23 julio, 2024

La vieja y la nueva Cali

Recuerdo que en épocas de estudios secundarios en el Colegio Javier, los graduados de otros colegios, soñaban con viajar a conocer Cali (la vieja), Ubicada al Sur de Colombia, entre valles y pequeñas montañas en las estribaciones de la Cordillera de los Andes, con excelente clima, grandes centros comerciales y nocturnos, con una excelente ganadería y agricultura (caña de azúcar) y y buena industria metalmecánica. Gente amable que habría las puertas de su casa, para recibir por cortos lapsos a los jóvenes bachilleres. Cali tenía grandes sectores ganaderos. En la ciudad de Cali,, me parece que se elegía a la reina mundial de la caña de azúcar. Sus jóvenes, muy bonitas..

No conozco Cali, pero conocí a un ganadero y su hija, en aquellos viajes que realizaba la Motonave “Abdón Calderón”, por el río Guayas, adaptada para el turismo guayaquileño, hace unos 40 años a la fecha. Muy amables. Me invitaron a conocer Cali, me dijo se puede hospedar en nuestra casa.

La navegación fluvial a Babahoyo y a Puerto Bolivar, otrora remunerativos negocios, habían decrecido en ingresos y pasajeros, por la construcción de las carreteras a Babahoyo y a Machala. Naves de cabotaje , muy marineras cuyos dueños, además, eran gente muy correcta y respetada que capitaneaba o acompañaban a sus barquitos, durante los viajes. Inclusive, llevaban el Correo y dinero a los cacaoteros, de los intermediarios comercializadores entre ellos y las casa exportadoras de cacao de aquellos años.

Inclusive, el producto de los envíos de cacao, en camiones plataformas, les solicitaban a tales intermediarios, que se los guarden en sus Cajas de Seguridad, hasta que algún momento llegaban a la ciudad y los retiraban para adquirir vehículos y otros menesteres para sus haciendas, en la Provincia de El Oro, al igual que otros cacaoteros de la Provincia de Los Ríos. Era un negocio de confianza, entre cacaoteros, navieros, intermediarios y exportadores. Todos recordamos , la calle Panamá, donde las cuadrillas de trabajadores, secaban el cacao, (zarandeada), el cacao con sus pies para que tome, el gramo,,la consistencia requerida por los exportadores (la secada).

Mis hijos si conocieron Cali. El mayor -Gabriel- estuvo invitado a un matrimonio de unos primos de mi prima política ,- Guiomar – De él, conozco, que en Colombia -Cali -, tienen tres días de celebración del matrimonio eclesiástico. El primero, es la fiesta de los regalos, donde los contrayentes conocen los regalos en dinero o en especie, que recibirán los contrayentes. Al día siguiente, la celebración nupcial del matrimonio eclesiástico, que es la fiesta mas grande y al día siguiente un almuerzo o un cafecito, para despedir a los novios, a su “luna de miel”.

Mi segundo hijo, -Jaime Francisco- también visito Cali y se hospedó igualmente en casa de esta familia colombiana. Ahí conoció, un sistema de suspensión de los televisores en lo alto de algún lugar estratégico del restaurante, con abrazaderas de fierro, giratorias, para distracción de sus comensales. Como buen estudiante politécnico -Espol-, se compró el sistema de fierros sustentadores del televisor y las herramientas necesarias, para poder adaptar tal sistema a los establecimientos educativos de primaria en Guayaquil. Al Ipac, le agrado el sistemas, y se los instaló , en cada clase de la escuela, en alto, de suerte que tales imágenes se proyectaba a la Dirección del plantel, para monitorear tanto a los profesores , como a los alumnos, pues el sistema implicaba una especie de video sonoro. El sistema dió muy buenos resultados al IPAC. No se si todavía lo utilizan o han implementado otro sistema, mas moderno de control de aulas. Esas instalaciones se implementaron hace unos 30 años atrás.

Para mi hijo Jaime Fco., fue su primer negocio, que le permitió pagar sus estudios universitarios, sus viajes al exterior con la Espol a Alemania, visitando las más grandes ciudades portuarias e industriales de ese país, pagada solamente la estadía por aquellos empresarios, y de ahí un corto viaje con un par de compañeros hasta España.

Mi hijo mayor, años después, también volvio a encontrarse con los mismos parientes de Guiomar, que conoció en Cali, a quien visitaban de tiempo en tiempo en Guayaquil, para conectarlos con áreas turísticas de Guayaquil, Quito, Galápagos, Cuenca y Loja, por cuanto en aquella época trabajaba en una empresa de Turismo.

Para coincidencia con esta historia, nos encontramos con algunos de los parientes de Guiomar, en el reciente matrimonio de su hijo menor – Andrés – y nos encontramos con el mayor de tales primos de Guiomar, Ya Abogado y Político colombiano y a otra pariente y su cónyuge, Los mismos que hace treinta años atrás, se habían casado y mi hijo mayor, había estado en su boda en Cali (la vieja). Sentados como estábamos con los García, padres de Andrés, me tocó sentarme en la mesa que nos habían asignado, junto a esta dama colombiana y su cónyuge, muy agradables.

Por supuesto, lo primero que le pregunté fue: ¿como está Cali?. Me indicó, la Cali que tus hijos conocieron, ya no existe, ahora es una ciudad descuidada, ha caído en manos de los Cárteles de la Droga y es desde Cali, desde el sitio donde le mandan la droga al Ecuador. Me quedé impresionado de esta realidad de la “nueva” Cali. Además, me enteré que el hermano menor de Álvaro, al que conocí en casa de mi prima Giomar, que cantaba y tocaba la guitarra, hace cinco años había fallecido en un accidente vehicular, dejando a la viuda con dos niños pequeños, cosa que lamenté muchísimo.

Los caleños, migran generalmente a Bogotá, por razones de Estudios Universitarios, sus Institutos superiores son excelentes, en especial los estudios de Derecho, allá se casan y se establecen definitivamente. Algún momento, con mi esposa viajamos a Bogotá, por razones de orden óptico. Bogotá ́ tiene uno de los Centros Oftalmológicos mas grandes y reconocidos del Mundo. Manejado por Los descendientes del Viejo Barraquer, famoso oftalmólogo y cirujano de ojos, de Barcelona, España. Los Bogotanos que conocimos,muy amables, amigables y buenos guías turísticos su ciudad. Conocimos La Catedral de Sal y Leiva, pueblo típico colombiano, ubicado en las afueras de Bogotá. También conocimos los grandes centros comerciales bogotanos, pero los nuestros, aunque mucho mas pequeños, son más elegantes. Esa fue al menos la impresión que nos llevamos en no más de una semana de estadía..

En aquella época, Barranquilla era la ciudad colombiana mas industrializada,, y la más antigua (Colonial) . Cartagena de Indias.. Hoy hay otras ciudades, que son ejemplo de Planificación urbana. Colombia tiene cerca de unas 20 ciudades grandes, propias de su gran desarrollo industrial y comercial. Esa era la Colombia que conocimos, quizás 30/35 años atrás.

Hoy Colombia ha tomado un destino político y económico diferente, con Petro de Presidente.. Más entregada al populismo, y al socialismo del Siglo XXI , aliada a Maduro de Venezuela y al contrabando de droga y de bienes alimenticios, con sus países fronterizos.

Ya Colombia, no es la misma de antes. Que pena.

Artículos relacionados

Armas químicas

Desde 1921, la comunidad internacional ha condenado el uso de armas químicas… …y sin embargo, parece que siguen siendo usadas contra la población civil en Siria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×