28 mayo, 2024

Corrupción, esclavitud y hambre

Es la receta de los dictadores Castro y el Foro de Sao Paulo. Desaparición del Estado de derecho, secuestro de la democracia con su CNE totalitario y farreo de las arcas fiscales. Venezuela, único país del mundo con hiperinflación: 1.133%. Tiene una deuda externa de 150 mil millones y pagos sobre los 10 mil millones USD anuales. Obligados a coger sus reservas de oro, restando las que se llevaron a Cuba y no le devolvieron a la hija del dictador Chávez, y las entregadas en pago por préstamos.

Un oro negro mal administrado (las reservas más grandes del mundo), y sus camaradas prestamistas rusos y chinos. A mediano plazo, Rusia pretende controlarla “con la etiqueta de aliado” como Cuba, y ¿existiría el riesgo  de un conflicto en América entre los imperios gringo y ruso? Registran vínculos con terroristas locales, sirios, iranés y el narcotráfico. Ecuador con una deuda sobre los 60 mil millones y pagos de 10 mil millones USD anuales. Sin reservas en numerario y oro feriados por Correa.

El petróleo es chino y van por la minería. Más impuestos = inflación en dólares. ¿Cambiarían 15 leyes económicas, impuesto a las reservas de la Banca en el exterior y responsabilidades a los accionistas de las empresas? ¿Más quiebras de negocios, si ya no hay trabajo? ¿Medio de pago electrónico (sin respaldo numerario), obligatorio con el RUC y la nómina pública? ¿Desdolarización? ¿Inflación a la venezolana? ¿Revolucionaria y empobrecedora ciencia del SSXXI?       

Artículos relacionados

Antimonopolio

Una reforma constitucional aprobada mediante consulta popular en mayo
de 2011, prohibió que los bancos y los medios de comunicación tengan
inversiones en sectores ajenos a su ámbito. Decía particularmente que en
las instituciones del sistema Financiero Privado, “sus directores y principales
accionistas, no podrán ser titulares, directa ni indirectamente, de acciones y
participaciones, en empresas ajenas a la actividad financiera”.

A raíz de ello se creo la Ley Orgánica de Regulación y Control del Poder de
Mercado, que dirige su artillería pesada contra los propietarios de empresas
dedicadas a la actividad financiera, disponiendo que quienes posean directa
o indirectamente negocios vinculados ajenos a estas actividades, debían
enajenarlos obligatoriamente, no pudiendo venderlos “a favor de personas
jurídicas vinculadas ni a favor de parientes hasta dentro del cuarto grado de
consanguinidad y segundo de afinidad”.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×