25 mayo, 2024

IPAC: Setenta Aniversario

En el año de 1947, fue fundado el Instituto Particular Abdón Calderón; por el profesor Abelardo García Arrieta, esto es, hace 70 años. (Bodas de Titanio). Su Patrono, es el “Héroe Niño”, el Tnte. de Caballería y abanderado de los ejércitos del Libertador Simón Bolívar, Abdón Calderón Garaicoa, héroe del Pichincha, con cuya acción heroica en la batalla, en las faldas del volcán Pichincha, frente al ejército Real, el Mariscal Antonio José de Sucre, selló, la independencia del país, de la Corona de España, como lo ilustran dos grandes murales en el sector de la Dirección General del plantel.

El profesor Abelardo García Arrieta, fue un referente de su época en materia educativa, quien como profesor primeramente, y como Director del I.P.A.C., después, no solo se preocupó, por transmitir a sus alumnos, una excelente enseñanza, sino, de insuflar en sus profesores, personal administrativo, padres de familia y alumnos, el amor a la Patria, que en aquellos tiempos, el pueblo ecuatoriano, y especialmente el Guayaquileño, no se recuperaba del dolor de la invasión peruana del año 1941/2, la toma de las provincias de El Oro, y Loja, el bloqueo del Golfo de Guayaquil, y la firma del Protocolo de Río de Janeiro, que legitimó las pérdidas territoriales del país, por décadas, que significaron una reducción, en total, de un millón de km2 de territorio y del gran Río Amazonas.

Recuerdo, que todos los días viernes en la mañana, había la reunión de los alumnos mayores, de 4to., 5to. y 6to., grados, donde el profesor García, nos hacía rezar las Letanías -que se las sabía de memoria- y al inicio de semana todo el plantel cantaba la canción: “Patria”, Tierra Sagrada, de honor y de hidalguía, que fecundó la sangre y enalteció el dolor. Cómo, me enorgullese poder llamarte mía, mía, como mi madre, con infinito amor……..” y por supuesto, (los viernes), las novedades, sobre los buenos y mejores estudiantes y la entrega de la famosa “libreta de calificaciones” -de entrega semanal-, que tenía que ser devuelta el lunes siguiente, firmada por el padre, o él o la representante del alumno, y además, los consejos y valores, para honrar a nuestros padres y a la familia.

El IPAC, fue creciendo de a poco. Se inició con 7 alumnos y su 1er local, (alquilado), estaba ubicado, en la calle Boyaca y P. Icaza, edificio de propiedad de la “Sociedad Hijos del Trabajo”. Una casa de madera, compuesta de Planta Baja y 1er piso, (donde funcionaba el IPAC), con amplios patios interiores, de cemento, para los recreos.

La primera alumna, en matricularse, fue mi hermana Ana Rosa Calderón de Correa Bustamante, (+), por esta circunstancia, el I.P.A.C., se convirtió en escuela mixta, hasta la presente fecha.

Me tocó asistir a ese local, en en su último año de permanencia en el mismo, a Preparatoria, a cargo de la Sta. Maria Luisa Garcia Arrieta, hermana del profesor García. De ese local, pasó el IPAC, al Edificio de la esquina de Lorenzo de Garaicoa y Víctor Manuel Rendón, de 3 pisos altos, de cemento armado. El 1°y el 2do., lo ocupábamos los alumnos, y el 3er. piso, la familia García-Calderón.

Tal era la fama de buen educador del Profesor García, -él estudió y se formó de maestro, desde muy jovencito, en el plantel educativo de los Hermanos Cristianos de esta ciudad de Guayaquil-, que, los padres de familia, al matricular a su(s) hijo(s), en el IPAC, le decían: “Señor Garcia, aqui le entrego a mi(s) hijo(s), edúquelo(s) e incúlquele(s), amor a la patria y sentido de obediencia y de respeto a sus padres”.

Luego, el local de Victor M. Rendón, quedó estrecho. Fue entonces, cuando el profesor García, se animó a construir su propio local, ubicado en la calle Hurtado, entre Esmeraldas y Mascote. Edificio, de 4 plantas, de cemento armado, y amplias áreas para la recreación y el deporte. Actualmente funciona ahí, el Conservatorio de Música “Antonio Neumane”.

Cuando se construyó ese edificio, yo, ya había terminado la primaria. La secundaria del I.P.A.C. todavía no se fundaba. Luego pasaron a un nuevo edificio, sobre la Av. Kennedy, frente a la Facultad de Medicina, de la Universidad de Guayaquil. Las protestas y disturbios de los estudiantes universitarios y su dispersión con gases, de la PP.NN., en esa época, los obligó a trasladarse a la zona de la Puntilla, del Cantón Samborondón, donde se mantienen en la actualidad.

Se ha conformado un “Comité de Honor”, exclusivamente con ex alumnos del plantel, para la organización y celebración de este especial aniversario, del cual tengo el privilegio de ser uno de sus miembros y uno de sus dos Secretarios.

Comité de Honor, que está presidido por el Dr.Alfredo Palacio González, (ex Presidente de la República y primer alumno matriculado en el plantel). Son sus miembros:

Dr. Alfredo Palacio González. Presidente.
Dr. Heinz Moeller Freile.
Ing. José Macchiavello Almeida.
Dr. Iván Castro Patiño.
Ing. Iván Correa Calderón.
Dr. Edgar Lama Valverde.
Ing. Iván Rodríguez Ramos.
Rvdo. Padre Fernando Barredo Heinert.
Econ. Eva García Fabre.
Sr. Antonio Kure Massuh y Ab. Sucre Calderón Calderón. Secretarios.
El Dr.Giovanni Ingarévalo: Prorector, es el Coordinador General del Evento.

Los actos protocolarios y las comunicaciones, están a cargo del área de Relaciones Públicas.

El Dr. Abelardo García Calderón, es el Director General del Plantel y creador de la Secundaria.

Entre los actos y peticiones que este ”Comité” solicitará a las Autoridades, consta el siguiente: La creación de la Plaza de la Educación, que lleve su nombre, como un homenaje póstumo de la ciudad, donde se creó el IPAC y se formaron y educaron miles de guayaquileños.

Dos Actos muy importantes para el Ipac, se realizarán el próximo mes: La Misa de Acción de Gracias, el 4 de agosto (martes), del 2017 a las 10H00, en el Plantel, con alumnos, padres de familia, profesores, nivel administrativo y “viejos” profesores, y el dia 8 de agosto (viernes) del 2017, la Sesión Solemne, a las 10 a.m., también en el IPAC.

El Plantel, ha invitado a las más Altas Autoridades del país, de la provincia del Guayas y de las ciudades de Guayaquil y Samborondón.

El “Comité de Honor”, ha sugerido, varios Actos Conmemorativos, a las principales autoridades nacionales, provinciales y locales, para destacar y perennizar la memoria del profesor Abelardo García Arrieta.

Sería un acto de justicia y de reconocimiento a quien dedicó su vida, a tiempo completo, a educar a cientos y miles de alumnos que se formaron en sus aulas.

Termino este resumen de la vida del IPAC., parafraseando al Profesor Dr. David Samaniego Torres, que en su columna semanal, publicada en El Universo, edición del 28 de Junio del presente año; nos dice: “…. Ser maestro tiene complejidades y bondades. Complejidades: Que difícil asistir a la transformación de un infante hasta verlo convertido en hombre. Que hermoso y bondadoso estar cerca de jóvenes vidas e inspirar en ellas valores, ejemplos, a más de conocimientos indispensables para adentrarse en el mundo que les espera. Eso fuimos y somos los maestros”…

Debemos ser gratos con nuestros maestros, en todos los niveles de nuestra formación y enseñanza. Su labor para con nosotros sus alumnos, no tiene precio. Sólo queda para ellos, expresarle nuestra gratitud, que es lo que realmente aspira expresar este “Comité de Honor”, con el Profesor Abelardo García Arrieta, con la celebración de este aniversario institucional.

Bien por el IPAC.

Artículos relacionados

¡Al maestro, con cariño!

Cuando me preguntan sobre los maestros que marcaron mi vida no puedo olvidar de mencionar a mi señorita Violeta, mi maestra de preescolar y primer grado. Es una representación mental que quedó […]

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×