No me canso: otro texto sobre violencia política. – Desde mi Trinchera
Opinión Política Sociedad

No me canso: otro texto sobre violencia política.

Llevo casi dos años escribiendo en medios sobre política y género. En un recuento rápido de esos textos publicados puedo recordar unos 8 artículos sobre violencia política hacia la mujer. Hoy se suma uno más porque al parecer nunca es suficiente, porque esto no para, porque seguimos leyendo y escuchando barbaridades de ‘eminencias’ periodísticas y de figuras públicas.

Escuchamos y vimos en un video al periodista de La Posta, Luis Eduardo Vivanco junto a Jorge Ortiz hablando sobre los zapatos y un supuesto ‘video porno’ (video que no existe) de Marcela Aguiñaga, exasambleísta. Los escuchamos reírse, hacer mofa, y divertirse a costa de la dignidad de una mujer. Horas después, uno de los periodistas pidió disculpas. Sí, lo hizo. ¿Lo quiso hacer genuinamente? ¿se sintió presionado? ¿se dio cuenta que aceptó compartir videos íntimos de mujeres? ¿entiende por qué se está disculpando? ¿entenderá la magnitud del daño que ocasionan estos episodios? No lo sabemos. Ahora mismo, solo sabemos que ‘el nuevo periodismo’ no difiere en mucho del ‘viejo’. En un país justo con las mujeres nadie más aceptaría ser entrevistado por esos señores. En un país que nos respete, ese medio y el periodista estarían sancionados. Se reían a carcajadas, lo siento por no confiar en sus disculpas.

Nada de lo que vimos es nuevo. Nuestro país, lastimosamente, ha sido cuna de los políticos más machistas y misóginos. No siempre son insultos o burlas, a veces también solo deciden ignorarlas al interior de sus partidos o movimientos políticos. Las mujeres que decidieron ser parte activa de la política no la pasan tan bien. Los medios de comunicación también le hacen juego a la violencia. Las redes sociales son otro nido repugnante de insultos diarios. Todas y todos tenemos algo de culpa en esto. Las disculpas públicas, la reflexión y el aprendizaje cuentan, pero necesitamos compromiso y voluntad política para que las mujeres se sientan motivadas a participar en la política. Porque prohibido olvidar que ninguno de los dos candidatos, que pasaron a segunda vuelta, tiene una mujer como binomio presidencial.

Entre tanta rabia que me consumía escuchar ese video donde los dos periodistas hicieron gala de su misoginia, con algo de orgullo pude ver y leer a mujeres feministas de todas las ideologías políticas solidarizarse con Marcela Aguiñaga. La sororidad no siempre es fácil, pero es nuestra arma y, finalmente, la estamos usando. Dice Catalina Ruiz Navarro que ‘somos mujeres hablando en público de lo público, y al mismo tiempo estamos inspirando a otras mujeres a hacer lo mismo’; la sororidad le da terror al machista promedio.

Estoy comprometida a armar un escándalo cada vez que le hagan daño a una niña o mujer, me caiga bien o no, sea de mi línea política o no. Estoy comprometida a usar estos textos como protesta activa contra la misoginia que les invade a periodistas y políticos. Estoy comprometida a no quedarme callada. Y me hace feliz saber que comparto este compromiso con muchas mujeres y hombres. Porque creo que Vivanco no comprende que el feminismo precisamente es esto: no quedarse callada ante los actos machistas que él y su medio han cometido repetidamente. Nuestro silencio no lo tienen más: se va a caer.

4 Comentarios

  1. Jorge David Guamán Toscano

    No se puede esperar menos de vivanco y ortiz (escribo a propósito con minúsculas) estos pseudo periodistas profesionales, lo que son ese par, es prostitutas de la política hablan, dicen, o escriben lo que les ordenan los que giran sus cheques a fin de mes, por eso son vistos cada vez menos

  2. Leonardo Santoro

    Todos cometemos errores, es difícil desaparecer costumbres arraigadas a lo largo de 50 siglos, pienso que el matriarcado reinaba con anterioridad (los hombres debido a su modo de vida, no duraban, por lo que las mujeres debían mantener el vínculo, es una teoría solamente), en todo caso, ese rencor visceral a los machos, también está equivocado.

  3. Vìctor Hugo Bravo S

    Me puede indicar si usted en alguna columna suya, defendiò a las gorditas horrorosas, a Martha Bucaram, a Lourdes Tiban, N. Zamora, etc etc etc, mujeres que fueron vejadas, insultadas, y agredidas por el gobierno del innombrable que tanto defiende guaman con minùsculas.

  4. Buenas tardes…el Sr. Víctor Hugo Bravo S. le hizo una pregunta, espero que la conteste por favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *