17 mayo, 2024

¿Y ahora poderoso solitario?

“La luna quiere ser tierra, la tierra quiere ser sol, el sol anhela ser vía láctea, la vía láctea quiere ser todos los universos…y así infinitamente quien aspira, quiere ser como la imagen de su admiración de poder.

¿Qué aspira el poderoso con respecto a su sucesor? Muy pronto, apenas semanas y días nuestro amado guía supremo dejará de ser el más grande de los grandes, el perfecto de todos los perfectos, el magno, el indiscutible, la más poderosa voz y voluntad que obedecemos todos incluyendo plagas extraterrestres y plagas medievales. Muy pronto entregará el poder. ¡Qué tragedia verlo caer, salir, dejar el poder que tanto vociferó! Lideró. Alegró!

Muchos ese luminoso día nos sentaremos frente a la tv y estaremos atentos a la radio para verlo y oírlo dar su discurso final, ver que es cierto que se va, y con él se van las sabatinas, su risita congelada, sus estrafalarios diseños, su verdadera posesión de la verdad, adiós su única palabra, ya no escucharemos sus odios o temores a la prensa corrupta. Escucharemos los aplausos y rodaran las lágrimas de sus fanáticos, de los tristes porque quedan en orfandad de autoridad, en abandono porque ya no va a estar, ni hoy, ni más tarde, ni mañana…

Hasta que regrese, con más fuerza y beligerancia. Porque vendrá porque él se ve como único, benevolente, magnifico. Sí, puede ser que regrese pero antes va a tener que estar afuera y fuera del poder, no como ahora, que él es todo el poder y todos los poderes. ¿Qué pasará cuando ya no sea el mandamás? y como el tiempo es caprichoso, indómito e indescifrable puede también que nunca regrese al poder y desde luego tampoco regrese su risita misteriosa ni sus camisas de adefesio y manchadas por el sudor de las malas intenciones.

Mientras escribo estoy saboreando mangos. Maduros, jugosos, en su punto. Ni verdes ni podridos. Así es el momento: exacto, matemático, trae su propia memoria y lenguaje. Poderoso tiempo que lo trajo y ahora se lo lleva del poder. Porque quizás lo hayan convencido que con quien viene todo está ya conjugado, amarrado, acordado y santificado. Puede ser y también ser una ilusión. La política es un mundo de traiciones y donde manda quien ha sido elegido para mandar. En política no existe obediencia ciegas sino conveniencias. ¿Qué será lo conveniente con quién fue? Fue pero no es. Se trata de las reglas de juego: él las impone mientras sea el dueño de la pelota, pero ya habrá otro dueño y otras reglas.

La política es efímera. La vida es rara, sin forma, no es recta ni lineal. Nadie sabe para dónde va la vida como energía cósmica. “Sólo sé que nada sé”. Sólo sé que así como Usted se divirtió puede ser que Usted, poderoso aún, pase a ser motivo de diversión para él que viene. Quizás ese sea el único acuerdo que va unir a muchos: divertirse con quien hoy se divirtió con todos. “Te divertiste con todos nosotros, ahora verás cómo nos divertiremos contigo”, dice un graffiti pintado en la puerta de salida de la revolución del cementerio.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×