Sesenta años de graduados – Desde mi Trinchera
Comentario

Sesenta años de graduados

(Un poco en serio y un poco en broma).

Así es, alrededor del 23 de enero, hace sesenta años, nos graduamos la mayoría de bachilleres de la segunda promoción del colegio Javier de Guayaquil.

Para los 25 años de graduados, hicimos una celebración en el colegio, e invitamos a nuestros papás/mamás,, a nuestras esposas,a nuestros hijos/as y a nuestros profesores sacerdotes. asistieron más de setenta personas entre grandes y chicos.

Uno de nuestros invitados, fue el P. Vergara, que dejó las sotanas (no era aún sacerdote) y se casó con una dama quiteña. asistieron ese día, pero al saludarlo, cuando lo vimos llegar, le decíamos, padre Vergara, que gusto de verlo. la señoría se reía discretamente. le pedíamos disculpas.

Hubo una misa concelebrada, por todos los sacerdotes del colegio y develizamos una placa de bronce, de agradecimiento al colegio y a los padres y profesores de nuestra época. todos los sacerdotes de aquella época ya fallecieron y los laicos ya no son profesores hace años, del colegio.

Para los 50 años de graduados, formamos un petit comité, con decisiones manu militari, por cuanto, unos querían hacerlo en un lugar, otros en otro y nadie se ponía de acuerdo. el petit comité, decidió hacer el festejo, en un club social, la primera etapa con misa en el Colegio Javier, que la celebró el p. barriga, con otros sacerdotes del colegio.

La segunda parte la hicimos en el club escogido, con almuerzo, contratamos,, un disk jockey y los más entretenidos, nos pusimos a bailar con nuestras esposas.. pp yunes, fue el maestro de ceremonia, que lo hizo muy bien y al almuerzo nos acompañó el p. barriga, quien después de almorzar, nos agradeció y se retiró. jorge pino, fue el encargado de traerlo y llevarlo al colegio. la reunión terminó a la siete pm. sin novedad en el frente.

Para los sesenta años, delegamos a las damas (nuestras esposas), quienes decidieron hacer la celebración en un club social, con un almuerzo y previamente la misa, en el javier, la fecha fijada, era el 20 de enero (viernes). lamentablemente para esa fecha, algunos no podían asistir, así que las damas escogieron otro mes, (un sábado), en el mismo lugar, también escogieron el menú, los otros gastos de rigor y fijaron la cuota. ciertos compañeros donaron el trago, (no todos tomamos), pero las damas si toman champagne y otras bebidas suaves. la cuota tentativa es de $120,00 la pareja.($60.00, los “solteros”)

La semana anterior nos reunimos los compañeros en el sweet & coffee, de costumbre. no se porque razones, tocaron el tema de la celebración y cambiaron el programa, para hacer una reunión, en la casa de uno de nuestros compañeros, cuyo condominio, tiene piscina y otras facilidades para un encuentro como estos y así se resolvió el asunto, sin consultar la decisión con el petit comité.. entendería que lo hicieron por bajar la cuota.

Las señoras saltaron al techo, no aceptaron la decisión tomada por nosotros y no les faltaron razones para mantenerse en su decisión. por ejemplo, el sol, la lluvia, los moscos los grillos,, etc. el hecho cierto es que, por mucho que se contrate todo lo necesario, siempre para la dueña de casa, será un plus de preocupación y no es justo. decían.

Por otra parte, éste, bien pòdría ser el último decenio que celebremos, por razones de edad, ya que, fluctuamos entre los 76 años, el menor y los 80 años el mayor. no sabemos si viviremos 10 años más, para celebrar los 70, años de graduados, y si estamos aún con vida, no sabemos si estamos en condiciones de asistir., finalmente las damas creen que un piscinazo, bien podemos realizarlo cualquier otro mes en el año.

Creo sinceramente que las damas del petit comité tienen la razón so pena de quedarnos sin celebrar el 60 aniversario, como se merece..

Que las señoras del comite, sigan con la organización y punto.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *