejarla»

Rafael Robayo

 

«La fotografía no ha muerto ni lo hará, ya que la IA no deja de ser una expresión artificial e inexistente, por más parecido que tenga a la realidad. Es algo fantástico, sin duda, pero no documenta, no cuenta la historia de alguien en particular o de una sociedad. Quizá áreas como la publicidad la vean como una competencia. La fotografía tiene aspectos inherentes: la identidad, personalidad y el carácter único e irrepetible que imprime cada ser humano a ambos lados de la lente»

Pedro González

 

«Pienso que la IA va a ser más utilizada en equipos y máquinas donde no intervenga  el ser humano dando instrucciones, actualmente se comercializan millones de robots para tareas repetitivas, desplazando a las personas. Pocos fotógrafos la utilizan para crear escenarios irreales o hacer montaje de personas fotografiadas en sus trabajos, por ejemplo, en las bodas. No sé si las imágenes creadas por IA vayan a una base de datos depurada y causen problemas de uso»

Guillermo Hasing

 

Lo que nos queda como espectadores es tener buen ojo crítico que reconozca el arte creado por IA, de aquel en el que se requiere a una persona apasionada por su trabajo. Hablando, específicamente, de la fotografía, además de tener una cámara y de capturar imágenes, es necesario imprimir esa huella personal que distingue a un profesional de otro y que, según palabras del fotógrafo español Fontcuberta (1997): «El buen fotógrafo es el que miente bien la verdad», —sin necesidad de Inteligencia Artificial —agregaría.

Esta tecnología está influenciando, asimismo, en la creación literaria, solo basta dar  indicaciones a una aplicación para obtener textos, y en el ámbito cinematográfico, películas como Her (2013), nos alertan en lo que puede convertirse en poco tiempo, una dependencia total del ser humano por sistemas operativos que controlen todo, inclusive, nuestras emociones. Destaco que este artículo es un resumen de opiniones de amigos fotógrafos e investigación personal, no creado con IA, ya que espero contribuir, tanto en la fotografía como en la literatura, con mis habilidades naturales.

Artículos relacionados

La Familia

LA FAMILIA, es el GRUPO HUMANO, más importante de la SOCIEDAD. Sin ella, no habría aumento poblacional, sino DECRECIMIENTO. NO habría el cultivo de LOS VALORES, que le es inherente: LA ÉTICA, […]

2 comentarios

  1. ¡Es un tema muy interesante sin ninguna duda! Veremos hasta dónde puede llegar la Inteligencia Artifical en el corto, mediano y largo plazo.

  2. Un tema apasionante de algo que viene creciendo silenciosamente desde hace mucho tiempo, y de pronto ha hecho BUM!, ocupando un espacio importante en todas las áreas del conocimiento y el quehacer humano.

    Queda en el aire las preguntas: ¿Es este el nuevo gran salto de la humanidad? ¿Somos los últimos o los primeros, según lo veamos, de un mundo totalmente diferente al que hemos conocido?… El futuro próximo se pone mas emocionante aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×