25 mayo, 2024

Más allá del tiempo

Fue una velada literaria singular la presentación del libro Más allá del tiempo de Marigloria Cornejo Cousin.  Libro que va más allá de la vida en su ida y retorno de los hombres, más aún de los amantes, que su autora presagia en cada uno de sus poemas con fe inquebrantable.

Acto singular: desde la presentación por el escritor Christian Avecillas, haciendo del libro un análisis poético filosófico que en un fluido lenguaje impactó en el público que llenaba el gran Salón de la Ciudad del Palacio Municipal de Guayaquil, creando la expectativa a su lectura.

Cosa sin par, fue el  análisis interior que hiciera Marigloria de su libro, como una ofrenda pública y sentida individualmente por los presentes.

Poemas de pasión: amores eternos e inconclusos, añoranzas y espera, “eslabones telúricos de la infinita cadena del SER/ que es obra de la creación!!!…”*

Y es que ella, mujer singular, vibró con el público, leyendo algunos de sus sesenta y cinco (65) poemas excepcionales, de estructura innumerable: desde los de uno, dos, tres, cuatro…., hasta los de muchos versos; todos llenos de pasión, que van desde su propio calendario, al que todos llevamos en nuestras vidas -de nuestras llegadas, idas y regresos- que es lo que rubrica en sus poemas… de amor… amor… hasta a su “gati pucha…”

Y luego la segunda parte de su libro: de memorias y discursos, sin dejar de ser poéticos, porque son también su alma vertida en palabras, dedicadas a su padre, madre, hermano, maestra, amigos, hombres y mujeres, ciudadanos todos del mundo que, increíblemente, fueron conocidos y amigos de casi todos los presentes esa noche. Escritos unos en sus viajes de “ida” y otros de “regreso”, a quedarse perennizados en la memoria de los ciudadanos, entre monumentos, placas y también libros escritos, para honra y memoria de la Patria ecuatoriana.

Entonces comprendimos más el título  de su libro -Más allá del tiempo- como el camino de todos  los seres en sus estaciones de llegada, partida y retorno, que da inmortalidad a los humanos.

*Versos de la autora

Y no podía faltar el ritual que nos conmovió y que solo ella sabe hacerlo, para  todos los presentes: En una invocación vibrante al dios Inti de nuestros ancestros, cubriendo de pétalos de rosas su libro, remarcando el mestizaje de nuestra raza cósmica o mágica como lo decía Arciniegas (al que ella mencionó)

Y entonces recordé el pensamiento de su padre Justino Cornejo – mi maestro allá en el Normal de Quito- hombre excepcional de alta talla intelectual y física, que esgrimía siempre nuestro mestizaje racial diciendo:  De Inga y de Mandinga todos tenemos un poco…

Después de esta vibrante comunión poética -humana con Marigloria Cornejo Cousin y con su libro, salimos del Palacio Municipal a seguir viviendo los días que nos quedan para la ida y el regreso: optimistas y convencidos que, como dice ella. “Nacer es llegar y morir es volver”. Como ha vuelto  en mí, el hombre de mi vida, para luego irnos juntos, dejando señal de eternidad en lo que creamos…

Artículos relacionados

Como cierran el año los que no tienen luz

Los que tienen problemas graves de salud, emocionales, psicológicos, económicos. Los que no encuentran una salida a sus problemas.

Me he sentado a pensar en la manera de regalar luz a todos aquellos que sufren. Lo primero que viene a mi mente son las oraciones de los fieles, en las misas de Juan Ignacio Varas en el AEI (Asilo de enfermos incurables) de Guayaquil, a la que asistimos como familia durante muchos años. Él siempre pedía por los que no encuentran un sentido a la vida. Y ese es el mayor sufrimiento que puede enfrentar un ser humano, no tener un por qué, ni un para qué. No amar a nada, ni a nadie, especialmente a sí mismo.

1 comentario

  1. Gracias mi querida Lily.!!!…
    Cuando se escribe lo que dicta el corazón y procesa el cerebro, se logran los resultados que tu sentiste en el acto y que ahora viertes en este hermoso comentario.
    Un afectuoso abrazo que ratifica nuestra amistad de casi tres generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×