25 mayo, 2024

¿Demagogia o Alzheimer? (4)

(“SI, pero….”)

Como lo indique, transcribo textualmente la parte pertinente del escrito del Ab. León Roldós, correspondiente a: “El si, pero…” de Lenin, que dice así:

“Conozco a Lenin Moreno, desde la época de Mahuad, yo entonces era diputado nacional.
Siempre hábil y jocoso.

Podría patentar la frase “sí, pero….”, respecto a acciones y decisiones del presidente Correa. También ante propuestas de opositores.

El desarrollo del “pero…” es lo que queda pendiente.

¿Cuán profundos son los “pero…” de Lenin?, creo que ni él los ha definido.

Por eso se dice que el presidente Correa tiene a Jorge Glas como una especie de seguro para sus exigencias.

Después de esa especie de beca con costo millonario, por normativa especial que para él dictó el gobierno del presidente Correa, para su estancia en Ginebra, en calidad de enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas sobre Discapacidad y Accesibilidad, en el 2014, sin remuneración, el Gobierno intenta justificar el costo asignándole como logros decisiones y acciones de Naciones Unidas como las relativas a los sismos del 2016. “Sin Lenin no se hubiese recibido la cooperación de Naciones Unidas” se ha dicho. ¡Qué falta de respeto para las decenas de funcionarios, desde embajadores hasta otras funciones, haciendo aparecer que sin Lenin no habrían podido obtener que se concrete la cooperación del organismo internacional!

Ahora salta lo de los contratos de entidades del sector público con la Fundación Eventa, de él y su familia, por decenas de miles de dólares, auspiciando así sus conferencias y actividades, como la del tema “Ser amable es fácil, divertido y productivo”.

Aclara Lenin que ni él ni sus familiares han percibido un centavo de todo ese dinero, sino que los recursos se han direccionado a sectores sociales que requerían programas de ayuda.

Ofrece Lenin una explicación que deberán prepararle. Mucho más sencillo es entregar a conocimiento de la ciudadanía los informes y los estados financieros que año a año hasta el 2015 han presentado a la entidad de control y al SRI, para que siga funcionando la fundación. Eso sería dar con una “piedra” en los dientes a sus críticos.

Lo que recién vaya a elaborarse parecerá ajustado a las conveniencias electorales.”

Para vuestra reflexión, pueblo ecuatoriano.

Artículos relacionados

El séptimo Rafael

Es el título del libro biográfico de Rafael Vicente Correa Delgado que nos entregan Mónica Almeida y Ana Karina López, dos destacadas periodistas que han investigado descarnada y crudamente los 54 años […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×